Histórico
11 abril 2011Francisco Ortí

Valencia: Números contra sensaciones

Mientras que el Villarreal y Juan Carlos Garrido acaparan elogios; el Valencia y, sobre todo, Unai Emery soportan críticas. Bien es cierto que las buenas palabras -totalmente merecidas- hacia el Submarino Amarillo tienen un carácter nacional, mientras que los palos al banquillo ché proceden del ámbito local. Sin embargo, los números de ambos conjuntos no justifican esta diversidad de opiniones, especialmente en lo que al Valencia se refiere. “Durante al año, los elogios que ha recibido el Villarreal, y las criticas que ha recibido el Valencia, no se reflejan en la clasificación”, apuntó Santiago Cañizares tras la victoria ché en el derbi de la Comunitat.

Dejando a un lado la goleada del domingo en Mestalla que considero que no refleja la diferencia real entre ambos equipos, los números dibujan a un Valencia que está rindiendo a un nivel como mínimo de notable a lo largo de esta temporada. Faltando siete jornadas para el final de Liga, los ché tienen casi asegurada la tercera plaza, la del campeón de los mortales. Están a seis puntos del Villarreal, cuarto clasificado, y a 14 puntos de quedarse fuera de los puestos de Champions League.

Todavía hay más. El Valencia ha anotado 51 goles, siendo el tercer equipo más goleador de la Liga BBVA por detrás de Barcelona y Real Madrid, y ha encajado 35 goles, compartiendo el bronce a mejor defensa junto al Sporting de Gijón (oro y plata son también para Barcelona y Real Madrid, por supuesto). Además, también es el tercer equipo que más puntos ha sumado lejos de casa a lo largo de la presente temporada. Son estadísticas que deberían mantener al valencianismo en un continuo estado de satisfacción y, pese a todo, sucede lo contrario.

Exceptuando lo sucedido contra el Villarreal, al Valencia se le achaca continuamente -desde su propio entorno, recalco- una grave para de ideas para atacar y una profunda desorganización defensiva. Esas sensaciones se extraen en la mayoría de encuentros del Valencia y, sin embargo, parecen completamente injustificadas a tenor de las estadísticas que muestran a los ché como el tercer mejor ataque y -esto sorprende más- como la tercera mejor defensa.

El inconformismo valencianista forma parte de la entidad y lo ha sufrido la mayoría de entrenadores que se han sentado en el banquillo de Mestalla. Héctor Cúper escuchó cánticos en su contra pese a llevar al equipo a la final de Champions League. “Pierdo un trabajo pero recupero una vida“, espetó Quique Sánchez Flores cuando abandonó el club. Unai Emery está superando a sus antecesores tanto en estadísticas como en críticas.

Emery recogió a un equipo herido tras la ‘etapa Koeman’ y lo devolvió al segundo escalafón de la Liga. La temporada pasada logró clasificarlo para la Champions League sin necesidad de disputar previa y este año va camino de repetirlo pese a que en verano la plantilla sufrió una profunda renovación a causa de los problemas económicos. Pese a todo, Emery continúa sin renovar, con un futuro completamente incierto y escuchando posibles sucesores. En el Valencia se debaten si hacer caso a los números o a las sensaciones. Un debate complicado.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche