Histórico
29 septiembre 2011Jose David López

Europa League: Rennes-PSG, la amenaza francesa

PSG: París ya tiene protagonismo y crack

La embaucadora escenografía de la noche parisina, necesitaba un toque definitivo, la de un equipo que recupere el gusto por el virtuosismo futbolístico. Sheikh Tamim bin Hamad bin Khalifa Al-Thani, puso la materia prima traducida en euros. El príncipe qatarí introdujo en el fútbol francés una de sus empresas más poderosas, Qatar Sports Investments, para la difusión del campeonato galo en el mundo árabe y asiático. Ese movimiento financiero suavizó la crisis global reinante en los clubes y fue la primera piedra para que Al-Thani asaltara un referente de la capital parisina, el PSG. Pagó 50 millones de euros, asumió 30 millones más de deuda acumulada y ya ha invertido 90 millones ‘extras’ en reforzar un equipo que en semanas ha revolucionado el mercado internacional. Además, asumiendo su ignorancia dentro de este mundo, puso en el mando a dos referentes de su confianza, Nasser al-Khelaïfi, un empresario que ya es presidente del club, y Leonardo, que dejó los banquillos italianos para convertirse en director deportivo.

El primer reto es conseguir reinar de nuevo en el fútbol nacional y, para ello, el PSG ha transformado la realidad de una Ligue 1 donde ya se aprecian sus cambios. Después de muchos años en el ostracismo y hasta luchando por no descender, el Parque de los Príncipes, vuelve a ser epicentro de altas emociones. Llegaron a base de talonario jugadores de perfil medio-alto pero con experiencia y margen de progresión como Sirigu, Bisevac, Matuidi, Jeremy Menez, Kevin Gameiro, Lugano y, desde luego, el gran líder del proyecto, Javier Pastore. El argentino recuerda a otros enganches que tuvieron presencia mundial en París como Raí o Ronaldinho, tiene la responsabilidad y presión de haberse convertido ya en el fichaje más caro de la historia de la Ligue 1 y su arranque ha sido más que satisfactorio.

La presión de este gran proyecto la tiene su técnico, Antoine Kombouaré, al que le exigen volver a ser gigante en Francia y que sabe que la prioridad no está en esta Europa League de momento. Sólo así se explica que haya dejado en París a dos de sus estrellas clave, los ya citados Menez-Gameiro. Se espera alguna rotación más, pero una vez más la balanza la puede romper Pastore, que estará actuando como enganche. Sin Hoarau, lesionado, el turco Erding será el único delantero del equipo, con Douchez en la portería (es el suplente de Sirigu pese a haber llegado como estrella este año) y el brasileño Nené como principal amenaza en banda izquierda. Un once con rotaciones, moldeado respecto al más poderoso pero que, tras ganar en su primer partido, quiere encarrilar su fase de grupos aprovechando el momento dubitativo del Athletic.

Rennes: Progresión, velocidad pero no prioridad

Patrick Le Lay, presidente del Rennes, no tuvo ningún reparo la semana pasada al afirmar que, ante todo, la Europa League no es una prioridad para su club esta campaña. De tal manera, la participación del club bretón será competitiva y noble, pero jamás 100% real respecto a su verdadero potencial. Unas declaraciones que son cada vez más prolíficas en esta competición que nadie parece desear hasta últimas instancias pero que en los últimos tiempos siempre ha dejado alegrías y crecimiento real sobre aquellos que logran levantar el título. Curiosamente, el Rennes es un ejemplo ideal de progresión en el fútbol francés, que ha visto como se ha convertido en la última década en una alternativa a los candidatos y una institución que trabaja en silencio para seguir minimizando el margen respecto a los clubes con mayor capacidad.

La clave del club es la apuesta realizada hace tres años con Frederic Antonetti, un técnico caracterial, disciplinado y generalmente agresivo en sus planteamientos, que ha sabido dar su toque a una plantilla que ha pasado a ser realmente competitiva desde su llegada. Mucho físico debido a la fortaleza de hasta 11 jugadores con origen africano, una cantera convertida ya en referente del fútbol galo, premiada los tres últimos años como tal (suele llegar muy lejos en la Copa Gambardella de juveniles) pero que sigue siendo exportador, pues de la Route de Lorient han salido últimamente muchos de los traspasos más mediáticos del campeonato (Gourcuff, Cech, Briand, Kallstrom, Mbia, Fanni…). Una mecánica fuera del césped que lleva hasta 10 canteranos actualmente en su plantilla y que tiene un estilo muy definido, jugando siempre con vocación ofensiva, extremos abiertos en banda, un mediapunta y un solo delantero. Mucha verticalidad, velocidad en tres cuartos de campo y defensa rígida, quizás uno de sus principales problemas.

Aún así, se espera un once con muchas alternativas y cambios respecto al que sería el de gala. Antonetti sabe que la prioridad es luchar en Ligue1 y además arrastra numerosas bajas en la línea defensiva, que será totalmente improvisada con hasta cuatro bajas importantes. A ellos se podrían sumar decisiones para rotar, que dejarían a Feret (enganche estrella) o Mvila (mediocentro y líder del equipo) en el banquillo. Si se cumplen estos pronósticos, tomarían importancia jugadores desequilibrantes y directos como Pitroipa (fichaje estrella de la campaña) o Kembo Ekoko en las bandas. Igualmente, el punta sería Montaño pero en esta dinámica, seguramente entre el marroquí Hadji. Un rival peligroso aunque mermadísimo por sus aspiraciones ligueras y por las bajas.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche