Histórico
18 agosto 2011Jose David López

El ‘Spanish Hannover’ del 2002

Riazor se había convertido en uno de los epicentros de moda del fútbol español (había sido campeón de Liga poco antes), estaba progresando a pasos agigantados en la galería Champions (ese mismo año llegó a semifinales) y los títulos ya no eran un sueño imposible de transformar en realidad (acababan de levantar la Supercopa de España tras haber sido campeones de Copa). El Deportivo de la Coruña atravesaba su ‘segunda juventud’ con el nuevo siglo. Era el momento de Makaay, el éxtasis del icono Fran y las noches post ‘Centenariazo’, demasiada competitividad para aquellos que buscaban segundas oportunidades en A Coruña.

Jaime Sánchez (singular mediocentro pelirrojo criado en la cantera del Real Madrid), José Manuel (lateral diestro natural de Mareo) y Fernando (extremo llegador salido también de la escuela madridista), formaban parte de aquella plantilla del Deportivo de la Coruña. Como había sido habitual en su carrera, el club gallego suponía una nueva opción para explotar y convencer de sus aptitudes al primer nivel, pero fue imposible hacerse hueco en un vestuario que vivía el mejor momento de su historia. Dolidos, sin regularidad e incondicionales del banquillo, el trío español decidió aventurarse en busca de nuevas oportunidades y acabó formando una pequeña y fugaz ‘armada española’ en la Bundesliga. Hannover fue su cobijo ideal.

La capital de la Baja Sajonia, uno de los epicentros económicos de toda Europa por su céntrica situación en el mercado continental y referente en cuanto a infraestructuras, acababa de fracasar en la organización de la Expo 2000, pero había logrado situar al equipo de fútbol de regreso en la Bundesliga. Apenas seis años antes, estaba malviviendo por las catacumbas germanas (Regionalliga Nord, Cuarta categoría) hasta que en su centenario, tras sumar un nuevo descenso, decidió cambiar su filosofía y armar un equipo joven de cantera que le llevó al éxito (Asamoah, Kehl, Ernst). Ese 2002, era el del reencuentro, el de la esperanza por volver al primer nivel nacional e, igualmente, el del trabajo silencioso por mantener la categoría que no han vuelto a perder desde entonces.

Y ese verano de ilusiones en Hannover, Jaime, José Manuel y Fernando, tremendamente irritados por la falta de respeto que estaban sufriendo por parte de Javier Irureta en el Deportivo (el cabreo de Jaime por entonces así lo atestigua), Hannover pasó a ser un pequeño latifundio español. La presión por evitar un nuevo caos que complicara su estabilidad, llevó al entonces técnico, Ralf Rangnick (curiosidad que hoy sea el mismo entrenador del otro ‘Spanish Schalke’ con tres españoles), a confiar en jugadores que conocieran el campeonato. Acabaron salvándose en la última jornada y sólo por tres puntos, pero la aventura alemana del ‘tridente coruñés’ apenas duró unos meses. José Manuel apenas disputó un partido, Fernando dos y Jaime fue quien mejor sensación dejó en el ya extinto por remodelación, Niedersachsenstadion.

El mediocentro se ganó minutos esa campaña, acabó disputando 22 partidos y renovó un año más. La segunda temporada fue más gris, redujo considerablemente su protagonismo en el equipo y aunque acabó regresando a España, aprendió alemán y dejó un gol como sello histórico de su paso por Alemania. Fue el año del ‘Spanish Hannover’, un club que ha seguido progresando a pasos agigantados y que en una Bundesliga ejemplar, se ha convertido en alternativa imprevisible. Hoy, el Sevilla visita el renovado AWD Arena. El español vuelve a escucharse en la Baja Sajonia.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche