Histórico
9 agosto 2011Francisco Ortí

Oxlade-Chamberlain, nuevo alumno de Wenger

El pasado 27 de febrero se sacudió la realidad del Arsenal. La inesperada derrota en la final de la Carling Cup contra el Birmingham prolongaba la sequía de seis años sin títulos de los Gunners y sumía en la duda la idiosincracia del club londinense. Las críticas giraban especialmente en torno a una figura hasta el momento intocable como la de Arsène Wenger y a su política de fichajes, desatando un intenso debate entre los partidarios del técnico francés y sus detractores, cansados de la ausencia de títulos en el Emirates Stadium.

Desde que en 1996 se mudara a Londres, el galo se encontraba por primera vez en el disparadero y paradójicamente quien le había puesto allí era un promesa desaprovechada como Obafemi Martins, autor del gol de la victoria del Birmingham. “Si en España un equipo pasa seis años sin ganar un título ya habría destituido a su entrenador varias veces“, llegó a declarar Cesc Fábregas. La crisis de identidad del proyecto Wenger alcanzó cotas tan altas que desde el entorno del club se comenzó a insinuar un cambio en la política de fichajes y se apostaría por la veteranía, para aportar experiencia a un equipo tradicionalmente imberbe. Seis meses después de aquel cisma, nada ha cambiado en el Arsenal. Alex Oxlade-Chamberlain es la prueba de ello.

En un verano en el que el Arsenal convive con los rumores sobre las probables ventas de dos jugadores clave como Samir Nasri y Cesc Fábregas, Arsène Wenger ha reaccionado con un fichaje millonario por el que ha pagado 15 millones de libras. A pesar de lo que puede denotar el precio del traspaso, la nueva cara del Arsenal no responde a la de un veterano ni de un jugador contrastado, si no a la de otra joven promesa. Lejos de cumplir con sus intenciones de aportar experiencia al equipo, la gran apuesta del técnico francés para el nuevo curso vuelve a ser un talento imberbe sin trayectoria en el fútbol del primer nivel.

El pasado lunes los Gunners anunciaron el fichaje de Alex Oxlade-Chamberlain, que cumplirá 18 años la próxima semana y  cuyo curriculum se reduce haber completado una temporada (a un nivel excelente) con el Southampton en la League One, tercera división inglesa. Jamás ha jugado en Premier League, nunca ha disputado un partido de competición europea y como máximo ha llegado a participar en dos partidos de Champions, segunda división en Inglaterra. Pese a su corta experiencia, Wenger confía plenamente en él para convertirle en la nueva estrella del Arsenal.

Lo cierto es que el Arsenal no ha sido el único que se ha interesado por este chico de 17 años. Manchester United, Chelsea y Liverpool también pujaron por él, pero Alex prefirió seguir los pasos de Theo Walcott -con quien muchos comparan- y abandonar a los Saints para ser tutelado por Arséne Wenger. “El Arsenal tiene un gran entrenador, excelentes jugadores y un atractivo estilo de juego. Todos esos factores han provocado que me convierta en Gunner“, comentó el jugador, quien fue incluido la pasada temporada en el once ideal de la League One.

Alex Oxlade-Chamberlain está considerado una de las mejores promesas del fútbol inglés, espera explotar en el Arsenal bajo las enseñanzas de Arsène Wenger y aspira a dar el salto para convertirse en internacional absoluto con Inglaterra. Esta temporada disfrutará de su gran oportunidad al mismo tiempo que se convierte en la última oportunidad de Wenger. Alex Oxlade-Chamberlain es el nuevo alumno del técnico francés y, de nuevo, pagado a precio de estrella.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche