Histórico
21 septiembre 2011Francisco Ortí

David Silva y su doble realidad

En mi época de estudiante uno de mis profesores explicó la historia de Santo Tomás de Aquino. Sus compañeros le apodaban “el buey mudo” por su parquedad de palabras, pero un día, uno de esos compañeros leyó los apuntes de este joven estudiante y se los presentó a su profesor, San Alberto. Al leerlos, éste le dijo a los estudiantes: “Ustedes lo llaman el buey mudo. Pero este buey llenará un día con sus mugidos el mundo entero“.

David Silva, al igual que Santo Tomás de Aquino, es parco en palabras. No se prodiga demasiado en los medios de comunicación, concede contadas entrevistas y habla poco, pero cuando lo hace es para que sus palabras resuenen con fuerza. Este martes ha sido una de esas veces. En una entrevista con el diario As, el canario ha confesado que se siente un actor secundario en la Selección española y que Vicente del Bosque no confía en él.

No cuento con la confianza del seleccionador. Cuando fui la única víctima de la derrota contra Suiza, pensé que se podía tratar de un estado de forma, pero después, las críticas hacia mi rendimiento siempre han sido buenas, aunque no lo suficiente para que el entrenador confíe en mí“, reconoció sin tapujos Silva en la entrevista publicada por el diario As, recalcando que el seleccionador no le había dado ningún tipo de explicación por sus reiteradas suplencias.

Su oscura realidad en la Selección española contrasta con la que vive en el Manchester City, donde es un ídolo absoluto. Silva es el hombre que mueve a los citizens, el encargado de hacer funcionar al equipo y ni siquiera la llegada de Samir Nasri este verano ha conseguido eclipsar su figura en los planes de Roberto Mancini ni en los corazones de la afición. El Etihad Stadium le tiene absoluta devoción y el canario está liderando al equipo a vivir uno de los mejores momentos de su historia.

Silva ha evolucionado su juego desde que se mudó a Inglaterra y mejorado como jugador. El canario siempre ha sido un futbolista de otro nivel, repartiendo asistencias imposibles y conduciendo el balón siempre pegado al pie izquierdo, pero su magia se disipaba cara a puerta. En el Manchester City ha corregido esta dinámica para añadir el gol a su abanico de habilidades. Silva ha sabido adaptarse al fútbol británico y al juego de los citizens, y aparece en el área con frecuencia para aprovechar los espacios que genera el poderoso ataque con el que cuenta el equipo entrenado por Roberto Mancini.

De este modo, resulta paradójico que un jugador que fuera indiscutible para Luis Aragonés en la Eurocopa del 2008 y que ha evolucionado en su juego desde entonces se vea relegado a un segundo o tercer plano en los planes de Vicente del Bosque. Y más, después de que siempre haya ofrecido un buen rendimiento cuando el seleccionador ha tirado de él. A la espera de recibir una explicación de Del Bosque, el buey mudo ha mugido con fuerza. Silva también quiere ser protagonista también en la Selección española. Condiciones no le faltan.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche