Histórico
15 septiembre 2011Santi Retortillo

Celtic de Glasgow: La decadencia de un país

12:45 horas de cualquier sábado liguero en Escocia. Los equipos encargados de abrir la jornada saben que la audiencia  del enfrentamiento de la Scottish Premier League es un filón para las televisiones, los aficionados y muchos futbolistas que aspiran a dar el salto a una escuadra o un campeonato mayor. El sueño de los pequeños es vencer a Celtic y Rangers, mientras que los grandes ven casi utópico hacer algo en Europa. El problema actual del fútbol escocés se ve en las competiciones continentales y cada año se acrecienta y convierte en más sangrante. El Rangers, campeón, cayó en la Champions League frente al Malmö y ante el Maribor en la Europa League para quedarse fuera de Europa. El mismo camino siguieron el Hearts, Dundee United y el Celtic, que tampoco se agarraron al clavo del segundo torneo del Viejo Continente.

No podía haber algo más deprimente para el fútbol escocés que verse sin representantes en pleno mes de agosto dando otro síntoma latente de la caída en picado irremediable. La fortuna, el azar o el buen tino de su directiva ha hecho que el Celtic esté en la Europa League tras la alineación indebida de los suizos del Sion, que dejaron en la cuneta al equipo católico tras caer en el enfrentamiento en tierras helvéticas por un claro 3-1 vergonzoso.

Más pendientes de los despachos que del césped, el Celtic, y todo el fútbol escocés, podrá sentarse entre semana con algún tipo de interés para vivir la segunda competición continental y con la obligación de un buen resultado para no seguir cayendo en una clasificación de la UEFA en la que ya son decimoséptimos (dos puestos menos que en 2011) y han perdido sus dos plazas Champions por una en el ya iniciado curso futbolístico.

Suiza, Austria o Chipre están por encima de Escocia, mientras que la República Checa, Croacia o Bielorrusia (todas por detrás) pueden ser una serie amenaza al tener representación en la Champions League 2011-2012. Y el Celtic, tras la lotería de echar al Sion en los juzgados, tuvo que aguantar la dureza de un grupo con el Atlético de Madrid (su debut hoy a las 21:05 en el Vicente Calderón), Udinese y Rennes en el que parten como claros candidatos a ser colistas y que el viaje de los católicos sea efímera por la Europa League.

Las estrellas de este Celtic no pasarán a la historia, por lo que el Atletico debería sacar del campo por la vía rápida a los católicos, que se agarrarán a Stokes, Ki Sung-Yong, Samaras o el recién fichado Mohamed Bangura. Poco gol arriba y carencias atrás para completar un bloque que dirige el norirlandés Neil Lennon en una Europa League que estarán  de prestado por la rocambolesca historia del Sion.

No podía ser de una forma tan extraña, poco elegante y triste para la competición que el Celtic esté dentro por errores ajenos, precisamente lo opuesto a lo que ha pasado en Escocia durante el último tiempo. Errores propios para seguir cayendo dentro del escalafón europeo. Y en el Vicente Calderón se puede vivir otro episodio negro para el Celtic, Escocia y la Scottish Premier League.

También te interesa: Camisetas: Nike Celtic Glasgow 2011-2012

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche