Histórico
29 marzo 2011Jesús Camacho

Lituania: El hermano pobre del basket

En la ciudad de Kaunas, la ciudad más lituana del país báltico y cuna del baloncesto, de la que surgieron nombres tan ilustres como Arvydas Sabonis,Valdemaras Chomicius, Šarūnas Marčiulionis, Žydrūnas Ilgauskas y Šarūnas Jasikevičius, el escultor Dziugas Jurkunas afrontó con maestría el complicado reto de levantar y esculpir en bronce la primera escultura dedicada al fútbol en el báltico. Fue una ardua tarea puesto que Kaunas, ciudad en la que confluyen dos importantes ríos lituanos, -el Neman y el Neris- siempre estuvo ligada históricamente y sentimentalmente al basket.

Por ello y para el encargo de la FFL –Federación de Fútbol Lituana- Jurkunas quiso antes de esbozar el perfil pétreo esférico que se le había encomendado, conocer a fondo la historia del citado deporte en Lituania. Enfrascado en el citado estudio se percató de que las raíces del fútbol lituano se remontaban al período de entreguerras, cuando era muy popular entre los pilotos. De la misma forma el artista lituano llegó a la conclusión de que el fútbol tanto universalmente como en Lituania comienza a germinar en la calle, allá donde los chicos comienzan a regatear entre adoquines y aprenden a saltar, a no hacerse daño, a correr y evitar obstáculos. Es la ley de la calle, la primera ley del fútbol, los principios básicos de la técnica individual, que luego a nivel profesional se encorseta en el entramado táctico surgido de la cabeza pensante de un entrenador.

Así fue como llegó a la conclusión de que el protagonista de su obra no podía ser otro que un niño, uno de aquellos muchos adolescentes que por alguna inexplicable decisión decide golpear el balón con los pies y ser algún día estrella en el FBK Kaunas, en lugar de soñar con los tapones del mítico Arvydas Sabonis. Quizás por ello me merezca tanta consideración esta obra situada a las puertas de la Academia Nacional de Fútbol de Lituania, porque uno de aquellos chicos puede o podría haber sido el delantero Darvydas Serna, que anotó a los veintiséis minutos de juego el histórico 0-1, con el que Lituania logró una legendaria victoria ante la República Checa. Igualmente histórico que Zydrunas Karcemarskas, cancerbero lituano y auténtico héroe del partido ante los checos, e igualmente mediático que el ahora valencianista Stankevicius.

Más lejano en el tiempo queda el exjugador de la Real Socidedad, Jankauskas, el jugador más caro de la historia del fútbol lituano, sin olvidarnos de Arminas Narbekovas, centrocampista de gran visión, talento y especial capacidad en los lanzamientos a balón parado. Mejor jugador lituano de los últimos cincuenta años, un futbolista que hizo historia con el Zalguiris Vilnius y conquistó el oro Olímpico en Seul 1988 con la Selección soviética ante la Brasil de los Bebeto, Romario y cia. Estrella y testigo del regreso en 1990 de la selección lituana a la competición tras varias décadas de ausencia y anexión a la URSS.

Con poca historia en esto del fútbol y mucha leyenda en el basket pero sin duda uno de aquellos lobos con piel de cordero que compiten a nivel internacional y pueden complicarle la existencia a cualquier favorito al título. Un fútbol que parece haber encontrado el camino para comenzar a dejar de ser el hermano pobre del basket. Un camino que comienza y finaliza a las puertas de aquella academia de Kaunas y a los pies de la estatua de aquel niño futbolista que esculpió en bronce Dziugas Jurkunas.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche