Histórico
16 mayo 2011Jose David López

Glasgow Rangers: El último Rey de Escocia

Un pulso histórico, una rivalidad diaria y sentimientos extra-deportivos desplegados en el césped semanalmente. Dos gigantes, una misma ciudad, dominio sobre la capital y sobre el fútbol global, en un país donde la pelota sólo rueda con sentido e inteligencia en Glasgow. Escocia coronó a su campeón este fin de semana y la Scottish Premier League volvió a marcharse a la zona protestante, a un Ibrox Park que, esta vez más que nunca, rezó sobre la hora. Un campeonato menor pero con la intensidad final de los grandes torneos mundiales, porque el margen, fue de sólo un punto.

El Glasgow Rangers venció al Kilmarnock (1-5) con un hat-trick del gigante norirlandés Lafferty (y tantos de Nikica Jelavic y Steven Naismith) y pese a que el Celtic también goleó al Motherwell (4-0), el título cayó del bando Gers por tercer año consecutivo. La confirmación de un mini reinado en la despedida de Walter Smith, que logró su título número 55 y que dejará su cargo a Ally McCoist, su actual asistente. Pero la lectura, analizando el transcurso completo de la campaña, vuelve a dejar noticias dubitativas sobre el nivel del fútbol escocés, su estilo arcaico y una renovada (peligrosamente) rivalidad con personajes como Neil Lennon.

En los Old-Firm de esta campaña, el Celtic ha sabido manejarse mejor y el último, hace apenas unas semanas, parecía encarrilar el título a favor de los católicos. Pero una inesperada derrota días después ante el modesto Inverness, les hizo perder puntos con los que nadie contaba. El Rangers, llegando desde atrás con fuerza, recuperó el liderato y no lo dejó escapar. Más equilibrio que los últimos años aunque una innegable superioridad sobre el resto de clubes, Rangers y Celtic siguen marcando la pauta. Eso sí, con jugadores menos mediáticos que en épocas anteriores, lo que habla de un descenso de captación global.

Y es que este Rangers campeón mantiene la base de los últimos años con jugadores como McGregor en la portería (portero de buen nivel y regular), Papac, Whittaker, Bougherra (dará el salto a un club Premier este verano) o el veteranísmo David Weir (41 años a sus espaldas). Perdieron sistemáticamente a sus goleadores (Boyd y Miller se marcharon a Middlesbrough y Bursaspor respectivamente) y tuvieron que apostar por una renovación de urgencias con rendimientos tan irregulares y arriesgados como los de Diouf o Jelavic, siendo el croata uno de los nombres propios del campeonato con 16 goles.

Durante el curso, el Glasgow Rangers fue castigado varias veces por cánticos racistas en partidos continentales (algo que ya se había repetido en 2007 ante Osasuna), pero la peor muestra de la rivalidad mal entendida la reflejó un energúmeno hace unas semanas. El técnico de Celtic, un personaje singular y carismático como Neil Lennon, ha levantado enormes discrepancias entre los aficionados. Después de ser amenazado de muerte y de recibir un paquete bomba en su domicilio, fue agredido en el Tynesclade Stadium del Hearts por un aficionado local que no aguantaba más su presencia. La permisividad está pasando sus límites y en Escocia intentan paliarlo tras sufrir sus primeras consecuencias. Mientras, Rangers sigue siendo el último Rey.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche