Histórico
24 mayo 2011El Enganche

Real Madrid: La eterna duda del mediocentro

Por Alberto Piñero

El carrusel de ‘Clásicos’ del mes de abril terminó hace ya algún tiempo con la disputa de las semifinales de la Champions. Una eliminatoria que se metió en el bolsillo el Barcelona izando así la bandera de que “había ganado el fútbol”. Parte de razón no le faltaba a los Xavi, Iniesta, Rosell, Guardiola y compañía, pues quizá se trate de uno de los mejores equipos y con el fútbol más vistoso de cuantos han formado parte de la historia de este deporte. Y eso pese a que precisamente en los cuatro enfrentamientos con el Real Madrid no exhibió ni mucho menos ese balompié preciosista que le caracteriza. Sin embargo y haciendo por entender esa proclama, quizá en la comparación directa con el propio equipo madridista, y más teniendo en cuenta el planteamiento táctico de Mourinho en esos partidos, sí que el equipo blaugrana saldría claramente vencedor del duelo.

Y es que el Real Madrid no es ni mucho menos el abanderado de ese concepto de fútbol que contagia a día de hoy al planeta y que es entendido como el de guante de seda, estiloso, las combinaciones, las paredes, la posesión, los rondos con el contrario que han puesto de moda tanto el propio Barcelona como la selección española. El Real Madrid no es así. No es así desde hace tiempo además, y de hecho sería complicado encajarle dentro de un modelo concreto. Adolece de un estilo y un plan predeterminado, encomendándose a día de hoy al sentido del fútbol de Xabi Alonso, y al arrojo y a la calidad individual de sus jugadores del medio del campo hacia adelante, al vértigo, la velocidad, las transiciones rápidas, el contraataque, los desbordes, la tensión, lo heroico, la chispa.

Algo que podría llegar a ser lógico. En primer lugar porque su plantilla y sus futbolistas no están cortados por el mismo patrón que los del Barcelona, con lo que sería complicado que hicieran un fútbol parecido, y no por ello es menos legítimo. Pero también porque mientras que en algunos equipos existe una tradición donde se lleva practicando el mismo fútbol, con un mismo perfil de jugadores y con unos mismos futbolistas que permite que haya una sincronía, en la capital española han sido once entrenadores con once ideales de fútbol distintos los que han pasado por la Casa Blanca en los últimos once años, lo que hace muy difícil que once solistas terminen sonando melódicamente.

Cambios de rumbo, volantazos, y correcciones que quedan perfectamente reflejados con la eterna búsqueda del mediocentro ideal en el Real Madrid. Y ahí están los datos, pues con el reciente fichaje de Sahin son ya tres los mediocentros que ha fichado la presente directiva merengue en apenas tres veranos desde que aterrizaron por segunda vez en el Santiago Bernabéu: Xabi Alonso en 2009, Khedira en 2010, y ahora Nuri Sahin en 2011.

Pero esta búsqueda no es ni mucho menos algo de hoy. Los hay que datan su origen en el traspaso de Redondo al Milan en el año 2000, los hay que en la salida de Makelele en el año 2003, pero sea como fuere, son ya bastantes los años que el Real Madrid no termina de encontrarse cómodo con los mediocentros que hay en su plantilla. Y de hecho, a día de hoy por ejemplo no queda ya ninguno de los mediocentros que estaban en la plantilla hace tan sólo cuatro temporadas: Diarra, Emerson, Javi García y De la Red. Así, se puede pasar de un centro del campo formado por Diarra-Emerson a principios de 2006, a uno diametralmente opuesto formado por Xabi-Sahin en 2011.

Y entre medias de uno y otro quedan nueve centrocampistas distintos que han aterrizado en el Real Madrid esas cuatro temporadas: Emerson, Diarra, Gago, De la Red, Javi García, Lass, Xabi, Khedira y Sahin. Nueve centrocampistas con los que se entremezclan estilos contrapuestos en algunos casos, y que han jugado con tácticas distintas. Y nueve centrocampistas en los que el Real Madrid ha invertido más de ciento veinte millones de euros. Lo que viene a dejar una idea de que si, como dicen los entendidos, un equipo juega a lo que juega su mediocentro, esta perenne cacería es la mejor muestra de la imposibilidad merengue de enarbolar cualquier bandera.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche