Histórico
3 mayo 2011El Enganche

El Real Madrid, en segundo plano

Por Alberto Piñero

El 3 de mayo ya está aquí, y con él, el fin de este apasionante carrusel de ‘Clásicos’. Veinte vertiginosos días en el que, a falta de lo que pueda suceder en la vuelta de la Champions y de esa más que improbable remontada, dos cosas han quedado claras. Una, que este Barcelona sigue siendo superior al Real Madrid. Porque sigue deslumbrando con ese fútbol de altos quilates que es envidia y referente de casi todo el mundo del fútbol. Porque se puede permitir el lujo de pinchar a falta de cinco jornadas para el final de Liga y mantener los ocho puntos de distancia en el campeonato liguero. Porque, salvo hecatombe, también será el que acabe llegando a la final de la Champions y sumando una nueva Liga a su haber.

Pero si hay otra cosa que también ha quedado clara tras este mes de abril, es que el Real Madrid le ha recortado mucha distancia al Barcelona en apenas una temporada. No toda, pero sí mucha. Y no sólo porque el club blanco haya acabado con sus propias limitaciones en las primeras rondas de Copa y de Champions, y haya sumado un título de nuevo después de dos temporadas de sequía, sino porque en los últimos enfrentamientos directos con los blaugranas ha dado la cara más que notablemente. De hecho, esta temporada rompió ya en la Liga con una mala racha de cinco ‘Clásicos’ consecutivos perdiendo, luego se hizo con el título de la Copa del Rey en la final ante el Barcelona, y aunque perdiera en la ida de la Champions, siempre quedará el balance de cero goles encajados jugando once contra once.

Un condicionante este de las expulsiones que ha terminado por distorsionar la realidad, y cuyo primer responsable de escacharrar el teléfono es el propio Real Madrid. Y es que todos deberíamos coincidir en que la expulsión de Pepe es injusta y es determinante para el desarrollo de la eliminatoria, pero tantos gritos y tantas quejas de los blancos han terminado por restarle a sí mismo la importancia de los pasos adelante que había dado el propio equipo merengue en estos días. Porque antes de la expulsión de Pepe en la ida, el Real Madrid había transmitido una imagen muy pobre por la predisposición táctica de esperar sin morder (no por el dibujo, que sí que se demostró efectivo). Y con ese debate aún muy asentado, el que el Real Madrid haya accedido a denunciar a un club ante la UEFA poniendo a su servicio los medios oficiales del club y todas las comparecencias públicas, deja al club blanco en una posición que no se corresponde ni con el señorío ni con la imagen de la que tanto presume.

Como ya apuntaba la semana pasada, con la trayectoria en Liga y Champions más el título de Copa del Rey el Real Madrid ya había cumplido esta espinosa temporada. Y con notable ni más ni menos (Valdano dixit). El caer con el Barcelona en la Champions entraba dentro de los esquemas hechos a principio de año, y si bien esa expulsión de Pepe impedía a los blancos alcanzar el sobresaliente, no es menos cierto que también provocaba que no se bajara del notable. Sólo quedaba ponerle un atractivo envoltorio y venderlo bien. La expulsión siempre quedará ahí como injusta y determinante, y al fin y a la postre si en la vuelta no se remonta el 0-2 es medianamente lógico porque nadie lo había hecho antes en la competición europea, y porque el Real Madrid debe marcar tres goles cuando entre los ocho ‘Clásicos’ anteriores todos juntos sólo había marcado cuatro tantos.

Sin embargo, el Real Madrid se ha excedido en sus quejas y en el modo de exponerlas aun llevando gran parte de razón, y en lugar de alabar el crecimiento desarrollado en este año ha terminado por dejar la sensación de que el Real Madrid es más inferior al Barcelona de lo que en realidad puede serlo. En cierta manera puede ser hasta lógico que interese que el partido de hoy quede en un segundo plano como decía Karanka, por lo que pueda venir, pero hubiera sido más efectivo y más inteligente tener un campo de visión algo más amplio que sólo desde las diez de la noche del pasado miércoles para que así no sea el propio Real Madrid el que quede en un segundo plano.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Te puede interesar: Real Madrid-Barcelona: Hablemos de fútbol

Real Madrid: Ronaldo tumba a su bestia

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche