Histórico
15 junio 2011Francisco Ortí

España Sub’21: Kilroy estuvo aquí

En algunos bosques de Japón todavía se puede leer un mensaje escrito por un soldado estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. “Kilroy was here” (Kilroy estuvo aquí, en inglés) aparece inscrito en árboles, paredes e incluso en fortificaciones hundidas bajo el mar. Kilroy era omnipresente. Además de en Japón, dejó su firma -siempre acompañada de un simpático muñequito asomándose sobre una cerca- en Francia, Italia, Holanda, África, las Islas del Pacífico y Alemania.

Estaba en todos lados. Tanto que llegó a enloquecer a Adolf Hitler. Se cuenta que el dictador alemán descubrió en una instalación secreta nazi la inscripción “Kilroy was here” y temió la presencia de un espía estadounidense tan poderoso que además de ser capaz de infiltrarse en su bunker se recreaba delatando su incursión con un graffiti. Sin embargo, por mucho que Hitler hubiese buscado a Kilroy no lo habría encontrado. Y es que -a pesar de que su origen no está claro- no era más que una invención de los soldados estadounidenses.

La Selección española sub’21 tiene a su Kilroy particular en la figura del delantero centro. Por mucho que le busquen no lo encontrarán sencillamente porque no existe. Prueba de ello fue el encuentro del debut en el Europeo Sub’21 contra Inglaterra (1-1). Los de Luis Milla se pasaron el encuentro tocando, mareando al rival, trasladando el balón de una banda a otra, abriendo espacios para que los aprovechara un delantero centro que nunca apareció. La Rojita sólo supo traducir el dominio casi monopolístico de la posesión en una ocasión y un gol, que encima llegó a balón parado.

Las críticas apuntan a Adrián López, quien hizo las funciones de ‘nueve’ en el partido contra Inglaterra, pero lo cierto es que el mal va más allá. La Rojita no cuenta con un jugador que cumpla el perfil de delantero goleador. El atacante del Deportivo de la Coruña es quien más se acerca a esa necesidad, pero ni mucho menos es un goleador, como así lo reflejan sus cifras realizadoras en las últimas temporadas. Además, se trata de un jugador que se encuentra más cómodo en posiciones escoradas en la banda, alejado de la zona de influencia de un ‘nueve’ clásico.

Tampoco Bojan Krkic reúne las características necesarias para asumir la responsabilidad goleadora de España Sub’21 en el Europeo. El delantero del Barcelona, otrora líder imperial de las categorías inferiores de la Selección, se ha estancado en su progresión y está lejos de ser el referente ofensivo que fue en el Mundial Sub’17 del 2007. Milla también ha probado para ese puesto a Nsue e incluso podría utilizar a Mata, pero tampoco ellos cumplen los mandamientos del ariete.

Así, España Sub’21 presenta en el Europeo de Dinamarca una defensa sólida, un centro del campo con talento desorbitado y una delantera inexistente. La Rojita es una lanza construida con mimo y delicadeza con una única tara, la punta está roma. Mientras tanto, este miércoles llega el segundo partido de la fase de grupos, en el que espera la República Checa. La Rojita está obligada a ganar para mantenerse con vida en el torneo. Jugará con el problema del inexistente nueve, pero Milla confía en que alguien asuma la responsabilidad goleador y a la conclusión del partido se pueda leer sobre el césped de Herning “Kilroy estuvo aquí”.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche