Histórico
5 enero 2011Francisco Ortí

Acampada en San Mamés

Durante los últimos años en los aledaños de San Mamés han brotado tiendas de campaña e improvisados refugios con motivo de grandes fenómenos de masas. Los conciertos de Bruce Springsteen, Rolling Stones o AC/DC desataron pasiones entre los bilbaínos, que acamparon alrededor del estadio para ver de cerca a sus ídolos. Una de estas escenas se ha repetido durante la noche del pasado lunes.

En la tarde del 3 de enero comenzó el goteo de seguidores del Athletic de Bilbao que se ordenaban en las largas colas frente a las taquillas de San Mamés para conseguir una entrada. Abrigados por sus tiendas de campaña o entretenidos con timbas de poker al aire libre, los aficionados sobrevivieron al sueño durante toda la noche, a la espera de que el martes se iniciara la venta de las 1158 entradas -el lunes solo se vendía a socios barria (los del nuevo campo)- que todavía no tenían dueño.

Esta vez el desencadenante de esta acampada en San Mamés no ha sido ninguna megaestrella del panorama musical, sino un partido de fútbol. O más concretamente un equipo de fútbol y la oportunidad de vencerle. Se trata del Barcelona, el equipo más en forma del universo balompédico, que visitará el próximo miércoles para enfrentarse al Athletic de Bilbao en los octavos de final de la Copa del Rey.

El 0-0 del partido de ida disputado en el Camp Nou ha desatado la euforia en la afición del Athletic. El fervor por una entrada no está motivada por la oportunidad de ver en directo al Barcelona, si no por la expectativa de destronarle. El Athletic de Bilbao tiene un brillante curriculum en la Copa del Rey y esa magia copera incrementa las esperanzas de doblegar al todopoderoso Barcelona.

Precisamente esas largas colas que se han formado en las taquillas de San Mamés, que se traducirán en un lleno hasta la bandera, serán el gran aliado del Athletic de Bilbao para destronar al Barcelona. Espero que el duende de San Mamés con lluvia nos eche una mano“, deseó Joaquín Caparrós. Javi Martínez, por su parte, adelantó que en La Catedral se va a construir una emboscada para derrotar a los azulgrana. Tanto es así que hasta Josep Guardiola ha comenzado a aceptar la posible derrota.

Si el Athletic de Bilbao logra o no su objetivo de vencer al Barcelona todavía es una incógnita, pero lo que sí es seguro es que los discípulos de Joaquín Caparrós. Al menos se lo deben a los 1158 aficionados que han logrado su entrada tras mucha horas de espera, pero, sobre todo, a quienes su acampada no les ha servido para poder tener una localidad en San Mamés a partir de las 22.00 horas de este miércoles.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche