Histórico
10 mayo 2011Francisco Ortí

Norwich: Dean Ashton, rehén del pasado

Mi casa es mi castillo” se puede leer en una de las paredes del salón de su casa. Un castillo en el que puede esconderse. Una fortaleza donde su pasado no logre encontrarle. Dean Asthon (Inglaterra, 1983) vive cautivo en su domicilio del este de Inglaterra -cerca de Norwich- junto a su mujer y sus hijos, y apenas sale de allí. No juega a fútbol, no practica otros deportes y ni siquiera sale a correr de vez en cuando, entre otras cosas, porque no puede hacerlo. “Podría correr si fuese necesario pero con una terrible cojera. No es porque me duela el tobillo, sino porque simplemente no lo puedo flexionar”, explica en Daily Mail el ex futbolista de 27 años.

Ese tobillo izquierdo que le impide correr es el que ha volcado su vida. Dean Ashton disfrutaba de una prometedora carrera en la Premier League. Tras explotar con el Norwich gracias a una fulgurante aparición en Premier League (7 goles en 16 partidos), el West Ham pagó más de siete millones de libras por su fichaje. Era uno de los delanteros de moda en el fútbol británico. Sus goles conquistaron Upton Park y también al entonces seleccionador Steve McClaren, quien no dudó en convocarle para un amistoso contra Grecia que se disputaría el 16 de agosto de 2006 en Old Trafford. “Es el inicio de una nueva era”, anunció McClaren, quien confiaba en nuevos valores como Asthon para devolverle el brillo a los Pross tras el fracaso en el Mundial de Alemania.

A sus 22 años, Dean Asthon había soñaba con debutar con la selección de Inglaterra. Había marcado el 16 de agosto del 2006 como el inicio de su trayectoria con los Pross. Sin embargo, fue el principio del fin. La desgracia se cebó con él. En el último entrenamiento antes del amistoso ante Grecia una fuerte entrada de su compañero Shaun Wright-Phillips le rompió el tobillo izquierdo y le sesgó el futuro. “Son cosas que pasan”, se limitó a espetar McClaren tras conocerse la noticia.

En principio, a Asthon se le diagnosticaron doce semanas de baja, pero esa lesión hipotecaría el resto de su carrera. Entre sesiones de rehabilitación y sin llegar a recuperarse completamente pudo disputar 41 partidos más, incluido un amistoso con Inglaterra contra Trinidad y Tobago. Durante la campaña 2007-2008 pareció dejar atrás el fantasma, recuperando su instinto asesino cara a puerta, pero en diciembre de 2009, con apenas 26 años, se vio forzado a retirarse.

En su ‘castillo’ no existe ninguna referencia a su pasado futbolístico. Ni una foto, ni una medalla, ni una camiseta de alguno de sus equipos, ni siquiera un balón denota que Dean Asthon fue algún día futbolista. Ha borrado su pasado. “El fútbol todavía tiene un sabor muy amargo para mí. Sólo necesito tomarme algo de tiempo para volver a sentirme cómodo con él“, razona Asthon. El fútbol le ha traicionado y mientras Crewe, Norwich y West Ham le recuerdan como una leyenda él prefiere no recordarse a sí mismo.

Tal vez, el Norwich, el club que le permitió debutar en Premier League, sea capaz de resucitar su amor por el fútbol. Los Canaries sellaron el pasado 2 de mayo su ascenso a Premier League después de ganar por 1-0 al Portsmouth. Dean Asthon formó parte del último once del Norwich que jugó un partido de Premier y el club tiene previsto invitarle al estadio para asistir al regreso de los Canaries a la primera plana del fútbol inglés. Mientras tanto, Dean Asthon continúa protegido en su ‘castillo’, escondiéndose del fútbol al mismo tiempo que intenta volver a amarlo.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche