Histórico
12 abril 2011Francisco Ortí

Manchester United: Rooney, justo a tiempo

La puntualidad es una virtud que en el imaginario popular se le atribuye -de forma casi monopolística- al pueblo inglés, de ahí la expresión ‘puntualidad inglesa’. El delantero del Manchester United Wayne Rooney es inglés. Unos dicen que parece un boxeador inglés, otros, un granjero inglés, pero nadie duda que es un genuino ejemplar de ciudadano inglés, incluso un estereotipo. Sin embargo, entre sus muchas virtudes no se encuentra la puntualidad. Los Reds Devils le han estado esperando durante varios meses. Rooney ha llegado tarde, pero, posiblemente, en el momento adecuado.

El poeta francés Nicolas Boileau-Despréaux explicó que procuraba ser siempre muy puntual, puesto que había observado que los defectos de una persona se reflejan muy vivamente en la memoria de quien la espera. Wayne Rooney ha descubierto este año la certeza de las palabras de Boileau-Despréaux. Después de cerrar la campaña 2009-2010 siendo uno de los delanteros más letales del planeta, el inglés fracasó en el Mundial de Sudáfrica y cayó en una depresión futbolística que le ha acompañado durante gran parte de la presente temporada. Durante su declive ha tenido que lidiar con demasiadas críticas, y no sólo en el terreno balompédico.

Rooney ha escuchado como se ponía en tela de juicio su fidelidad tanto al Manchester United como a su mujer. Se le ha relacionado con el Manchester City y con el Chelsea. Se le ha acusado de poco profesional. Se ha insinuado que el rendimiento de la pasada campaña fue una excepción. Incluso Carlo Ancelotti se concedió el lujo de asegurar que Wayne Rooney no tendría hueco en sus alineaciones. “Ha vivido un momento difícil porque no es un goleador constante y estoy seguro que, por ello, yo no lo cambiaría por nadie de mi equipo“, apuntó el técnico italiano.

Su retraso le ha granjeado multitud de críticas, pero para Sir Alex Ferguson la espera ha valido la pena. Wayne Rooney ha llegado cuando más se le necesitaba, justo cuando se deciden los títulos. En Premier League el Manchester United ha podido escaparse en el liderato gracias a sus goles, con el hat trick ante el West Ham como mayor hazaña. En la FA Cup no estará disponible para la semifinal -por sanción- pero sí podría disputar una hipotética final en Wembley. Mientras que, en Champions League, un tanto suyo permite a los Reds Devils afrontar con ventaja el partido de vuelta de los cuartos de final.

Paradójicamente, la versión mejorada de Rooney se ha cebado especialmente con los dos equipos con los que más se le relacionó en el mercado de invierno. En el derbi de Manchester contra el City firmó el que puede ser el mejor gol de la temporada para sellar el triunfo a favor de su equipo. Contra el Chelsea marcó en Premier League en Stamford Bridge, pero el gol que más daño le ha hecho a los Blues es el que anotó en Champions League el pasado miércoles y que adelanta a los Reds Devils en la eliminatoria.

Este martes, Wayne Rooney tendrá la oportunidad de refrendar que la puntualidad no es su mejor virtud, pero sí la de aparecer cuando se le necesita. En su punto de mira se encuentran las semifinales de la Champions League y el Chelsea, donde, por cierto, también hay un futbolista que sufre la maldición del impuntual y ve como se acentúan sus defectos: Fernando Torres.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche