Histórico
17 agosto 2011Francisco Ortí

La Supercopa de Cesc Fábregas

Tengo 14 años, juego en el infantil del FC Barcelona y mi ilusión es llegar algún día al Camp Nou y marcar un gol”, afirmaba un niño de sonrisa nerviosa ante la silenciosa mirada de un Miniestadi desierto. Diez años después, esa misma sonrisa nerviosa volvió a vestirse de azulgrana, pero no ante un Miniestadi desierto, sino frente a los más de 35.000 aficionados que acudieron a recibirle en el Camp Nou. Esa sonrisa nerviosa pertenece a Cesc Fábregas, quien el pasado lunes fue presentado como nuevo jugador del Barcelona.

El canterano que emigró a Londres a los 16 años para crecer como futbolista en el Arsenal ha vuelto para triunfar en el Barcelona y cumplir su sueño de marcar un gol en el Camp Nou vistiendo de azulgrana. Este miércoles tendrá su primer oportunidad para lograrlo y en un escenario inmejorable. Cesc Fábregas podría debutar a las órdenes de Pep Guardiola en el partido de vuelta de la Supercopa de España ante el Real Madrid (23.00 horas/TVE). Su soñado gol sería decisivo en el primer título en juego de la temporada.

A la espera de descubrir si Cesc Fábregas logra marcar o siquiera disputa sus primeros minutos como azulgrana, lo que ya ha logrado el centrocampista español es acaparar la atención y transformar la Supercopa de España en la Supercopa de Cesc Fábregas.  Pep Guardiola, Jose Mourinho o la polémica de turno suelen centrar el foco mediático en las horas antes de los Barça-Madrid, pero en apenas unas horas en la Ciudad Condal Fábregas ha conseguido convertirse en el foco de atención.

Lo más sorprendente es que ha logrado generar debate, pero dentro de un mismo club: el Barcelona. Su fichaje y, sobre todo, el dinero pagado por él han generado división de opiniones en el barcelonismo. Cesc Fábregas llega para reforzar la línea más poderosa de la plantilla azulgrana, lo que provoca dudas sobre la necesidad de su incorporación, aunque él acepta el reto de acallar las posibles críticas.  “Sé que me exigirán el doble y forma parte del reto. Pero estoy aquí para dar hasta la última gota de sudor“, explicó durante su presentación.

A sus 24 años, Cesc regresa al Barcelona como un jugador curtido, acostumbrado a los sinsabores que le ha dejado la sequía de títulos del Arsenal y deseando nutrir su palmarés particular gracias a la inercia triunfadora del Pep Team aún a riesgo de perder la dimensión de indispensable que tenía en el Arsenal. “Estoy malacostumbrado a jugar siempre, estuviera enfermo o lesionado, y hasta ahora no estaba preparado para renunciar a eso, pero ahora me siento más maduro. Voy a aguantar lo que haga falta“, sentenció el ex capitán del Arsenal.

De momento, Cesc Fábregas ya ha conseguido que todos hablen de él. Se ha convertido en el nombre propio de la Supercopa entre los dos grandes del fútbol español. Ahora le queda lo más difícil, asentarse en el Barcelona y cumplir el sueño de su versión aniñada. Y es lo peligroso de tener sueños es que, en ocasiones, se convierten en realidad. Y para este niño de sonrisa nerviosa su sueño de marcar en el Camp Nou es, además, una responsabilidad. 34 millones de euros (más 6 en variables) le obligan a cumplirlo…

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche