Histórico
16 septiembre 2011Jose David López

Leandro Damiao: Brasil ya tiene goleador

Colecciona talento, fabrica ingenio y últimamente incluso líderes caracteriales. Una industria incansable basada en barriadas donde la pelota es el sueño cada anochecer y donde la cancha dignifica la vida por unos colores, los de la selección brasileña. No hay en el mundo un país que pueda reciclarse futbolísticamente con tanto encanto, que elimine sus desgracias con extrema facilidad o que plasme mejor el sentir de su sociedad sobre aquellos a los que vanagloria diariamente. El fútbol brasileño se acostumbró a perder a sus jóvenes estrellas, a reinventarlas hasta brillar más que el anterior y a auto-blindarse de los ataques indiscriminados de los clubes más poderosos del planeta.

Y en tiempos donde la llegada de Mano Menezes al cargo de seleccionador ha revitalizado el amor por el futbolista del Brasileirao (al que se da prioridad sobre el que emigró a Europa) y la mejoría financiera del gigante sudamericano permite salvaguardar sus promesas con nóminas impensables hace unos años, siguen surgiendo iconos. El último de todos ellos, tiene la intención de acabar con la crisis de delanteros que padece la canarinha en los últimos tiempos y que ha dejado su ariete referencia un ataque acostumbrado a ser referencia mundial. El ambicioso reto pertenece a Leandro Damiao.

Un delantero de enormes cualidades y que ofrece incontables alternativas. Potente para desenvolverse con espacios, veloz para aprovechar las contras, versátil porque sabe salir de zona y sacar a su marcador y, sobre todo, un fenomenal rematador. Incontables registros a la hora de definir acompañados de un enorme talento técnico, lo que le permite sacar todo su potencial en situaciones inaccesibles. Está en un momento de forma increíble que, por otra parte, premia una carrera muy corta pero llena de sobresaltos hasta alcanzar un éxito que ya posee a nivel nacional y que pronto, muy pronto, le llevará a ser intocable en la selección pentacampeona del mundo.

Curioso resulta ahora ver como su carrera empezó a una edad poco habitual en la actualidad y más extraño aún en un país tan futbolístico. Y es que el primer paso serio de Leandro comenzó con 17 años, cuando una tarde su padre le hizo probarse en el modestísimo Atlético Ibirama, el equipo de primera división de la liga de Santa Catarina (equivalente en España a un quinto-sexto nivel). Superó aquellas sesiones y como club humilde, la misión fue encontrarle ubicación que proporcionara beneficios económicos rápidos a quienes había encontrado milagrosamente aquél valioso regalo. Sin embargo, durante dos largos años, Damiao no logró afianzarse en tres cesiones a clubes de la zona igualmente sedientos de promesas de valor (XV Octubre, Marcilio Dias y Cidade Azul fueron sus tres equipos de préstamo). Fue la peor época pues pese a haber ascendido hasta la Serie C, no tenía regularidad y, además, ni tan siquiera actuaba de delantero, sino de volante.

En 2009, de nuevo en Ibirama tras cesiones sin suerte, participó en un campeonato regional de bastante importancia a nivel de ojeadores y, mostrando su carácter, pidió a su entrenador ser delantero. Acabó el campeonato como máximo goleador con ocho tantos, llamó la atención a algunos especialistas de clubes superiores y cuando a Sandro Glatz (empresario de la zona), le llamaron desde Porto Alegre para decirle que los juveniles del internacional, estaban buscando un punta, no tuvo dudas, acababa de ver a Damiao. Un video con seis goles de aquél torneo, convenció a la directiva de un InterPA que aún celebra hoy aquella llamada improvisada.

Llegó nuevamente cedido, como prueba inicial, pero tras jugar el Gauchao junior y la copa juvenil de 2009, el Colorado fue campeón con Demoniao (apodo que empezó a recibir cariñosamente) como estrella ofensiva. Pasó al filial más importante del club semanas después, cuando decidieron adquirir en propiedad al delantero que estaba llamando a las puertas de Celso Roth (entonces míster del primer equipo), que tardó apenas dos meses en hacerlo debutar. Un golazo clave ante Chivas en la Libertadores, (ver video) le proporcionó el respeto global y al iniciarse el nuevo curso, Damiao ya lucía el 9 en la espalda con la intención de ser la nueva estrella rematadora de PA.

Desde entonces, todo éxitos. Máximo goleador del Gaucho 2011, debut con la selección, estrella en la Recopa Sudamericana 2011 y un total de 39 goles en lo que llevamos de temporada. Una chilena letal ante Flamengo hace unas semanas (ver video arriba), nuevas convocatorias con la canarinha y una ya conocida como espectacular ‘lambretta’ en el último amistoso ante Argentina, lo han terminado de colocar como una de las estrellas del fútbol actual a sus 22 años. Brasil ya tiene 9 y Europa, nuevo deseo.

Todas las Jóvenes Promesas del Mercado

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche