Histórico
21 abril 2011Francisco Ortí

Cinco apuntes de la final de Copa del Rey

El segundo y más decisivo de los Real Madrid-Barcelona cayó en manos blancas. Un gol de Cristiano Ronaldo a los 103 minutos desequilibró la final de la Copa del Rey a favor del conjunto madridista y rompió la ley seca que sufrían en Chamartín durante los últimos dieciocho años. Fue un encuentro intenso y frenético, de altos niveles de adrenalina y acérrima rivalidad en el que el Barcelona acaparó la posesión sin saber transformarla en ocasiones, mientras que el Real Madrid fue mucho más directo. Analizamos la final con cinco nombres:

Cristiano Ronaldo: El hombre que nunca aparecía en los partidos decisivos decidió una final. Cristiano Ronaldo fue el héroe de la noche en la que el Real Madrid volvió a levantar un título. El portugués disputó un partido muy completo, siendo el hombre más incisivo del conjunto blanco y disfrutando de varias ocasiones para abrir el marcador antes de la prórroga. La puntería no le sonrió durante el tiempo reglamentario, pero sí en la prórroga, cuando, a los 103 minutos, lanzó un cabezazo que envió la Copa del Rey a las vitrinas del Real Madrid dieciocho años después.

Lionel Messi: Messi se había acostumbrado a sonreír después de cada enfrentamiento contra el Real Madrid, después de cada duelo contra su némesis Cristiano Ronaldo. Sin embargo, en Mestalla le tocó sufrir el lado amargo. El argentino apenas se dejó ver en la final copera. Se dejó enredad en la enmarañada estrategia de José Mourinho y estuvo muy lejos de su nivel habitual. El Barcelona le echó de menos cuando buscó soluciones en la recta final. Su cara a la conclusión de la final reflejó perfectamente lo que fue su partido.

Pinto-Casillas: Uno fue el protagonista en la previa del partido y también lo fue durante el encuentro. El otro fue el protagonista durante el partido y también lo fue a la conclusión del mismo. Pinto, la gran novedad del once del Barcelona, demostró que Guardiola no se equivocó apostando por él. Estuvo muy seguro bajo palos y también abandonando el área. Sacó una mano clave a Di María para forzar la prórroga. Casillas también rindió a un alto nivel, realizando paradas clave cuando el Barcelona apretó. Prolonga su racha de capitán rompe-gafes. Después de levantar la Eurocopa y el Mundial con España, ganó la Copa del Rey con el Real Madrid tras dieciocho años de ley seca.

Pepe: El portugués personifica el plan anti-Barça de José Mourinho y cada vez lo representa mejor. El pasado sábado en el Santiago Bernabéu se dejó poseer por una sobredosis de adrenalina, pero en Mestalla cumplió su papel a la perfección. Se convirtió en el líder defensivo de la medular, trabajando sin descanso, peleando y robando todo lo que se acercaba por su zona. No contento con el trabajo sucio dobló sus funciones y se atrevió a aparecer también en tareas ofensivas. Convirtió su potencial aéreo en un arma de ataque y de no ser por el palo derecho de Pinto habría sido él quien abriera el marcador.

Daniel Alves: Ni Messi, ni Xavi ni Iniesta. El mejor del Barcelona en Mestalla fue Daniel Alves. El brasileño protagonizó un encuentro superlativo. Sus apariciones ofensivas por la banda derecha y sus libres directos acostumbran a ser su marca de identidad, pero ante el Real Madrid destacó principalmente por completar un trabajo defensivo impecable. Cerró perfectamente su banda y estuvo rapidísimo para solventar los problemas de sus errores. Fue clave en varias ocasiones cruzando el área para taponar disparos de Cristiano y compañía cuando ya se disponían a encarar a Pinto.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche