Histórico
11 febrero 2011El Enganche

Racing de Santander: La historia al revés

Tres años y medio atrás, Miguel Ángel Portugal abandonaba El Sardinero tras una temporada ilusionante. A pesar de no lograr su primera victoria hasta la sexta jornada (0-1 ante Osasuna) y de finalizar la primera vuelta a tan sólo seis puntos de los puestos de descenso, el Racing de Santander completó un segundo tramo de temporada de ensueño gracias a la aparición estelar de, entre otros, Nikola Zigic, todavía hoy ídolo en Santander. Victorias de prestigio frente a Valencia en Mestalla (0-2) y Real Madrid en casa (2-1) sumadas a resultados que ya son historia del club como el 5-4 cosechado frente al Athletic, colocaron a los montañeses unas aspiraciones tan extrañas como gratificantes. Finalmente el globo se desinfló y no se pudo seguir la estela de los rivales por la UEFA, pero el regusto que quedó fue más que positivo.

El sustituto del burgalés en el banquillo fue Marcelino García Toral, que llegaba desde el Recreativo tras conseguir la mejor clasificación histórica del club de Huelva (8º clasificado) en la Primera División. Llegó Marcelino y con él llegó el súmmum. Labrada con esfuerzo durante toda la temporada, el Racing consiguió la clasificación a Europa por primera vez en sus, por aquel entonces, 95 años de historia. Volvió a colocar el nombre de Santander en el mapa futbolístico como las modestas tribus cántabras habían hecho siglos atrás con Portus Victoriae (como se conocía a la ciudad en la época del Imperio Romano) en otras lides diferentes aunque con ciertos puntos en común: la modestia, el pelear con enemigos muy superiores en recursos, etc.

Europa fue un sueño y, desde entonces, pesadilla. Es lo que tiene acostumbrarse a lo bueno, que siempre quieres más. Pero cuando vuelves a la realidad, al que siempre ha sido tu papel, el golpe es duro de asimilar. Como en una suerte de síndrome postvacacional. Los periodos de Muñiz y Mandiá se hicieron tan largos (a pesar de que éste último apenas se sentara unos meses en el banquillo cántabro) como improductivos, y sólo la vuelta de Portugal parecía encauzar una temporada que hasta el momento tenía más oscuros que claros. Más espejismos. Tan sólo la fulgurante aparición de Sergio Canales y el hecho de repetir semifinales de Copa (ayudados por lo favorable de muchas eliminatorias) pareció animar al entorno racinguista que veía como encuentro tras encuentro la posibilidad del descenso se tornaba más real. Se consiguió la salvación en un choque final sin emoción frente al Sporting y esta temporada comenzó como había terminado la anterior. Con un mar de dudas y un entrenador cuestionado.

La llegada del hasta entonces desconocido Ashan Alí Syed (Míster Alí para los amigos) ha reactivado a una parroquia que perdía la ilusión por segundos. A pesar de no poder cerrar la vuelta del añorado Zigic y de contar solamente con el refuerzo invernal de un Dos Santos en cuarentena hasta que vuelva a demostrar que es algo más que una joven promesa, la faena de haber asumido las cuantiosas deudas del club ha hecho que la confianza en él sea, por el momento total. Esto se ha visto refrendado por la decisión (aunque parece más una resolución de Pernía y sus secuaces que del empresario indio) de hacerse cargo el finiquito de Portugal.

Ahora, al contrario de lo sucedido hace tres años y medio, es Marcelino el que sustituye al burgalés. La papeleta es completamente diferente a la que se encontró en su primera etapa en El Sardinero. Con más de media temporada por el camino, el Racing se encuentra un punto por encima del descenso (aunque también a un punto de la 12º posición) y suma las peores cifras goleadores de la categoría con apenas 17 tantos, menos de uno por partido. El objetivo, como no podía ser de otra forma, es el de no pasar apuros de aquí a finales de mayo. De cumplirse esta circunstancia, el mes de junio, como el propio entrenador astur ha proclamado, puede ser ilusionante. Con capacidad de decisión sobre la confección de la plantilla y unos recursos económicos por encima de los habituales, la cosa cambia mucho.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche