Histórico
18 marzo 2011Jose David López

Tottenham, la proyección londinense

Regeneración. Un simple vocablo que representa a la perfección la actualidad del Tottenham, un club obligado a una renovación global en su proyecto, negado durante décadas a la gloria continental y siempre a la sombra de los ‘gigantes’ en los títulos nacionales. Sólo se recuerdan gestas en la extinta Copa de la UEFA, con dos noches gloriosas (1972 y 1984), porque en la máxima competición son considerados ‘novatos’. Sin ir más lejos, es la vez primera que lograron situarse en la Champions League, aunque por el camino han demostrado justamente lo que esperaban por expectativas y pretensiones, dar un salto hacia la grandeza internacional.

Un club con una masa social enorme en Inglaterra, clásico del Norte de Londres y que ya tiene los papeles en regla para la construcción de un nuevo estadio que mejore la capacidad del vetusto White Hart Lane. Esto refleja las intenciones de crecer, de progresar y de ampliar horizontes, aunque también muestra su buena condición económica. Y es que el Tottenham es un club poderoso, que a base de grandes contrataciones en los últimos años ha logrado aglutinar a jugadores muy interesantes y que hoy ha conocido la que será su mayor meta hasta ahora, cruzarse con el Real Madrid en la Champions League.

Hace ya tres años, el proyecto que lidera desde los despachos deportivos Daniel Levy, puso sus ojos en el fútbol español y decidió otorgar su banquillo a Juande Ramos. El fracaso fue evidente. No tanto en resultados, pero sí en metas incumplidas porque no había que mejorar las campañas previas, sino ejercer como uno de los clubes aspirantes a meterse en la pelea por metas mayores. Aquella aventura salió mal pero Levy dio un giro, contrató a uno de los mejores entrenadores del país y puso su vanguardista mentalidad en manos de Harry Redknapp. Un entrenador experto, veterano, que sabe leer muy bien sus cualidades y que, sobre todo, es un magnífico psicólogo.

Con Harry llegaron los resultados, se accedió a mayores cotas, se alcanzaron posiciones altas y llegaron jugadores determinantes. Con dinero en la banca y una estabilidad bien definida en el banquillo, se afianzó el talento de Luka Modric, jugador clave para mover al equipo, para distribuir y para brillar como mayor talento. Dos puñales por banda, Gareth Bale y Aaron Lennon, rápidos, desequilibrantes y prodigios técnicos. Un diamante conocido como Van Der Vaart, que está funcionando a gran nivel. Delanteros con mejores cifras que caché global como Crouch, Defoe o Pavlyuchenko y más dudas en defensa. Debilidad en el camerunés Ekotto en labores defensivas y enorme irregularidad bajo palos con el brasileño Gomes.

Un equipo que crece (lo ha demostrado ante el Milan), que busca dar el salto definitivo eliminando a uno de los gigantes mundiales y que es capaz de cambiar de registro ante las adversidades. Atrevido, veloz y directo como local en un ambiente majestuoso en White Hart Lane, más cauteloso y especulador a domicilio.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche