Histórico
17 abril 2011Francisco Ortí

Kevin Davies y la revancha del Chesterfield

Cuando logró calmarse, John Duncan se descubrió a sí mismo perdido en medio de Old Trafford, sudado y vistiendo menos ropa de la que recordaba. Su chaqueta se encontraba tendida sobre el césped, el polo estaba desbocado y desconocía donde podrían esconderse sus gafas. Un gol era el desencadenante de esta locura transitoria en John Duncan. El equipo al que él entrenaba había logrado anotar el gol del empate en el tiempo de descuento, forzando el replay de la semifinal de la FA Cup, en uno de los partidos más recordados de la centenaria competición.

John Duncan entrenaba al Chesterfield, un equipo de Third Division (la que era la cuarta división de Inglaterra) que sorprendió colándose en las semifinales de la FA Cup en 1997. Después de haber eliminado a Bristol City, Bolton, Nottingham Forest y Wrexham; el último obstáculo hasta la final sería el Middlesbrough de Emerson, Juninho Paulista y Fabrizio Ravanelli. El reto parecía imposible para el Chesterfield, pero cuando se vieron con 2-0 a favor en el marcador y un hombre más sobre el terreno de juego comenzaron a pensar en la final. Sin embargo, el Boro remontó y sólo un gol del Chesterfield en el descuento rescató un empate a tres. En el Replay, el Middlesbrough ganó con contundencia (3-0) y ese heroico Chesterfield se quedó a las puertas de la gloria.

En aquel Third Division que soñó con pisar Wembley se encontraba un jovencísimo Kevin Davies, quien fue, junto a Andy Morris, uno de los héroes de aquella semifinal. Apareciendo por ambas bandas, desequilibrante en cada acción, se convirtió en una pesadilla para los expertos defensas del Middlesbrough y fue protagonista en las jugadas clave del encuentro. Forzó la expulsión de Vladimir Kinder, realizó el disparo que precedió el primer gol del partido e inició la jugada que propiciaría el gol fantasma que todavía escuece en Chesterfield. “Hubiera significado el 3-1 si el árbitro hubiese concedido el gol. Esa decisión probablemente nos costó el billete a la final“, lamenta Davies.

La derrota supuso un duro golpe para Kevin Davies, quien todavía le da vueltas al encuentro: “Con 2-0 a favor y contra diez hombres pensamos que ya estábamos en la final, pero la calidad del Middlesbrough apareció y consiguió remontar. Fue una dura lección para nosotros. He jugado en grandes equipos a lo largo de mi carrera y nunca he estado tan cerca de ganar la FA Cup como aquel año. Todavía sueño con aquel partido, pero los cuentos de hadas no entienden de Replays”.

Catorce años después, Kevin Davies tendrá la oportunidad arrancarse esa espina. Este domingo (17.00 horas), el Bolton disputará en Wembley la semifinal de la FA Cup contra el Stoke City, buscando una plaza para la final en la que ya espera el Manchester City. Al fin, Davies podrá desquitarse de la decepción sufrida con el Chesterfield en 1997 al mismo tiempo que honra la memoria de Nat Lofthouse, héroe de la última FA Cup ganada por el Bolton, y cuyo ataúd portó en su entierro durante el pasado mes de enero. “Sería una forma espléndida de honrar la memoria del gran hombre“, comenta el ariete.

Así pues, cuando el balón comience a rodar a las 17.00 horas con los colores del Bolton veremos a Kevin Davies, un hombre persiguiendo un sueño que se le escapó hace catorce años: “Más de una vez he soñado que levantaba esa copa y el sueño no ha cambiado a pesar de que ya soy un veterano. Quiero ganar la FA Cup“. Con 33 años busca el broche de oro a su carrera. Esta vez seguro que John Duncan tiene bien fijas sus gafas para no perderse la revancha de quien fuera su alumno aventajado en aquel heroico Chesterfield de 1997.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche