Histórico
20 abril 2011Jesús Camacho

Copa del Ayuntamiento

Hace un siglo y trece años el rey Alfonso XIII heredaba la corona regentada por su madre Doña María Cristina durante 17 años. En el marco de festejos que se celebraron con motivo de su mayoría de edad -16 años- y su consiguiente coronación se constituyó el germen de la actual Copa del Rey. Concretamente, un 15 de mayo de 1902 el Estadio del Hipódromo de Madrid acogió la disputa de una Copa a la que se puso por nombre Copa de la Coronación o Copa de Alfonso XIII, en honor al monarca de la dinastía real borbónica.

Una Copa que quedó igualmente reconocida por los legajos históricos que constituyen la memoria del pueblo como la Copa del Ayuntamiento, por la sencilla razón de que el trofeo final fue ofrecido por el Ayuntamiento de Madrid. Y con el matiz histórico que me deja el genial y sutil recuerdo difuminado de la poesía de una generación solidaria -98-, perfilo sobre el tapiz verde la crónica legendaria de un torneo que tuvo en el Madrid FC. , FC.Barcelona, Club Vizcaya –equipo vasco integrado por jugadores del Athletic Club y del Bilbao FC-, Club Español Foot-ball y New Foot-ball a sus primeros participantes.

La primera edición –no oficial- de un torneo, un trofeo, una Copa, que ostentó rango de Campeonato Nacional durante más de dos décadas, pues hasta el año 1929, en el que se constituyó el Campeonato Nacional de Liga, fue el primer torneo de categoría suprarregional disputado en territorio español.

Los 1.500 espectadores que asistieron a la final en el madrileño estadio del Hipódromo fueron testigos del histórico primer enfrentamiento entre el Vizcaya y el FC Barcelona. Carlos Padrós, presidente de la Federación madrileña de foot-ball , fue el encargado dirigir aquel match. Luis Arana dirigió técnicamente al conjunto vasco y S.Morris al conjunto catalán. Por ambos bandos se observan la prevalencia de nombres británicos y los grandes mostachos de un foot-ball que se asienta en Minas de Río Tinto y viaja por la ría de Bilbao a bordo de los pataches  de la línea regular “Mc&Andrew”.

En las filas del Barcelona el nombre de su capitán destaca por encima de todos los demás, Hans “Joan” Gamper. Al igual que en las filas vascas, pues Juan Astorquia Landabaso, queda para siempre como miembro destacado de pleno derecho y mito fundacional del Athlétic.  Su primer gran capitán y sobre el que recayó el honor y protagonismo legendario de anotar el primer gol en una final de la historia de esta competición. Un gol que abrió la senda de la gloria al conjunto vasco a los diez minutos de juego, y que precedió al segundo materializado por Armad Cazeaux a los veinte de partido. Un dos a cero que puso muy cuesta arriba la reacción barcelonista, que aunque lo intentó con el gol de Udo Steinberg en el minuto 75, no fue suficiente para neutralizar la superioridad vasca.

De esta manera el histórico Vizcaya se coronaba –nunca mejor dicho- primer Campeón de Copa, una final de un llamado concurso de foot-ball muy británico, previsto a disputarse a una hora tan peculiar como las diez de la mañana, pero que acabó disputándose a las cuatro de la tarde –una hora muy británica-, coincidiendo con la llegada del tren real.

Un tren real que aquella tarde de mayo de 1902 pasó por el Estadio el Hipódromo de Madrid y que el próximo miércoles pasará indefectiblemente por Mestalla, donde Barcelona y Madrid se disputan su edición número 107. Sí, de la Copa, la del Rey.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche