Histórico
4 diciembre 2010Ariel Judas

‘Super Sunday’ en América Latina

Mañana será un domingo especial. Como pocas veces antes, en un solo día siete de las ligas más significativas de Iberoamérica quedarán definidas, o prácticamente listas para ser sentenciadas. Si todo marcha como de manera más a menos normal, cerraremos este fin de semana con media docena de nuevos campeones, ya sea de torneos cortos o largos. Lo que me hace pensar en la prisa de la CONMEBOL con respecto al sorteo de la Copa Libertadores del próximo año… si hubieran esperado solo un par de semanas, qué diferente y cuánto más entendible hubiera resultado esa ceremonia… En fin. No es hora de volver a hacerse mala sangre. Y sí es momento casi obligado de especular, seguir de cerca y emocionarse con el desenlace simultáneo de tantos campeonatos. Tenemos un Super Sunday a este lado del Atlántico. Alegría.

En el extremo norte del continente, Monterrey y Santos Laguna definirán el Torneo Apertura de México. El partido del Tecnológico reunirá a dos de las delanteras más poderosas del continente. Tras dejar en el camino a Pumas y América en las semifinales, el choque final entre Rayados y Guerreros no ha defraudado. El jueves por la noche Santos Laguna se impuso por 3-2 en el encuentro de ida, uno de los mejores de toda la temporada en el balompié azteca. Dos equipos netamente ofensivos -en la mejor tradición de la máxima categoría mexicana-, entrenados por dos de los mejores profesionales del país: en el Monterrey, Víctor Manuel Vucetich (que ha ganado todas las finales que ha disputado como técnico) y Rubén Omar Romano (que nunca ha ganado un título desde el banquillo) en el cuadro de la Comarca. Hablamos de dos ataques excitantes, de lo mejor que tiene Latinoamérica, con nombres propios. En el local, el chileno Humberto Suazo y el ecuatoriano Walter Ayoví. En el conjunto visitante, la dupla de delanteros más explosiva del momento, formada por el colombiano Carlos Darwin Quintero y el ecuatoriano Cristian Benítez (máximo artillero del Apertura, con 14 tantos).

Ya en Sudamérica, el Real Esppor (un equipo de reciente creación) tiene la oportunidad histórica de ganar el Torneo Apertura de Venezuela, cuando mañana visite al Deportivo Táchira en el estadio Pueblo Nuevo de la ciudad de San Cristóbal. Con solo dos encuentros para la finalización del certamen, el choque entre el Carrusel Aurinegro y el Conjunto Merengue podría definir el título: el Táchira llega a este encuentro en la segunda posición -con 32 puntos-, a solo una unidad del Esppor. El equipo que mañana será local -entrenado por el colombiano Jorge Luis Pinto- es uno de los equipos más exitosos del fútbol venezolano en las últimas décadas, tras haber ganado seis títulos anuales y haber conseguido la clasificación a la Copa Libertadores en 16 oportunidades en los últimos 30 años.  El Real Esppor -el equipo revelación de la temporada en Venezuela- es una especie de marca blanca del Caracas, uno de los grandes de la liga. No solo cuenta con varios ex jugadores de los Rojos del Ávila, sino que ha contratado al técnico Noel Sanvicente, uno de los más exitosos del país, gestor de los últimos títulos del club capitalino. El jugador más destacado del Esppor es el extremo Ángel Chourio, seguido de cerca por algunos equipos españoles de primera y segunda división.

Uno de los grandes partidos del domingo es el que jugarán en la Casa Blanca los equipos de Liga de Quito y Emelec, en el primer duelo de la serie final por el título de campeón de la Serie A de Ecuador. El Emelec -entrenado por Jorge Sampaoli- fue el ganador de la Primera Etapa. El conjunto Bombillo cuenta con un plantel muy equilibrado, en el que destaca la delantera formada por Jaime Ayoví y Santiago Biglieri. Liga de Quito -el equipo de Edgardo Bauza- se adjudicó la pasada semana la Segunda Etapa, horas antes de jugar la semifinal de la Copa Sudamericana. Emelec sumó a lo largo de la temporada más puntos que LDUQ, por ello tiene el derecho de definir el título en el George Capwell de Guayaquil. El ganador de la serie final clasificará a la Copa Libertadores 2011 como “Ecuador 1”, y disputará el Grupo 8, junto a Peñarol (URU), “Argentina 4” (que, a día de hoy, sería Vélez), y el vencedor de un emparejamiento previo entre “Argentina 5” y “Ecuador 3”. Precisamente, el cupo de “Ecuador 3” comienza a definirse esta tarde, con un partido doble entre Deportivo Quito y Barcelona.

En Paraguay, Libertad y Cerro Porteño llegan a la última jornada del Torneo Clausura con opciones de quedarse con el título de campeón. Gumarelos y la Mitad Más Uno llegan a la última jornada de la temporada en la primera división guaraní como líder y segundo clasificado, con 46 y 45 puntos, respectivamente. El Libertad, un equipo entrenado por el uruguayo Gregorio Pérez, derrotó el pasado domingo al Sol de América por 3-0 (con dos goles de Jorge González y uno de Pablo Velázquez), será campeón del Clausura si consigue derrotar mañana al 3 de Febrero (un equipo que ocupa la antepenúltima posición), independientemente de lo que haga el Cerro Porteño. El Ciclón del Barrio Obrero -el equipo del técnico argentino Javier Torrente- se impuso hace una semana al Guaraní (campeón del Apertura) por 1-2, con goles de Luis Cardozo y Pablo Zeballos. Las opciones de título de los Azulgranas pasan por conseguir una victoria en el partido de mañana ante Sport Colombia (ubicado en la mitad de la tabla de posiciones) y por esperar un tropiezo del Libertad. El ganador del Torneo Clausura clasificará de manera directa a la Copa Libertadores del año próximo como “Paraguay 2” en el Grupo 7, donde deberá medirse ante el ganador del Torneo Apertura de Argentina (“Argentina 2”), el subcampeón del Brasileirâo (“Brasil 4”), y el ganador de un emparejamiento previo entre el tercer clasificado del Brasileirâo (“Brasil 5”) y “Colombia 3”.

El domingo es sinónimo de definición también en Uruguay, donde el Defensor Sporting está a una victoria del Torneo Apertura. El equipo Violeta, tras perder por 1-2 en su partido del pasado fin de semana ante Nacional, vuelve a tener un match-point en la última jornada de la temporada uruguaya. Si el equipo de Pablo Repetto (en el que destacan el arquero Martín Silva, el volante Diego De Souza, y el delantero Rodrigo Mora, objetivo de más de un club español) consigue una victoria mañana en su visita al Tacuarembó será el campeón del Torneo Apertura, independientemente de lo que hagan Nacional, Bella Vista, Peñarol y El Tanque Sisley, cuatro equipos que esperan un tropiezo del líder para poder celebrar mañana.

En Chile, Universidad Católica está a un paso de ganar el Campeonato Nacional. Mañana se completa la jornada 34, la última de un certamen que quedó servido en bandeja para el equipo Cruzado, que el pasado fin de semana se impuso por 2-3 al Cobreloa, y consiguió sacar una ventaja de 3 puntos sobre el Colo Colo, que cayó de manera inesperada frente al O’Higgins, por 2-1. La Católica, el equipo de Juan Antonio Pizzi, recibe mañana en San Carlos de Apoquindo al Everton, un equipo que se jugará sus últimas opciones de mantener la categoría. Con un empate, independientemente de lo que ocurra con el Colo Colo, la Universidad Católica será campeón, un logro que no consigue desde el Clausura 2005 (en el formato de torneos largos, el equipo no obtiene un título desde 1987). La gran figura del equipo es el enganche Milovan Mirosevic, máximo anotador del certamen, con 19 goles hasta el momento. El Colo Colo -que recibirá en el Monumental a Universidad de Concepción- está obligado a ganar su compromiso de mañana y a aguardar que la Universidad Católica tropiece frente al Everton. Hace apenas unas horas el técnico Diego Cagna dejó fuera del equipo al volante y capitán Arturo Sanhueza. En Chile se da casi por seguro que si el equipo Cacique no gana el título de liga (algo que parecía tener asegurado hace apenas unas semanas) Cagna dejará de ser el entrenador. El ganador del Campeonato Nacional clasificará a la Copa Libertadores del año próximo como “Chile 1”, que disputará el Grupo 4 con el Caracas (VEN), “Argentina 3” (que a día de hoy es Godoy Cruz) y el vencedor del emparejamiento previo entre “Bolivia 3” y “Chile 3”.

Mañana también se define el Brasileirâo, la liga más importante de Sudamérica. Tras 37 partidos disputados, tres equipos llegan con posibilidades de ganar el campeonato: Fluminense, Corinthians y Cruzeiro. Con los resultados del pasado fin de semana, Fluminense suma 68 puntos, Corinthians 67 y Cruzeiro 66. Fluminense derrotó por 1-2 al Palmeiras; Corinthians se impuso por 2-0 al Vasco da Gama; y el Cruzeiro ganó por 1-2 al Flamengo. La ventaja -obviamente- la tiene el Flu, que con una victoria por la mínima jugando en casa frente al Guaraní será el nuevo campeón, sin preocuparse por los resultados que consigan sus competidores. El Corinthians visitará mañana al descendido Goiás, y el Cruzeiro será local ante el Palmeiras.

Además, otros dos partidos destacan en la jornada de mañana:

- Grêmio (60 puntos) y Botafogo (59) se miden en Porto Alegre en la disputa por la última plaza que otorga el Brasileirâo para la Copa Libertadores (a expensas de lo que ocurra con el Goiás en la final de la Copa Sudamericana).

- Vitória y Atlético Goianiense (ambos con 41 puntos) juegan por la permanencia, luego de que Guaraní (37), Goiás (32) y Grêmio Prudente (28) descendieran días atrás.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche