Histórico
18 febrero 2011Ariel Judas

Las diez promesas del Sudamericano Sub 20 (I)

Terminó esta semana el Sudamericano Sub-20. En un torneo que ha sido bastante equilibrado, y en el que ningún equipo terminó invicto, Brasil se coronó campeón y Uruguay se ‘coló’ en la segunda plaza que selló el pasaporte de abos a los Juegos Olímpicos de 2012, además de haber conseguido la clasificación para el Mundial de este año. Varios son los jugadores que, a mi entender, han destacado en este torneo. Más allá del lógico resplandor que emana de la figura de Neymar -filias y fobias de lado, proyecto de crack global, independientemente de su caracter- hay otros nombres propios que merecen ser destacados. He elegido una decena. No en forma de ranking. Ni de peor a mejor. Solo una lista de nombres de futbolistas que, por uno u otro motivo, me causaron una buena impresión. Estos son mis diez picks del Sudamericano Sub-20.

Alexander Callens: La selección de Perú ha protagonizado una de las mayores decepciones del torneo. Mucho se esperaba del equipo local -que jamás había clasificado a un Mundial Sub-20- y fue realmente poco lo que entregó sobre el terreno de juego. Dentro de la medianía por la que transitó el equipo entrenado por Gustavo Ferrín cabe destacar a Alexander Callens, defensa central del Sport Boys, que está a punto de cumplir un año como jugador de la primera división de su país. Tiene tan solo 18 años, es veloz, tiempista, de buena salida con el balón, comprobado dominio del juego aéreo y sentido del peso de la camiseta que viste. Teniendo en cuenta el buen trabajo de scouting que desde hace varios años realizan en Perú equipos de Alemania y Holanda no sería extraño que Callens debutara en el fútbol europeo en las ligas de esos países.

Esteban Andrada: Dentro de la aburrida propuesta de la Argentina entrenada por Walter Perazzo, el arquero de Lanús ha tenido en los partidos jugados hasta ahora en el Sudamericano Sub-20 un participación destacada, siempre marcada por la seguridad y la sobriedad. No dudaría en calificarlo como uno de los tres mejores futbolistas de esta decepcionante Albiceleste. Buena estatura (1,93 m.), con probada potencia en sus brazos, óptima visión de juego, capacidad de mando, mente fría. Su aparición en este certamen es una excelente noticia, teniendo en cuenta el déficit que el equipo nacional de su país ha tenido en la última década a nivel absoluto.

Alejandro Chumacero: Debutó a los 16 años en la primera división de Bolivia marcando un gol. Parece un jugador diseñado para destacar desde la entrega y el sacrificio, aunque con una cuota de gol nada despreciable. Es jovencísimo aún, pero ya es el dueño de la mitad del campo en The Strongest, uno de los equipos más importantes de su país. Tiene el look, el ritmo de juego, las formas y el caracter de los jugadores que brillaron en su posición a finales de los setenta o inicio de los ochenta. En Sudamérica rápidamente lo definiríamos como un “8″; para Europa es un interior derecho, o un carrilero por ese lateral. Se me hace muy fácil imaginarlo relativamente pronto en ligas como la argentina o la uruguaya, jugando en equipos como Boca o Peñarol, por ejemplo, como primera escala en un hipotético trayecto hacia el fútbol de Europa.

Edwin Cardona: Un nuevo representante de la moderna estirpe de enganches o volantes de creación nacidos en Colombia. Tiene cosas que recuerdan a James Rodríguez, es dueño de otros detalles que lo acercan más a Gio Moreno. En cualquier caso, destaca su toque sensible de la pelota (es capaz de colocarla donde quiere, con la velocidad e intensidad a la que se le ocurra). Regate, pausa, capacidad de engaño. Todo eso lo cumple sobradamente. También me gusta su capacidad para soportar el juego violento del rival; siempre consigue sacar ventaja en ese tipo de situaciones. Tiene solo 18 años, y cuenta con bastante experiencia en el primer equipo del Atlético Nacional de Medellín, en la liga de su país. A este paso, no tardará demasiado en emigrar. ¿Se cumplirá en su caso esa especie de ley no escrita que indica que jugadores de sus características pasan por algún equipo argentino antes de ser tenidos en cuenta por algún club al otro lado del Atlántico?

Diego Polenta: En lunfardo -el argot que se habla en el Río de La Plata- su apellido es sinónimo de fortaleza. Su estampa hace pensar más en un All Black que en un futbolista profesional. Pero, más allá de casualidades y de subjetividades estéticas, Polenta ha demostrado ser un zaguero excepcional. No por nada, cuando tenía 16 años, se convirtió en el futbolista uruguayo más joven en ser traspasado a Europa, luego de que Danubio los transfiriera al Genoa. Por personalidad y por despliegue, impone. Parece bastante claro que este defensa está encaminado a ser uno de los grandes nombres de la Celeste en el futuro. Algunos lo señalan como un heredero de Obdulio Varela, y seguramente a esta altura de su carrera afirmar tal extremo sea aventurarse demasiado. Pero es uno de esos jugadores que podrían -con el correr del tiempo- alcanzar una dimensión muy relevante en la selección de su país. Es veloz y eficaz. No arruga nunca. Por si fuera poco, el gol no se le resiste. Un defensa completísimo.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche