Histórico
9 julio 2011Francisco Ortí

El Arsenal y el ocaso del proyecto Wenger

La ciencia ha marcado la fecha de caducidad del amor en un año. Según estudios científicos, la ‘molécula del amor’ sólo tiene la esperanza de vida de 365 días en los mejores casos. Sin embargo, existen factores que pueden alterar su durabilidad, siempre con efectos negativos. Las vacaciones de verano, por ejemplo, representan la amenaza más feroz para la ‘molécula del amor’, provocando que la mayoría de divorcios encuentren su detonador durante estas fechas. El fútbol no permanece ajeno a esta corriente y el ejemplo más reciente de ello es el Arsenal de Arséne Wenger.

El verano ha agotado el escaso amor que todavía latía en el Emirates Stadium tras una temporada repleta de desengaños. La derrota en la final de la FA Cup contra el Birmingham, la eliminación de Champions League ante el Barcelona y un final de campaña desolador ejecutaron el amor ciego que los jugadores gunners profesaban hacia su entrenador y dejaron al francés sin margen de reacción. Wenger está acostumbrado a convivir con el desencanto en los últimos meses de cada temporada, pero este años sus juegos de seducción no han surtido efecto.

Ante las recurrentes amenazas estivales de sus jugadores de abandonar el club, el técnico galo respondía con promesas sobre la construcción de un proyecto ganador, asegurando que llegarían refuerzos para rodear al desertor de turno de jugadores reputados que le escoltarían camino hacia el título. Este verano, sin embargo, sus artimañas han resultado estériles. Sus discípulos ya no creen sus promesas e insisten en marcharse del Emirates Stadium. No sería la primera vez que Wenger ve como le abandona alguno de sus jugadores -ya lo han hecho Adebayor o Kolo Touré, como casos más cercanos-, la diferencia es que esta vez el adiós no será de un simple jugador, si no de un capitán, de un emblema.

Gael Clichy -una pérdida asumible- ha sido el primero en abandonar el barco. El siguiente será Samir Nasri, aunque la ruptura más dolorosa será la de Cesc Fábregas. El capitán gunner ha aguantado estoicamente los años de sequía del Arsenal y ha permanecido siempre del lado de Wenger pese a los reiterados desengaños, pero ya no resiste más. Su corazón gunner se ha quebrado definitivamente. Quiere marcharse e incluso está dispuesto a recurrir a las malas artes para forzar su traspaso, lo que representa una clara muestra de la situación extrema en la que se encuentra el jugador español, que considera al Arsenal como su hogar.

El adiós de Cesc Fábregas no sólo supondría la venta de un jugador, sino que asestaría un duro revés al proyecto Wenger y a la credibilidad del mismo, sumiéndolo en su momento más crítico desde la venta de Thierry Henry al Barcelona. Curiosamente, Fábregas seguiría los mismos pasos que el último gran símbolo gunner, aunque el traspaso del español sería más letal para Wenger que el del francés. El primero estuvo enmarcado por la inercia ganadora de 1998 a 2005, mientras que la segunda tendría lugar tras una sequía de seis años sin levantar ningún título. Además, abría que sumarle la salida de otro constructor como Nasri.

De confirmarse las ventas de Nasri y, sobre todo, de Cesc Fábregas se marcaría el principio del ocaso para el proyecto Wenger. El panorama del Arsenal sería desolador. El tan genial como frágil Robin Van Persie debería asumir la faceta de líder, mientras que todo el peso del centro del campo recaería sobre las inexpertas -aunque prometedoras- piernas de Jack Wilshere. Se ha agotado el amor en el Emirates Stadium. Arséne Wenger afronta su temporada más complicada desde que ocupa el banquillo gunner y, posiblemente, el final de una era. Aunque conociendo el entorno del Arsenal puede que todo esto se transforme en una excusa más para justificar otro año más sin títulos. Y es que el amor, como ya es sabe, es ciego.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche