Histórico
6 junio 2011Francisco Ortí

Abdullah Ghubn y la nueva realidad del Málaga

La realidad puede cambiar en cuestión de segundos. El Málaga es el claro ejemplo de ello. Aunque la unidad de medida que marca la metamorfosis malacitana no es el tiempo, si no el dinero. Dos meses atrás el Málaga estaba hundido en los últimos puestos de la Liga BBVA, temiendo un posible descenso a la Liga Adelante. Ahora el paisaje es completamente antónimo. Se desborda ilusión, se preparan cientos de millones para invertir en fichajes de primer nivel y se habla de alcanzar una plaza de competición europea. Es la nueva realidad del Málaga y el culpable de tan radical cambio es Abdullah Ghubn.

Abdullah Ghubn es el brazo ejecutor del jeque catarí Abdullah Ben Nasser Al Thani en el Málaga y el encargado de inyectar caracter ganador al equipo entrenado por Manuel Pellegrini. Durante el verano resuenan grandilocuentes fichajes y operaciones millonarias con las que el Málaga dará el salto al selecto grupo de aspirantes, pero antes de esto Ghubn quiso sentar unas bases a lo largo de la pasada temporada. Nunca quiso crecer demasiado deprisa. “Cuando llegamos aquí, podíamos haber hecho un presupuesto para traer jugadores destacados, pero decidimos que las cosas debían ir paso a paso. No es sólo traer superestrellas, sino que la gente crea en tu proyecto. Ahora el proyecto es bueno, prometedor, las cosas van a ir bien“, explica el empresario y vicepresidente del club.

El buen trabajo en los despachos de Ghubn -apoyado por los petrodólares catarís, por supuesto- es el factor determinante en la metamorfosis del Málaga. Su primer paso fue en falso, pero la llegada de Manuel Pellegrini a medio camino permitió construir una base desde la que este verano se opera para atraer jugadores de relumbrón, desatar la ilusión en la afición de La Rosaleda y aspirar a disputar competición europea durante el curso 2012-2013. “Después de ver la situación respecto a la plantilla y la ilusión de la gente, el objetivo no debe estar por debajo de la Europa League“, apunta Ghubn.

Han sonado muchos nombres para reforzar al Málaga durante la próxima temporada, pero de momento sólo se ha cerrado un fichaje, al margen del ya conocido de Diego Buonanotte, y posiblemente sea el más impactante. El veterano y rejuvenecido Ruud Van Nistelrooy llega procedente del Hamburgo y será la punta de lanza del nuevo proyecto de Manuel Pellegrini. Con esta incorporación se da por cerrado el capítulo de fichajes para la delantera y los próximos esfuerzos se centrarán en apuntalar la defensa y, especialmente, aumentar la creatividad del centro del campo. En ese sentido, el próximo en llegar podría ser el centrocampista del Olympique de Lyon Jérémy Toulalan, cuyo fichaje ya está prácticamente cerrado.

Siguiendo ese propósito de fortalecer la medular, Málaga también está trabajando en las incorporaciones de dos jugadores argentinos. El primero sería el organizador del Olympique de Marsella Lucho González, por el que pagaría doce millones de euros. El segundo objetivo parece más complicado. Se trata del deseado mediapunta del Palermo Javier Pastore que ha enamorado al jeque y prepara 35 millones de euros para ficharlo. Mientras, para la defensa suena el brasileño Lucio. La lista es todavía más larga. “Manejamos cinco jugadores para cada puesto“, desvela Ghubn. Por el momento han trascendido nombres como los de Joaquín, Cazorla e incluso el jovencísimo Isco, para reforzar la identidad malagueña del equipo.

Sin embargo, los esfuerzos de Ghubn no se centran únicamente en fichajes. El empresario también trabaja para que el Málaga sea capaz de abastecerse por sí mismo por si un día faltan las inyecciones económicas del jeque. Ya ha alcanzado un acuerdo de patrocinio con Unesco, cosechando fuertes ingresos para las arcas del club, y el próximo paso será vender sus derechos televisivos a la cadena árabe Al Jazzera por una cuantiosa suma. Además, de acordar con Nike que diseñe las equipaciones. Mientras se cierran acuerdos con empresas y jugadores se desata la ilusión en una ciudad ávida de gloria deportiva. Málaga quiere éxitos y tiene claro quien se los traerá. Durante la presentación de Ruud Van Nistelrooy La Rosaleda gritó el nombre de su nuevo ídolo y no fue el del delantero holandés, si no el de Abdullah Ghubn, el hombre que está construyendo una nueva realidad.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche