Histórico
20 enero 2011Jose David López

Copa Asia: Final Stages

Más goles que calidad global, una sola sorpresa mayúscula y la consagración de varias potencias destacadas con anterioridad, son los primeros apuntes de la Copa Asia 2011. Goles, porque lo abultado de varios resultados contra India, Kuwait o Arabia Saudí (la gran decepción del torneo). Sorpresa, por la aparición en las rondas eliminatorias de un grupo menor e imprevisible como Jordania. Pero, sobre todo beatificación, porque así puede catalogarse a la tranquilidad con la que Japón, Australia y Corea del Sur, también de Uzbekistán a pesar de no haber estado de inicio en las quinielas, se han instalado en la siguiente fase.

Equipo Revelación: Jordania

Logró entrar en la fase final de esta Copa Asia de manera agónica, superando en el último tramo de liguilla clasificatoria a Tailandia y Singapur. Ya en Qatar 2011, su objetivo era pelear por resultados que ayudaran a progresar pero ni mucho menos entraba en sus planes poder acceder a la siguiente ronda, entre otras cosas porque es consciente de que su mejor aval es únicamente el poder defensivo. Sólo ha recibido dos goles hasta ahora y uno de ellos en el descuento, algo que ha tenido premio, pues en un campeonato con tantos problemas de creatividad, impedir construcción al rival está premiado. Su seleccionador es el qatarí Adnan Hamad, recién llegado tras fracasar con su país en su camino a Sudáfrica 2010, que ha logrado sacar rendimiento a un bloque absolutamente desconocido para el público general.

Ha sido capaz de empatar contra Japón 1-1, al que mantuvo a raya y rompió planteamiento, venció y eliminó a Arabia Saudí sabiendo aprovechar las contras y, finalmente, fue capaz de levantar el partido determinante contra Siria tras ir en desventaja en el marcador. Probablemente su cruce contra Uzbekistán es el límite para esta efusiva aventura pero ya ha demostrado que la equidad en el fútbol asiático va en aumento y quien no siga un ritmo progresivo, quedará acomplejado ante grupos unidos como el jordano.

El ‘tapado’: Uzbekistán

Los más avispados, habían escuchado ya pequeñas maravillas del héroe local, Server Djeparov, campeón coreano con el FC Seúl y Mejor Jugador de Asia en 2008. También era habitual conocer, en cierta manera, las andanzas del millonario Bunyodkor, un nuevo rico que aún busca reinar en el continente con sus talones. Sin embargo, estos dos apuntes del fútbol uzbeco eran nulos como para situar a su selección entre las mejores de la Copa Asia y ahora, una vez terminada la primera fase, sus siete puntos, invencibilidad y rasgos pro-europeos, la colocan como la atracción inesperada del torneo.

Más allá de la capacidad desequilibrante del citado Djeparov, con dos goles claves, han destacado el potente Odil Ahmedov, (llegador en el Pakhtakor y central en la selección debido a las bajas defensivas), así como el delantero, móvil y potente, Alexander Geynrikh. Poder físico como bloque, rasgos europeos debido a su pasado soviético y un estilo mucho más contundente, que le aleja de la estirpe asiática.

Otros apuntes de la primera fase

Japón arrancaba la fase final de la Copa Asia como candidato número uno y aunque recibió un revés empatando ante Jordania en su debut, su crecimiento ha sido evidente, ganando sus dos siguientes partidos y mostrando una actitud mucho más ofensiva. Zaccheroni quierer mejorar el aspecto defensivo de una selección que ha perdido a sus dos últimos centrales de categoría Nakazawa y Tanaka, para suplirlos por dos jóvenes como Yoshida y Konno. En ataque, Kawaga no encuentra su rol y está siendo escorado a banda izquierda. Honda está un pasito atrás respecto al Mundial y sólo en el último choque hemos visto golear al que debe ser su hombre de área, Okazaki. El mejor hasta ahora, Endo.

Corea del Sur sí cumple el prototipo de capacidad de asociación, ritmo regular de juego y jugadores desequilibrantes. Park Ji-Sung es el más capacitado para romper defensas rivales y normalmente el más atrevido, aunque la aparición del joven Ja-Cheol, con cuatro goles y mucha llegada al área, ha propiciado un empujón más a sus aspiraciones. Australia sigue siendo más físico y potencia que el resto, con un estilo más directo, también más occidentalizado pero con menor creatividad y más previsible. Nadie hasta ahora ha sido el líder pero está en todas las quinielas de una Copa Asia que arranca este viernes sus cuartos de final.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche