Histórico
19 julio 2011Francisco Ortí

Tottenham: Coulibaly, criado en la guerra

Anoche explotó otra bomba. Fue más cerca de su casa que la anterior, pero ya apenas se altera. Ha aprendido a convivir con el estruendo. A sus diez años, Souleymane está aterradoramente familiarizado con las bombas. Son su realidad diaria durante los dos últimos años. Costa de Marfil está en guerra desde que en 2002 un sector del país se rebeló contra el país. En Abiyán se asesinó a 200 rebeldes en dos días. En Bouaké se ejecutaron a cien durante una tarde. No había piedad con los protestantes. El clima era insostenible, tanto que cuando cumplió los catorce años Souleymane decidió huir rumbo a Italia para reunirse con su padre, quien había escapado durante la guerra.

El pasado 28 de noviembre rebrotó el germen de la violencia en Costa de Marfil, explotando la segunda guerra civil del país. Souleymane la observa desde la distancia, pero le duele como si volviera a despertarse cada mañana con el sonido de las bombas. Esta vez la guerra afecta a algunos de sus compañeros, con quienes se ha reencontrado en Francia. El conflicto que se vive en su país ha obligado a la selección marfileña Sub’17 de la que forma parte a preparar el Mundial de la categoría fuera de sus fronteras.

Souleymane, que desde que se mudó a Italia fichó por el Siena, ha sido seleccionado por su país para disputar el Mundial Sub’17 que ha tenido lugar durante el mes de julio en México. Y no es uno más en la convocatoria, si no que es el jugador clave de Costa de Marfil y la gran sensación del torneo. Después de que se haya cerrado el torneo con la victoria final de México todo el mundo ha quedado maravillado con el juego del delantero de Costa de Marfil. Todos hablan maravillas de Souleymane Coulibaly (Costa de Marfil, 1994).

El delantero avisó de lo que era capaz anotando un gol en la derrota con 2-1 contra Australia. Era el estreno y estaba tanteando el terreno, pero explotó su poderío en las siguientes jornadas. Contra Dinamarca, Costa de Marfil venció por 4-2 con cuatro goles -incluido uno de chilena- de Coulibaly. Una exhibición de poderío que repetiría en la última jornada de la fase de grupos. Empate a tres contra Brasil, los tres goles goles obra de Coulibaly. En tres jornadas, el delantero de 16 años había marcado ocho goles, todos los de su equipo en el torneo. Sus cifras eran tan escandalosas que supera por sí solo al resto de selecciones. Tan solo Alemania, con once tantos, ha marcado más goles que él.

Coulibaly consiguió clasificar a Costa de Marfil para la siguiente fase del torneo y muchos la consideraban favorita para la victoria final si el delantero mantenía la racha, pero en cuartos de final cayó frente a Francia. El ‘elefante’ no pudo imponerse a los galos y su gol no fue suficiente para llegar a semifinales. Pese a haber jugado sólo cuatro partidos se ha adjudicado el título de máximo goleador, y ha igualado el récord histórico del torneo que impuso Florent Sinama Pongolle al celebrar nueve dianas en el Mundial Sub’17 de 2001. Es la gran sensación del torneo, y, sin embargo, prefiere repartir elogios: “En primer lugar, quiero agradecer a todos mis amigos del equipo y a mis familiares el apoyo que me han dado hasta llegar aquí”.

Su mejor virtud es la del gol, pero no la única. Con apenas 16 años es capaz de llegar al marco rival por distintos caminos. No se basa únicamente en su superioridad física, si no su que su abanico se abre para desplegar un gran repertorio de recursos técnicos impropios de un jugador africano de su edad. Posee un tren inferior muy desarrollado, un regate diabólico y una potencia demoledora. Tanto que algunos se atreven a bautizarlo como el ‘nuevo Drogba’, comparándolo con una leyenda viva del fútbol marfileño como el delantero del Chelsea.

Su exhibición en el Mundial Sub´17 no ha pasado inadvertida para los grandes clubes de Europa y algunos como el Real Madrid se movieron para hacerse con sus servicios, pero finalmente fue el Tottenham quien ha logrado cazarle para saciar las constantes peticiones de un delantero centro de Harry Redknapp. Después de haber brillado en México, el mismo escenario en el que Pelé y Maradona ya levantaron un Mundial, Souleymane Coulibaly afronta el complicado reto de emular a las leyendas de un histórico como el Tottenham. Con apenas 16 años, está decidido a hacer historia en la Premier League y brindar los títulos en honor a la paz de su país. Quizás así dejen de explotar las bombas.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche