Histórico
14 agosto 2011José Mendoza

La Supercopa de las incógnitas

Es lo que tiene la pretemporada. Época de preparación para una larga temporada, llena de pequeños detalles que influyen por lo ajustados que llegan los jugadores a las primeras citas oficiales. De cara a la Supercopa de España hay multitud de frentes abiertos en los dos equipos. En el Barcelona, para empezar, el estado físico de los sudamericanos, sobre todo Messi, la posición que ocupará Thiago, si juega, o quién hará de central. En el Real Madrid, muchas más, pues el equipo blanco ya varió el año pasado su forma de afrontar los partidos ante su eterno rival. ¿Ejercerá Pepe de mediocentro? ¿Jugará Coentrao, y en qué posición? ¿Llegará a punto Sergio Ramos? ¿Le quitará Callejón el sitio a Di María? ¿Dejará Mourinho a Özil en el banquillo? De momento, la única evidencia es que el Real Madrid llega más rodado que el Barcelona, lo que le da una cierta ventaja, pues depende mucho de su físico ya que, como es de esperar, no tendrá la posesión de balón.

Mientras, Guardiola decidió que sus chicos llegaran más justos a la Supercopa para así gozar de más vacaciones en una temporada que, con Eurocopa en el horizonte, más Mundialito de por medio, hace que tengan pocos miércoles libres. El ejemplo más claro es el de los sudamericanos. Al menos Messi, que se haga hecho público, ha entrenado en los últimos días con el preparador físico Juanjo Brau en Argentina, pero llegará al duelo con una semana de entrenamientos con el resto de sus compañeros

Lo mismo que Mascherano. Dani Alves y Alexis Sánchez, ni eso, pues tienen compromiso internacional. Pese a todo, Zanetti, Robinho y Pato ya jugaron la Supercopa de Italia este fin de semana y apenas entrenaron una semana. Es sorprendente el caso del argentino que, a sus 37 años, completó los 90 minutos tras entrenarse apenas cuatro días. Mientras ellos jugaban partidos oficiales, sus compatriotas Messi, Mascherano y Dani Alves, eliminados de la Copa América en la misma ronda, todavía estaban de vacaciones.

No ocurrió lo mismo con los sudamericanos del Real Madrid, pues Di María e Higuaín regresaron la semana pasada. El extremo protagoniza otra de las incógnitas en la previa del duelo, ya que Callejón ha completado una notable pretemporada. Lo que parece segura es la suplencia de Higuaín debido a la portentosa pretemporada de Benzema. La presencia de Messi condicionaría el resto de incógnitas de José Mourinho, que tiene muchas opciones en el mediocentro. A Xabi Alonso le pueden acompañar Khedira, Coentrao o Pepe, o dos de ellos, lo que podría sentar a Özil. Otra incógnita en el Barcelona es la presencia de Thiago Alcántara. Xavi e Iniesta son fijos, pero la pretemporada de Thiago hace pensar que Iniesta puede jugar en una banda para así tener más la pelota y disminuir los contragolpes del Real Madrid.

A todos estos ingredientes hay que añadirle la salsa, que seguro dará sabor al duelo. Los clásicos de la temporada pasada estuvieron rodeados de demasiada basura, lo que manchó un acontecimiento que debía ser ejemplar para el mundo del fútbol. Las declaraciones de algunos de los protagonistas y las denuncias de los clubes a la UEFA rebasaron un límite al que no parece que lleguemos en esta ocasión, con un título mucho menos prestigioso en juego. Y todo esto con una afición blanca entragada tras el show del último entrenamiento y con Cesc sacando el billete rumbo a la Ciudad Condal. Más incógnitas que nunca.

Entradas Real Madrid – Barcelona

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche