Análisis e historias del fútbol internacional contadas por los mejores especialistas.

El Levante, un milagro del trabajo

La suerte es un elemento indispensable en el fútbol, aunque esta suele ser cruelmente esquiva con algunos equipos. En este club de desafortunados podemos encontrar al Atlético de Madrid, quien lo ha adoptado como identidad, o los más discretos Espanyol y Levante. En el caso granota, la mala suerte sólo se ha manifestado en desgracias deportivas -afortunadamente- con los errores arbitrales flagrantes como el principal lastre en sus últimas apariciones en Primera División.

Si el Real Madrid hace una lista con los errores de los árbitros que le han perjudicado, nosotros podemos hacer una enciclopedia”, bromeaba Xisco Muñoz, jugador del Levante, cuando el cuadro granota peor lo estaba pasando en la Liga BBVA. Castigado por el colectivo arbitral, con el presupuesto más bajo de toda la competición y sufriendo una mala racha de resultados, el pesimismo comenzó a cundir en la afición levantinista. Sin embargo, hay un hombre que nunca perdió la fe en el Levante: Luis García Plaza.

Tendremos que aferrarnos a nuestro trabajo. Somos un equipo que estará entre los últimos clasificados y tenemos que saber vivir en esa situación. Será una agonía pero al final lo conseguiremos“, explicó el técnico del Levante tras sufrir una nueva derrota contra el Sevilla hace dos semanas. Los granotas tocaba fondo y era el colista de la categoría. Dos semanas después el paisaje es mucho más optimista. Luis García Plaza ha conseguido inyectar confianza a su equipo y ha sumado dos triunfos consecutivos en duelos clave.

La victoria contra el Getafe y, especialmente, la lograda este fin de semana contra el Villarreal -en una lección táctica del banquillo granota- permiten al Levante volver a creer que la salvación es posible. El equipo ha abandonado el farolillo rojo y se ha situado a un punto de la zona de salvación, sumando el triunfo número cincuenta en la historia del Levante en Primera División. Este es el Levante que queremos ser”, presumió orgulloso Luis García tras hacer pleno de puntos en las dos últimas jornadas.

Ese Levante al que se refiere Luis García es un equipo con una fuerte línea defensiva, bandas profundas -salvo en El Madrigal- y resolutivo en el área rival. Sergio Ballesteros y Nano se han convertido en la pareja de centrales titular gracias a su buen trabajo en la zaga escoltados en la banda izquierda por Juanfran, quien se pelea por el puesto titular con Asier del Horno. En el doble pivote se han convertido en clave Xavi Torres y Sergio, éste anotando goles decisivos, aunque el peligro en ataque es monopolio de las bandas. Juanlu, Xisco Nadal y, más recientemente, Valdo son quienes generan peligro desde fuera.

A este nómina de trabajadores en la cal habrá que sumar el descaro de Wellington y la velocidad de Jefferson Montero, ambos llegados en el mercado de invierno. Y como colofón encontramos al hombre sobre cuyas espaldas reposa la mayor parte de la responsabilidad de la permanencia. Felipe Caicedo es el hombre gol de este Levante y está cumpliendo con nota su misión. Gracias a todo ello, los granotas están dispuestos a superar la agonía para lograr la salvación. En este cuento la Cenicienta no encontrará un príncipe que la rescate, si no que tendrá que trabajar duro para triunfar. Aunque, por si acaso, Luis García ya ha comprado unos zapatos de cristal. O, en su defecto, los ha pedido cedidos.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Comentarios (3)

Comentarios

Miquel | 07.02.2011 a las 15:42
1

Luis García Plaza es el mayor activo deportivo que tiene el Levante, que sobrevive de retales desde hace algunas temporadas tras la desastrosa gestión de Villarroel.
Lee muy bien las necesidades de los partidos y tiene una gran capacidad para llevar psicológicamente un grupo de jugadores de este tipo.

Fui el primero que se alegró por la victoria del Levante en el Madrigal, pero ché, la hubiera cambiado por un triunfo en la Romareda.

La salvación es posible. Y ya no sólo por el buen fútbol que ha llegado a hacer el Levante, sino por la fe que tienen los jugadores en la doctrina del entrenador.

Saludos

Gontxo | 07.02.2011 a las 19:19
2

Me alegro muchisimo por Ballesteros. Sigue teniendo nivel para 1ª.

a mi me gusta el Levante, tiene mucho veterano y dos torres arriba como Stuani y Jorda. No sé si se salvará, pero desde luego va a dar guerra.

3

[...] Ir al artículo original Leave a Reply [...]

Deja un comentario

Un desarrollo de Pedro Puig