Histórico
26 mayo 2011Francisco Ortí

Andrés Iniesta, una Champions ‘a tiro’

Podrás jugar la final si cumples una única condición: no disparar a puerta”, le explicó el doctor. Para Andrés Iniesta era la mejor noticia posible. La mejor que había recibido en los últimos días y la que esperaba escuchar. Una “roturita pequeña” había mantenido en duda hasta última hora el concurso del manchego en la final de Champions League que el Barcelona disputaría en Roma contra el Manchester United. Una final que Iniesta no estaba dispuesto a perderse bajo ningún concepto.

Su carrera hacia Roma comenzó varias semanas atrás, el 10 de mayo de aquel año (2009), durante los últimos instantes de un encuentro contra el Villarreal. A los 93 minutos Iniesta intentó picar el balón y sintió un pinchazo en el muslo. “Sufre una rotura en el recto anterior del muslo derecho”, informaron los servicios médicos del Barcelona al día siguiente. El diagnóstico estaba claro. El tiempo de recuperación, no tanto. Iniesta se perdería la final de la Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao, pero se trabajaría para que el manchego estuviera a disposición de Pep Guardiola para jugar el 27 de mayo en Roma. Iniesta confiaba en un milagro médico y en sí mismo: “Las ganas que tengo por jugar la final van a marcar esta recuperación. Estaré en la final“.

Pese a su optimismo, su participación en Roma no estaba del todo clara. Por ello, el hecho de que el médico le confirmara por fin que podría jugar la final representaba la mejor noticia posible. Poco importante si lo tenía que hacer sin disparar a puerta, sin correr o apoyándose en una sola pierna. Iniesta estaba decidido a jugar fuese como fuese y Guardiola, a contar con él siempre que los servicios médicos le dieran el visto bueno. Así pues, el manchego, quien en en la semifinal contra el Chelsea se convirtió en el héroe de Stamford Bridge gracias a un épico disparo, estaría en Roma, pero sin poder disparar.

Iniesta fue titular, formando el centro del campo junto a Sergio Busquets y su inseparable Xavi Hernández, y no necesitó probar a Edwin Van der Sar para poner en jaque a todo el Manchester United. El manchego completó un soberano partidazo sin mirar ni una vez a portería. Desarrolló un fútbol de creación, desplegando toda su destreza entre líneas, y buscando un socio perfecto para que anotara el gol por él. Lo encontró en Samuel Eto’o. A los diez minutos, Iniesta se internó por el centro, pisó la media luna y tocó para el camerunés, quien, tras deshacerse de Nemanja Vidic, anotó el 1-0 para el Barcelona.

En la recta final del encuentro, Iniesta volvió a romperse, pero por entonces poco importaba. Lionel Messi ya había anotado el 2-0 y la Copa de Europa estaba en manos del Barcelona. El manchego celebró el título bajo la noche romana, desconociendo que la lesión que acababa de sufrir era el inicio de una penitencia muscular que padecería a lo largo de la próxima temporada. Aunque tampoco le hubiera importado mucho si hubiese sabido que al final de tanto sufrimiento su premio sería levantar la Copa del Mundo en Sudáfrica anotando él el gol de la victoria en la final.

Dos años después de aquella final ‘castrada’ el fútbol le ha concedido una segunda oportunidad a Andrés Iniesta. El próximo 27 de mayo el Barcelona competirá por el trono de la Champions League ante el mismo rival de entonces, el Manchester United, aunque en distinto escenario. No será en Roma, si no en Londres, en el estadio de Wembley. Por supuesto, no faltará Andrés Iniesta, quien este año llega en perfectas condiciones físicas, con experiencia marcando en finales, y el gatillo preparado para disparar a Van der Sar. Esta vez, Iniesta sí puede decir que tiene la Champions League ‘a tiro’.

Sigue la final de la Champions League de primera mano a través de nuestra página de Facebook o del twitter personal de Francisco Ortí, nuestro enviado en Londres.

Te puede intererar: Berbatov, goleador pasivo

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche