Histórico
24 mayo 2011Francisco Ortí

El duro regreso a Wembley de Éric Abidal

Si el destino ya está escrito pocos son los que lo han leído y, desde luego, Éric Abidal no está entre ellos. De otro modo, no hubiese sido tan osado de pronunciar ciertas palabras la última vez que estuvo en Wembley. “Volveré”, prometió el lateral del Barcelona después de jugar con la selección francesa en el estadio londinense. “En la taquilla dejé un papel avisando que volveré para jugar la final de Champions“, explicó el galo en la prensa pocos días después del encuentro contra Inglaterra.

En ese momento su promesa sonaba a reto. Respondía al desafío deportivo de alcanzar la final de la Champions League que se disputaría en ese mismo escenario. Sin embargo, el tiempo multiplicó la dimensión de ese “volveré” para transformarlo en algo más trascendente, casi en un milagro. El cambio se produjo el pasado 15 de marzo. Abidal atravesaba su mejor momento de forma desde que vestía de azulgrana cuando el Barcelona comunicó la nefasta noticia: “Al jugador Éric Abidal se le ha detectado un tumor en el hígado, que será tratado quirúrgicamente el próximo jueves en BarnaClinic Grup Hospital Clínic de Barcelona por el doctor Josep Fuster Obregon“.

En un examen médico rutinario se le había detectado un tumor en el hígado que le obligaba a pasar por el quirófano con caracter de urgencia. En un instante la vida cambió para Abidal. “Cuando te pasa algo así, de un día para otro la vida te puede cambiar y a mí me ha cambiado mucho, sobre todo el carácter“, cuenta el francés. Lo deportivo pasaba a un segundo plano para Abidal. Estaba inmerso en una batalla mayor contra su propio cuerpo. “Comienzas a pensar: Si no estoy por aquí, ¿Qué sucederá mañana? ¿Cómo sobrevivirá mi familia?”, confesó. Sin embargo, no olvidaba ese “volveré” que le prometió a Wembley.  Lo ha tenido presente a lo largo de toda la recuperación. Tenía decidido que iba a cumplir su promesa costara lo que costara.

El paso del galo por quirófano fue todo un éxito. Su vida no corría peligro, aunque las previsiones deportivas eran menos positivas. Los primeros informes apuntaban a que no recibiría el alta médica hasta verano, no volvería a jugar en lo que restaba de temporada y por lo tanto no llegaría a tiempo para disputar la final de la Champions League en Londres. Haciendo oídos sordos a los informes médicos, Abidal comenzó la rehabilitación convencido de que lograría recuperarse. Apenas 18 días después de su intervención regresó a los entrenamientos, aplaudido por sus compañeros. Era el comienzo del milagro.

Su evolución fue portentosa y el pasado 2 de mayo, empujado por los graves problemas que tenía su equipo en defensa, Abidal se dirigió a Pep Guardiola para ofrecerse a ayudar al equipo. Tras consultar con los médicos y recibir una respuesta positiva, el entrenador del Barcelona aceptó la mano que le tenía su ‘renacido’ lateral izquierdo y le incluyó en la convocatoria para el encuentro de vuelta de las semifinales de la Champions League contra el Real Madrid. Era el último obstáculo para los azulgrana en su camino a la final de Wembley. Y también era el último para Abidal.

El Barcelona logró el pase a la final y Abidal pudo disfrutar de unos pocos minutos en su primer partido desde que se le diagnóstico el tumor. Aún así, todavía no había llegado a la meta. Durante las últimas semanas ha trabajado a fondo para ganarse un puesto de titular en la final contra el Manchester United. En los días previos a la final representa la única duda en el once de Guardiola. El técnico se debate entre Abidal o Mascherano para completar la defensa, pero el francés no ha llegado tan lejos para rendirse. Ya faltó a la última final de Champions -en Roma contar el Manchester United- y no está dispuesto a perderse otra como ha demostrado con el duro camino que ha recorrido desde que estuvo en Wembley. Prometió que volvería. Y volverá.

Sigue la final de la Champions League de primera mano a través de nuestra página de Facebook o del twitter personal de Francisco Ortí, nuestro enviado en Londres.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche