Histórico
24 agosto 2011Santi Retortillo

Viktoria Plzen: El merecido indulto a Horváth

En agosto de 2007, Pavel Horváth se vio envuelto en un escándalo de apología al nazismo durante el encuentro que disputaba su club en ese momento, el Sparta de Praga y el Viktoria Zizkov. El Sparta vencía 0-4 y los hinchas que se habían desplazado al encuentro comenzaron a proferir cánticos racistas a los jugadores rivales, rompiendo asientos y lanzando petardos al campo. El centrocampista se acercó a ellos y levantó el brazo en dos ocasiones para pedirles calma, pero el Comité Disciplinario del la Gambrinus liga lo interpretó como un saludo nazi.

A sus 32 años, Horváth se enfrentó a una posible sanción de seis meses sin jugar al fútbol y una multa de 17.000 euros. Finalmente todo quedó en un pago a la federación, pero el centrocampista reconoció que todo fue una confusión. Eran los últimos coletazos de una carrera que le había llevado por Portugal, Turquía y Japón, donde pasó tres años en el Vissel Kobe. Nacido en Praga, desarrolló su mejor fútbol en el Slavia y el Sparta, dos de los cinco conjuntos checos que actualmente militan en la élite del país, pero el verano de 2008 decidió dar un nuevo golpe de timón a su carrera enrolándose en el Viktoria Plzen.

Llegaba a un club modesto que se conformaba con mantenerse en la Primera División curso tras curso. La ciudad era realmente conocida por ser la cuna de la cerveza rubia, la Pilsen. Del 3 al 7 de octubre se lleva a cabo el Pilsner Fest, un certamen que sirve para conmemorar la elaboración del primer barril de cerveza Pilsner Urquell en 1842. Con ese panorama, el internacional en 19 ocasiones por la República Checa debía liderar una escuadra que recordaba como hito su único título: la Copa Checa en 1971.

En la manija de la medular del Plzen, Horváth se puso manos a la obra en una temporada 2008-2009 que concluyó con el Viktoria en la octava plaza (de 16 clubes), a cinco puntos de Europa. Nadie sabía la cuerda que le quedaba a un futbolista que vivió a la sombra de talentos como Patrik Berger o Pavel Nedved, pero que siempre supo labrarse un camino para ser importante. En su segundo año, la ciudad del oeste de la República Checa volvió a salir a la calle para celebrar el título copero que se logró ante el Jablonec. En aquel encuentro, Horváth ejerció de capitán, como era costumbre, y tuvo un papel fundamental en la consecución del triunfo.

Poco más se le podía pedir a una carrera que consumía sus últimos capítulos. El Plzen hizo su intervención testimonial en la pasada Europa League al enfrentarse al Besiktas en la ronda previa, pero no sabían que unos meses después iban a hacer historia. Con ocho goles en 26 jornadas y siendo la manija en el 4-1-4-1 ponía en liza Pavel Vrba, Horváth ejerció de líder en una campaña que se zanjó la penúltima jornada liguera con el primer título liguero para el Viktoria Plzen tras vencer al Banik Ostrava por 3-1 y dejar en cuatro puntos la diferencia sobre el Sparta de Praga a falta de un partido por disputarse. La sentencia la puso el capitán a los 64 minutos de juego con el 3-1 definitivo y el inicio de la fiesta.

El camino del Plzen en la Champions comenzó en la segunda ronda de clasificación frente al Pyunik armenio, al que despacharon por un claro 9-1, después tuvieron que vérselas con el Rosenborg, al que sorprendieron en Noruega con un 0-1 en la ida, mientras que en la vuelta sufrieron para vencer 3-2 y acceder al play-off donde debían enfrentarse al Copenhague. Nadie lo esperaba teniendo delante a un conjunto danés que el año pasado llegó a los octavos de la competición, pero el Plzen volvió a vestirse de superhéroe y venció por 1-3 la semana pasada. El capitán Horváth fue partícipe en dos de los tres goles, desplegó un fútbol de campanillas pese a su limitado físico y celebró con un chaval un triunfo casi definitivo.

Hoy toca culminar la hombrada y meterse en la fase de grupos de la Champions tras diez encuentros europeos en toda su historia. Sobre el campo estará Pavel Horváth, que está viviendo una segunda juventud a sus 36 años y que quiere continuar soñando con el modesto Viktoria Plzen. ¿Quién se lo iba a decir cuando se marchó a Japón? ¿Cómo lo iba a pensar cuando estuvieron a punto de sancionarle seis meses sin jugar al fútbol? Horváth fue indultado de una acción que nunca cometió y ahora sigue dando guerra al olor de la Pilsen.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche