Histórico
2 marzo 2011Santi Retortillo

Guillem Martí: Goles en las alturas de Ried

Siempre soñó con triunfar en Primera División, a poder ser en el Mallorca, y compartir delantera con Samuel Eto’o, que por aquel entonces vestía de bermellón. Nacido en la localidad menorquina de Es Mercadal, Guillem Martí dio sus primeras patadas a la pelota en el equipo de su pueblo hasta que el Mallorca se fijó en él. Pasó a engrosar las filas del club fuerte de Baleares, y ahí creció gracias a una buena punta de velocidad y cierta facilidad para perforar las metas rivales. El problema llega cuando no das el salto pese a que lo pelees con todo.

Con sólo 17 años tuvo su primera experiencia en Tercera División, una de las cinco que acumula en su carrera, pero en la campaña 2003/2004 volvió a dar un paso atrás al enrolarse con el Cádiz, con la salvedad que lo hizo en los juveniles. Y ahí empezó su peregrinaje por los campos modestos, muchos ellos de tierra, de la geografía española. Guillem Martí, desde el año 2002 fue a club por curso. Sariñena (Tercera), Zaragoza B (Segunda B), Sporting Mahonés (Tercera), Igualada (Tercera), Terrasa (Segunda B) y, de nuevo, Sporting Mahonés (esta vez en Segunda B). Precisamente el tiempo se para aquí. Martí logró 17 goles la temporada pasada en un Sporting Mahonés que concluyó 14º y salvó la categoría. Fiel a su tradición, el veloz ariete debía cambiar de club debido a esa trayectoria tan irregular que tenía desde su paso a profesionales.

Pero esta vez el destino iba a ser muy diferente. No se iba a quedar en las Baleares, ni siquiera volvería a Aragón o Cataluña, donde paso un bienio en cada emplazamiento. El 11 de mayo, Guillem Martí viajó hasta Austria porque el SV Ried seguía su pista. No lo dudó y llenó la maleta en busca de que las negociaciones fructificasen. Diez días después, el Sporting Mahonés llegaba a un acuerdo con el ariete para rescindir un contrato que le unía hasta junio de este 2011. Gracias a esa liberación, el SV Ried anunciaba que el balear pasaba a engrosar la nómina de jugadores de un club austriaco que concluyó el pasado año octavo (de diez escuadras que consta la Austrian Bundesliga) cuajando una actuación aceptable.

En apenas diez días, Guillem Martí ascendía dos categorías, cambiaba de país y se desplazaba 1.184 kilómetros más al norte. Un cambio radical, pero la presencia de los compatriotas Iván Carril y Nacho Rodríguez iba a ayudar a una aclimatación que sustituía las playas de sus islas por el frío y las montañas austriacas. El mayor honor del SV Ried, de la pequeña localidad de Ried im Innkreis, era haber logrado una Austrian Cup en 1988, así como un subcampeonato liguero en la 2006/2007 que les dio acceso a la Copa de la UEFA donde cayeron en la clasificación frente al Sion suizo. Con estos ingredientes, el menorquín firmó un año de contrato (como no) y debía empezar a demostrar su valía al técnico Paul Gludovatz, que con 64 años entrenaba a su primer club tras estar toda la vida en las categorías inferiores de la selección austriaca.

Las cosas no le pueden ir mejor a Guillem Martí, que es el máximo anotador del SV Ried con 8 goles en 18 jornadas, es uno de los culpables de ocupar la tercera posición y sueñan con llevarse el título. El Austria Viena comanda la tabla con 41 puntos, mientras que Sturm Graz y los compañeros de Martí marchan a uno. Lo mejor de todo es que distan en cinco al Red Bull Salzburgo, por lo que a falta de 14 jornadas quieren ir poniendo tierra de por medio e ir asegurándose su presencia en Europa al año que viene, ya que acceden los tres primeros.

Pero las noticias no pueden ser mejores para nuestro protagonista de culo inquieto, porque por fin cumplirá una segunda campaña en un mismo club. El mes pasado, el SV Ried anunció la renovación de Guillem Martí, así como la del también español Iván Carril. Con esta grata noticia, que no hace sino dar más moral a un equipo que aspira a hacer historia y repetir, o mejorar, su mejor posición en el campeonato doméstico, el SV Ried quiere celebrar su centenario (fue fundado en 1912) portando sus mejores galas.

Y uno de los actores principales de ese centenario será Guillem Martí, máximo artillero del SV Ried y que en un año ha pasado de jugar en Segunda B a formar parte del plantel de jugadores del FIFA 11. Todo ello, gracias a su trabajo, sus goles y su apuesta por marcharse hasta Austria dejando atrás esos duros domingo en campos de tierra.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche