Histórico
12 octubre 2011Jose David López

Euro 2012: Cinco momentos de la noche definitiva

Estonia: La grandísima sorpresa

Todos miraban a otras selecciones que tenían la etiqueta de revelaciones en esta fase de clasificación y el haber jugado su último partido la semana pasada, restaba opciones reales a los estonios. Sin embargo, y mientras jugaban un amistoso de preparación ante Ucrania, Estonia se metía en la primera fase de play-off de su historia, rompiendo reglas, estadísticas y previsiones pues Serbia podía haberla dejado fuera sumando sólo tres puntos en los dos últimos choques, algo que increíblemente, no sucedió. Y es que sin participar en la última noche europea, aunque aprovechando una fase espléndida donde ha sido capaz de sumar 16 puntos, vencer a la propia Serbia en Belgrado hace meses con un sólido 1-3 y hasta haber caído contra la débil Islas Feroe, Estonia se mete en el sueño por el cupo continental 2012.

Bosnia se atrevió y Francia lo salvó

Nunca superó el ambiente que tenía preparado Saint Denis al combinado balcánico. Nunca la hostilidad creada en el escenario galo condicionó el partido por excesiva tensión bosnia. Sin embargo, la hombrada que empezó a cosecharse en una estupenda primera mitad, atrevida y entusiasta de Bosnia, no iba a obtener el premio deseado. Un golazo de Dzeko a media vuelta desde la frontal, ganando la acción por corpulencia y definiendo como uno de los grandes rematadores del panorama actual, truncó la serenidad de los de Laurent Blanc hasta ese momento.

Porque tras el tanto, Bosnia desapareció, Francia dio varios pasos adelante, desde el banquillo llegaron impulsos creativos y logró liberar a sus grandes individualidades. Una segunda parte de ensueño de Menez, desequilibrante como pocas veces, fue debilitando la confianza balcánica hasta que en una acción desafortunada para Spahic, que se dejó ganar la posición e una jugada que parecía aislada pero que Nasri acabó reproduciendo en penalti. El zaguero soltó la pierna de manera inútil y truncó al galo, que decidiría por sí solo el choque superando a Begovic desde el punto de penalti. Una noche larga y sufrida, pero con premio para una Francia que nunca estuvo cómodo y que sigue en periodo de reconstrucción.

Pesadillas para Serbia y Armenia

Hace ya cuatro días que Serbia conocía sus obligaciones tras no haber cumplido con la lógica en sus últimos partidos. Su principal rival para la repesca era una milagrosa Estonia que no tenía partido este martes con lo que su deber obligatorio era vencer en Eslovenia. Sin embargo, en Maribor y sin nada en juego para los locales, la pesadilla serbia acabó consumiéndose como una historia de continuos impedimentos (1-0). Nada empezó bien pues la motivación no parecía ser suficiente en los hombres de Petrovic. Fueron capaces de verse sorprendidos por un centro absurdo a balón parado que acabó increíblemente en gol tras fallo grotesco de Jorgacevic, errar un penalti a cargo de Vidic para haber tomado fuerza (quien pensaría que el central era el más adecuado) y hasta fallar dos mano a mano clarísimos para quedar en evidencia. Serbia, nación principal y raíz de la ex Yugoslavia, queda fuera y a la repesca entran sus ‘hermanas menores’, Montenegro y Bosnia.

Mismos pasos grises fue encadenando en la noche de Dublín la selección de Armenia. La ‘machada’ era una historia demasiado bonita para una selección tan humilde y acabó encontrándose con la realidad de manera cruel. Una acción puntual donde Iturralde González señaló expulsión del portero Berezovski por manos fuera del área que no fueron tal. Es más, en esa acción, Cox sí había controlado previamente de manera ilegal. Eso rompió el choque pero, más allá de suponer un golpe enorme, Aleksanian marcó el gol en propia puerta más absurdo de los últimos tiempos. Con ese ‘mazazo’ e incapaz de sobreponerse, Dunne sentenció y el gol testomonial de Mkhitaryan no pudo llevarlos a sueño de los play-off. Irlanda sí estará.

Suecia y Turquía sobre la bocina

La tarde en el mítico Rasunda de Solna siempre es apetecible para ver fútbol pues el escenario ha vivido enormes momentos de la historia del deporte rey. Este martes unió a ellos la clasificación de Suecia para la fase final como mejor segunda selección clasificada de todos los grupos y lo hizo merecidamente al vencer a una selección de Holanda que no conocía la derrota hasta hoy desde que cayera en la final del Mundial de Sudáfrica. Ambicioso y motivadísimo, el cuadro escandinavo no pensó jamás en titubear en sus intenciones y Kalsstrom mostró el camino. Sus debilidades defensivas, pese a todo, le dejaron en evidencia. Un testarazo de un Huntelaar que sigue su relación con el gol y Kuyt, aprovechando rechace de Isaksson, dieron la vuelta al marcador. Pero la fuerza del Rasunda iba a surgir en el momento más tenso. Con los suecos volcados al quedar fuera del cupo europeo, un penalti por manos de Mathijsen, permitió igualar a Larsson y justo después, Toivonen llevó a la red un balón dividido. Los suecos volverán a una fase final.

Por su parte, los otomanos tenía todo de cara. Era previsible una victoria alemana sobre los belgas que les abriera la segunda plaza de su grupo. Sin embargo, les costó sangre, sudor y lágrimas, acceder a los play-off, ganando por la mínima a Azebaiyan. Un pase en profundidad de Selcuk İnan, que acababa de salir al césped como solución de emergencia de Hiddink, no tardó en dejar clara su calidad, asistiendo a Burak Yilmaz, que definió para dar el gol de la clasificación en un partido que, pese a todo, mostró enormes debilidades turcas. Turquía estará en la última repesca.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche