Histórico
18 mayo 2011El Enganche

Europa League: Luces, cámaras… Nación

Por Joao Vaz (especialista fútbol portugués)

Puede que a muchos les sorprenda o le llamen una realidad virtual al momento que vive el fútbol portugués en Europa este año. Es verdad que los problemas existen, hay mucho que cambiar pero hoy, 18 de Mayo de 2011, es un día para que todos los portugueses recuerden en su imaginario colectivo como algo real y dejar de “victimizar” los hechos, todo por una identidad nacional de victoria. No es fruto del azar que Oporto y Braga, dos ciudades vecinas, dos clubs amigos y con buenas relaciones, se junten hoy a una fiesta nacional de alcance europeo. Si analizamos en profundidad ante todo, se tiene que destacar dos de los proyectos más realísticos del fútbol portugués a nivel deportivo de los últimos años.

En el Oporto no es nuevo que nos sorprenda, en la era de su presidente Pinto da Costa, la palabra conquista y sorprender Portugal y fuera de las fronteras son casi sinónimos. En el Braga, el proyecto que construye su presidente, António Salvador, desde 2003 es cada año más cuidado e inteligente y tiene hoy el epilogo máximo que puede desenmascarar esa ilusión de crecimiento y exhibir un fútbol que aspira sino a ser reconocido en su esfuerzo. Que hoy sea también el un punto de inflexión para objetivos más nobles, pues somos conscientes que es un fenómeno en el segundo escalón europeo. Cuando las luces se enciendan y el balón empiece a rolar, hoy-en sentido figurado-no hacen falta goles, pues ya hay un vencedor, la nación portuguesa.

Aunque todo lo expuesto podría ser desglosado en varios puntos técnicos y futbolísticos. Uno de esos puntos podría pasar por sus entrenadores. André Villas Boas, joven técnico de 33 y predestinado de la función de entrenador, que en su primer año en los Dragones ya ganó una liga sin derrotas y una supercopa. Domingos Paciência, un entrenador destinado a ganar y que llevó el Braga en dos años a su mejor clasificación de la historia-segunda plaza de 09/10- y este año la final europea que sorprendió el medio futbolístico en general.

En el juego del Oporto podríamos hablar de la calidad futbolista de los componentes de la plantilla del Oporto y la libertad que demuestran en campo , factor que le gusta referir André Villas Boas, para demostrar su distanciamiento hacia Mourinho. La verdad es que su propuesta futbolística es más bella, más desprendido a nivel de lo que puedan aportar sus jugadores. Pero existe la disciplina de la ocupación temporal y espacial de los espacios que hacen del Oporto un equipo liberal y responsable por un todo. Eso no distingue, crea una identidad y, la verdad es que siempre lo referí cuando me preguntaban en sus inicios en Oporto, se André Villas Boas era como un Mourinho 2, a lo q siempre respondí que iría hacer “cine de autor”, se bien que en la génesis de eses guiones habría reminiscencias de Sir Bobby Robson y de José Mourinho.

El Braga debe su juego y merito al trabajo de Domingos Paciência, un destinado a ganar que puede tener hoy su fecha. Su Braga ante la diferencia de valores cualitativos, le gusta adormecer el rival y consigue con una intensidad competitiva dentro de los limites, hacer un fútbol en que el estético es la parte ínfima de la brillantez colectiva y hacen de una adversidad/inferioridad el objeto a superar. Verdaderos “Guerreiros do Minho”. Todo lo expuesto anteriormente no dará la respuesta, sea cual sea, a la pregunta acerca del once que presentaran los dos equipos. Las dudas acerca si juega Cústodio con Vandinho en el Braga, si juega Varela o James en el Oporto quedan pequeñas antes la realidad casi inmutable de los dos conjuntos. Luego, el que menos respire hoy en campo tendrá su estructura puesta en causa en forma de pérdida de control de la situación e incapacidad de imponer sus reglas del juego.

En consecuencia de todo ello, esperemos que la atenta observación y el análisis de un partido de matices muy particulares sea de una expresión globalizada de una nación que le gusta el fútbol y que lo espeja de una manera singular y positiva. Pues a nivel personal tenemos ya el orgullo de la superación de la marca histórica de puntos, lideres del ranking de naciones 2010/11 de la UEFA y un Falcao en lo alto de los goles. Por eso hoy todos los resultados son demasiado esperanzadores y toca disfrutar del romance del fútbol portugués, que es capaz de hacernos confundir lo que ocurre fatalmente, con sentimientos de un romanticismo más exacerbado que enriquezce nuestra memoria, nuestra identidad en una perspectiva social, histórica y sin olvidar el más grande de los amores: el fútbol. Y ahora sí, Acción: Oporto-Braga.

Te puede interesar: Video Exclusivo: Vilas-Boas no es Mourinho

Oporto: Guarín, la mejor lección escolar

Oporto: Campeón de la lógica constructivista

Oporto, Alenichev y las finales

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche