Histórico
5 abril 2011Francisco Ortí

John White, el fantasma del Tottenham

David apenas tiene ocho años, pero parece llevar ochenta siguiendo al Tottenham. Lo sabe todo sobre los Spurs. Prácticamente desde que nació acompaña a su padre y a su abuelo a White Hart Lane para ver los partidos de su equipo, aunque su parte favorita del viaje es el momento en el que su abuelo cuenta historias casi legendarias sobre los Spurs. Así descubrió a Osvaldo Ardiles, Glenn Hoddle, Bill Nicholson o Gary Lineker, quien para él no era más que un tipo simpático que aparecía en televisión.

David conoce toda la liturgia que rodea al Tottenham, por eso no se alteró cuando una tormenta comenzó a inundar las gradas ni se alteró con el sonido de los relámpagos. Buscó la mirada de su abuelo, esperando escuchar la frase que acostumbra a pronunciar cada vez que truena en White Hart Lane y no le decepcionó: “Hoy jugamos con doce. Acaba de llegar el fantasma“.

Ese fantasma que se aparece cada vez que hay tormenta en un partido del Tottenham es John White, The Ghost of White Hart Lane. John Anderson White nació en Escocia en 1937 y desde los 17 años se dedicó al fútbol profesionalmente. Comenzó en el humilde Alloa Athletic -allí todavía conservan una sala con su nombre- y posteriormente se marchó al Falkirk FC, desde donde llamó la atención del país vecino. Su nombre sonaba con fuerza en Inglaterra y los grandes de clubes tantearon su fichaje. El mejor postor fue el Tottenham, quien en octubre de 1959 pagó 22.000 libras por su traspaso. La prensa criticó la operación al considerar que se había pagado un precio demasiado alto por un jugador de físico enclenque y sin experiencia internacional. White no tardó en demostrar que valía cada libra que pagaron por él.

Marcó un antes y un después en The Lane. Pegado a la cal derecha destrozaba a las defensas rivales. Su velocidad y su técnica sumadas a su capacidad de desborde le convertían en imparable. “Aparecía y desaparecía cómo y cuando quería. Era tan rápido que parecía invisible. Era como un fantasma. No podías verle, pero estaba así. Siempre estaba ahí”, explica Cliff Jones, compañero de White en aquel Tottenham. Con semejante descripción no resulta extraño que le apodaran El Fantasma.

Junto a Danny Blanchflower, Cliff Jones, Bobby Smith y Jimmy Greaves, entre otros, convirtieron a los Spurs en uno de los mejores equipos de Inglaterra, pero él era indispensable. De hecho, el Tottenham sólo fue capaz de ganar uno de los quince partidos que disputó sin White en esa época. En 1961 logró el doblete -el primero del s. XX- ganando la liga y la FA Cup. En 1963 alcanzaron la final de la Recopa, donde les esperaba el Atlético de Madrid. Los rojiblancos contaban con un equipo de ensueño que asustaba a los Spurs, pero White pronunció una frase histórica justo antes de la final: “Si tenéis problemas, levantad la cabeza. A vuestro lado siempre estaré yo“. Cumplió con su palabra. El Tottenham ganó la final por 5-1 con un gol y tres asistencias de White.

Con White, el Tottenham nunca bajó de la cuarta plaza y se convirtió en uno de los equipos punteros del país. A los 27 años se carrera se encontraba en su momento de mayor esplendor. Triunfaba con el Tottenham, lideraba a la selección de Escocia y el Manchester United se preparaba para ficharlo, pero todo quedó fulminado durante el funesto 21 de julio de 1964. White se encontraba jugando a golf entre amigos en Crew Hill. En mitad de la partida les sorprendió una violenta tormenta. Todos decidieron resguardecerse, menos White, quien se empeñó en acabar los 18 hoyos. 24 horas después fue hallado tendido junto a un árbol, con el anillo de boda fundido en el dedo. Le había matado un rayo.

Así acabó la carrera del futbolista, pero no la del fantasma, que continúa apareciendo cada vez que arrecía una tormenta durante un partido del Tottenham. Si esta noche se escuchan rayos en el Santiago Bernabéu el Real Madrid estará jugando contra doce. El Fantasma habrá regresado para ayudar a los Spurs a alcanzar las semifinales de la Copa de Europa.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche