Histórico
9 junio 2011Santi Retortillo

Jordan Henderson: Hacer ‘jugar’ al Liverpool

En ocho días cumplirá 21 años, ha sido internacional en nueve ocasiones entre todas las categorías de selecciones y la gente le recordará siempre que su valor es de 20 millones de libras. Todavía no se conocen los detalles exactos de la operación, pero Jordan Henderson ya ha levantado, cuando menos, mucha expectación tras la confirmación de su traspaso al Liverpool. Queda por saber si el delantero francés David N’Gog abarata la transferencia, pero de lo que no cabe duda es que desde Anfield se apuesta muy fuerte por la perla surgida de Sunderland. Se convierte en la primera adquisición del proyecto de Kenny Dalglish.

Una de los aspectos positivos del espigado centrocampista es que se puede desenvolver tanto en el eje de la medular como en el perfil diestro. Su buen pase y una distribución acertada le convierten en una variante muy aprovechable para King Kenny. Henderson, pese a su corta edad, ya conoce lo que es luchar cada día para ir labrándose un futuro que parece que vuelve a recibir una nueva recompensa. Concentrado con el combinado inglés sub-21, que el domingo inicia su torneo continental en tierras danesas, Jordan sale de casa rumbo a una plaza con mucha historia. Tras estudiar en la Farringdon Community Sports College, una escuela especializada en el deporte situada a las afueras de Sunderland, ingresó en la cantera de los Black Cats.

Su crecimiento fue palpable desde el inicio, y tuvo su premio en Stamford Bridge con apenas 18 años. Sustituyó a Malbranque y dispuso de unos minutos que le supieron a gloria pese a la dura derrota por 5-0. El sueño continuó para Jordan al ser titular unos días más tarde en la Carling Cup. Derrota ante el Blackburn Rovers y ya no volvió a vestirse de corto con el Sunderland. El mercado invernal de esa temporada 2008-2009 le deparó una cesión al Coventry City (su única experiencia fuera de casa hasta ahora). Lo que fue un préstamo por un mes se prolongó hasta final de curso, pero una inoportuna lesión en el quinto metatarsiano de su pie le hizo volver con el primer mazazo en su recién estrenada carrera. Ese contratiempo marcó un curso que iba a recordarse por su salida del cascarón. Además, tuvo que convivir con el cese del técnico que le hizo debutar, Roy Keane, y la posterior cesión. De ese modo, las opciones de Henderson quedaban en el aire a expensas de ver quién sería el entrenador. Los malos resultados del Sunderland con el escocés al mando propiciaron otro cambio de rumbo. Llegó un hombre experimentado como Steve Bruce y el medio volvió a sentir fuerzas para seguir remando pese a su inoportuna lesión. Comenzaba una nueva era y además contaba con el beneplácito del mito del Manchester United.

Inicio la temporada 2009-2010 escorado en la derecha, pero de nuevo una lesión trastocó sus planes. En este caso no fue suya, sino de un compañero. Ante la baja de Lee Cattermole, Bruce no dudó en darle galones (más todavía a un chico de 19 años) y le colocó en el eje del centro del campo. Con sólo 11 partidos ligueros (uno en Premier y 11 con el Coventry City en la Championship), el chico formado en la misma escuela que Tony Jeffries (medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de un año antes), se adaptó perfectamente a su combate particular por la titularidad con los del Stadium of Light. El Sunderland consiguió la salvación de forma holgada.

El siguiente en caer en sus encantos, una vez conquistado Steve Bruce, fue Fabio Capello. El seleccionador de los británicos no dudó en elogiar a Henderson, que a pesar de su emergente carrera no era un habitual de los pross. Ante esos elogios del italiano, Jordan dijo unas palabras que quizás ahora puedan volverse en su contra: “Cuando yo estaba creciendo, el Manchester United fue el mejor equipo que vi con Beckham, Scholes, Giggs y otros jóvenes jugadores”. Es posible que en Anfield no siente muy bien esa afirmación, pero seguro que el reciente fichaje del Liverpool puede esquivar otra piedra en su camino.

Capello le iba a citar para un amistoso ante Egipto (ya le había visto en acción con el Sunderland varias veces) en marzo de 2010, pero otra vez tuvo que descansar. Una nueva lesión, como la que le frenó en el Coventry, apareció. Pero el premió llegó cinco meses después. Debut con Inglaterra, en Wembley, frente a Francia y formando pareja en la medular con su nuevo compañero Gerrard. Jordan Henderson ha superado muchos obstáculos en su corta carrera, y ahora le tocará lidiar con un grande como el Liverpool. Seguro que logra el objetivo, hacer jugar al gigante Red.

También te puede interesar:  Kenny Dalglish: “King of the Kop”

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche