Histórico
14 septiembre 2011Francisco Ortí

La ‘sutil diferencia’ de Phillip Lahm

Desde que Alemania albergó el Mundial en 2006 su fútbol está disfrutando de una dulce evolución. Sus aficionados acuden en masa a los estadios, la Bundesliga es un ejemplo de igualdad y salud financiera, y sus equipos cada vez tienen mayor presencia en los últimos escalones de las competiciones europeas. El gran beneficiado de estos cambios es la selección alemana. La Mannschaft ha roto con su pasado para convertirse en un equipo que destaca por su frescura, calidad técnica y talante ofensivo. Todos esos valores se personifican en su capitán, el jugador del Bayern de Munich, Phillip Lahm.

Lahm es el capitán de la selección germana y del mayor club del país, ha sido distinguido con un premio a la tolerancia gracias a su lucha por erradicar la homofobia del mundo del fútbol, y algunas voces -Oliver Kahn entre ellas- le critican por no mojarse en sus opiniones y cuidar su imagen personal por encima del club bávaro. En definitiva, Lahm está considerado como el niño bueno del fútbol alemán. O, al menos, lo era. Y es que el lateral ha roto con la imagen que existía de él con la explosiva autobiografía titulada ‘La sutil diferencia’ que ha escocido y mucho en Alemania.

En su libro, Lahm realiza un agresivo repaso a todos los entrenadores para los que ha trabajado y la mayoría de ellos no salen bien parados. “Con Klinsmann no íbamos a ningún lado, la temporada se limitó a reducir los daños hasta su despido”, escribe sobre Jurgen Klinsmann. De Felix Magath señala que “sus trucos dejan de funcionar pronto”, mientras que considera que los técnicos como Louis Van Gaalque solo hablan con los jugadores para impartir órdenes pertenecen al pasado”. Aunque el más perjudicado de todos es Rudi Völler, de quien Lahm critica “la ligereza de sus entrenamientos” y recuerda que “la regla de esa selección era la despreocupación”.

El actual seleccionador alemán Joachim Low ha sido el único que ha escapado indemne de la afilada pluma de Lahm y, sin embargo, es quien peor ha reaccionado. “No me han gustado algunas de las cosas que ha dicho. Tendré una charla privada con él para aclararlo todo“, confesó Low. Estas palabras del técnico germano han desatado los rumores de que Lahm podría perder la capitanía en Alemania e incluso su puesto en la convocatoria, mientras que otros destacan la “falta de decencia” del jugador y apuntan que sus palabras también deberían provocar un castigo en el Bayern de Munich. Asustado por las consecuencias que estaba acarreando su autobiografía Lahm se apresuró a pedir disculpas, pero el daño ya estaba hecho.

Lahm afronta pues una temporada en la que deberá jugar con distintas reglas. Ha perdido su disfraz de chico bueno para desenmascararse como un jugador conflictivo que ve como peligra el status que le otorga el brazalete. Se ha convertido en la antítesis de sí mismo y eso se refleja incluso sobre el terreno de juego. De hecho, Juup Heynckes le ha cambiado de banda esta temporada. Lahm está acostumbrado a jugar por el carril izquierdo con Alemania, mientras que en el Bayern actuaba por la banda derecha. Sin embargo, hasta eso ha cambiado. Con la llegada de Rafinha al Allianz Arena, el flanco izquierdo de la zaga se ha convertido también en el habitat natural de Lahm con los bávaros.

Este miércoles (20.45 horas) el Bayern de Munich iniciará su participación en una nueva edición de la Champions League, con su capitán envuelto en polémica. Los muniqueses visitarán al Villarreal para romper su mala racha en España donde no ganan desde hace diez años y Lahm tratará de reencontrarse consigo mismo, si es que alguna vez fue realmente el chico bueno que aparentaba. El Madrigal descubrirá la nueva versión de Phillip Lahm. Por fuera puede parece el mismo, pero hay ‘una sutil diferencia’.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche