Histórico
21 abril 2011Jesús Camacho

Real Madrid: Ronaldo tumba a su bestia

Cristiano Ronaldo ejerció por fin como la gran estrella que es para escenificar una merecida victoria a los puntos del conjunto madridista. Así podría concluir la crónica de un partido que en cambio la encabezo de forma premeditada con el nombre del astro portugués, porque en su cabezazo quedó resumido el trabajo de todo su equipo. Y es que finales como la de hoy sirven para valorar la importancia individual de un futbolista que sin el colectivo no es nada.

Un partido, una final que comenzó teñida de color blanco por el intenso trabajo de presión y la intensidad del conjunto dirigido por Mourinho, que siguió jugando a lo suyo y consiguió cortocircuitar por completo el juego del conjunto azulgrana en la primera mitad. Llegando incluso a merecer marcharse al descanso con un gol tras aquel cabezazo de Pepe al palo derecho de la meta defendida por Pinto. Quisiera destacar especialmente la labor de Xabi Alonso de pivote por delante de la defensa, desde donde sujetó a su equipo y lo sacó con rapidez para salir con peligro a la contra.

El trivote de Mou funcionaba y el Barça no aparecía, pero el desgaste y el esfuerzo de tan intenso trabajo táctico y de presión, comenzó a pasarle factura al conjunto blanco, dando aire a un Barcelona que en esta segunda mitad sí que se asemejó un poco más a la versión que nos tiene acostumbrados. La segunda mitad fue del Barcelona y en ella tuvo contra las cuerdas al Madrid en diversos momentos del juego, pero la figura de Iker Casillas emergió una vez más para salvar a su equipo en varias intervenciones y manos de gran mérito, ante Messi, Pedro e Iniesta. Aún así el Barça, como el Madrid en la primera mitad, dejó escapar vivo a su rival e incluso pudo doblegar las rodillas al filo de la finalización del choque en un gran disparo de Di Maria que José Manuel Pinto abortó con una gran intervención.

De esta forma y manera se llegó a la finalización de un partido intenso, con media parte para cada equipo y empate a cero en el marcador. Por delante una prórroga de treinta minutos y dos conjuntos ya mermados en lo físico, que vivirían el tramo decisivo de la final pendientes de uno de aquellos pequeños detalles que suelen acabar decantando una final para un lado u otro. Y en uno de aquellos detalles que surgen de las botas de los elegidos a marcar diferencias, estuvo esta emotiva final. Precisamente en la cabeza de un gran jugador que había aparecido poco en sus sucesivas actuaciones ante el Barcelona y que en este encuentro iba camino de prolongar esa serie de infortunadas presencias contra el máximo rival. Corría el minuto 103 de partido cuando un balón recuperado en la medular llegó para la carrera de Di Maria por la izquierda, que superando a Alves colocó un gran centro de zurda para que Cristiano Ronaldo se elevara poderoso por encima de Adriano y marcando los tiempos y dominando el tempo, conectara un soberbio cabezazo con el batió al portero portuense del Barcelona.

El Madrid pegaba primero y en el momento decisivo del partido, dejando sin reacción al conjunto culé, que de la mano de Guardiola entregaba por primera vez la cuchara ante el Real. El equipo blanco y Ronaldo, como dije al comienzo, escenificaban en aquella jugada y aquel detalle una trabajada y merecida victoria a los puntos. El Barça por su parte bajaba los brazos por primera vez y tocaba tierra siendo fiel a su estilo.

Como dije hace unos días, todo comienza y todo acaba, el Barça casi tiene su Liga y el Madrid que vivirá su Domingo de Resurrección, ya tiene su Copa tras dieciocho años de espera, pero  ojo, aunque todo ha comenzado para nada se ha acabado, puesto que aún nos quedan por delante dos clásicos más, en los que recomendaría que nadie diera por muerto al Barcelona o vivo al Real Madrid –o viceversa-. Y es que ni Guardiola antes era tan bueno, ni ahora tan malo -ni Mou tan malo y ahora tan bueno-, sino que representan dos estilos antagónicamente posicionados y por los que cada uno tiene la libertad y el derecho de sentirse más cercano. Esto es fútbol y hoy el Madrid se fue de Copas por Valencia, felicidades.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche