Histórico
18 junio 2011Francisco Ortí

La ‘villana’ traición de Alex McLeish

Existen largas distancias que parecen faciles de unir y otras cortas que se antojan insalvables. Es cuestión de perspectiva. Recorrer los escasos quince kilómetros que separan los banquillos de St Andrews y Villa Park, los estadios de los dos equipos de la ciudad de Birmingham, es imposible. Desde que en 1879 nació la rivalidad entre Aston Villa y Birmigham sólo un entrenador traspasó la divisoria entre ambos clubes. Ron Saunders, que cambió a los Villanos por los Blues, era el único. Hasta esta semana. Alex McLeish se ha sumado a la escueta lista de traidores recorrieron el camino inverso a Saunders.

El Birmingham ha cerrado una temporada con sabor agridulce. Rompió su sequía de 48 años sin títulos al levantar la Carling Cup contra el Arsenal y logró clasificarse para Europa League, pero terminó perdiendo la categoría en la última jornada de la Premier League. Pese al decepcionante desenlace, los Blues decidieron dar un voto de confianza a su técnico y le ratificaron para que liderara el reto de ascender. Así, Alex McLeish continuó sentado en el banquillo de St Andrews pese a haber descendido al Birmingham.

El pasado domingo la situación dio un giro radical. Durante la mañana del domingo, el presidente del Birmingham recibió un email en el que Alex McLeish le comunicaba su dimisión como entrenador. La situación provocó sorpresa en St Andrews y más todavía después de conocer que su recién dimitido entrenador se encontraba en negociaciones con su vecino y rival, el Aston Villa. “Consideramos que McLeish es un agente libre. Por lo tanto, no vemos inconveniente en negociar con él para que se convierta en nuestro entrenador”, comunicó el club ‘villano’ poco antes de anunciar la contratación de McLeish.

El Birmigham, por su parte, no está dispuesto a dejar marchar tan fácilmente a McLeish y menos a su eterno rival. Desde el club se considera que un email no rompe el contrato que le une con McLeish y por lo tanto continúa siendo su entrenador. Por eso, los Blues han anunciado que lucharán por todos los medios para evitar la traición de su técnico y reclaman que el Aston Villa les pague una compensación económica de 5,4 millones de libras. “El fichaje de McLeish por el Aston Villa va en contra de las normas de la Premier League y la FA”, explicó Pannu, máximo mandatario del Birmingham.

El conflicto ha trascendido hasta la Asociación de Entrenadores. El presidente de la Asociación, Richard Bevan, se ha posicionado a favor de McLeish y desveló que su situación era insostenible. “No presentó su dimisión para negociar con el Aston Villa, si no que estuvo provocada porque sus relaciones con la directiva habían empeorado hasta convertirse en una situación insostenible”, informó Bevan, quien considera legal el fichaje de McLeish por el Aston Villa. Sin embargo, en Villa Park tampoco están de acuerdo con la llegada de McLeish. Al menos no lo está su afición.

En los alrededores del estadio ‘villano’ han aparecido pancartas y pintadas señalando que “McLeish no es bienvenido” o calificándolo de “escoria” por su pasado en el Birmingham. También han emergido voces disonantes por parte de ex jugadores del Aston Villa, como la de Tony Cascarino, quien afirmó: “El Aston Villa no es un club para él. Esto me parece una locura. Mientras se apacigua la polémica y en Villa Park preparan su nuevo proyecto, Alex McLeish ha conseguido algo que parecía imposible. Los quince kilómetros que separaban los estadios del Birmigham y el Aston Villa han desaparecido. Las dos aficiones han encontrado un punto en común: su odio hacia Alex McLeish, el ‘villano’ traidor.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche