Histórico
3 diciembre 2010El Enganche

Jóvenes Promesas: Sidney Sam

La percepción del fútbol en Alemania está cambiando. Nadie lo duda, todos lo asumen y lo disfrutan. Desde que Joachim Low se hizo cargo de la Selección absoluta y, ante todo (como el mismo Low ha reconocido) desde el partido que enfrentó a la Mannschaft con España en las semifinales del pasado Mundial de Sudáfrica, el prototipo de jugador alemán ha dado un giro de 180 grados. Los niños ya no sueñan con ser ese jugador de físico contundente, el de pelo rubio y ojos claros, el que arrolla a los rivales gracias a su físico. Ahora los chavales quieren parecerse a Özil o a Marko Marin.

Ahora quieren ser ese futbolista menudo que maravilla con su técnica y que se deshace de sus adversarios como si de conos de entrenamiento se tratarán. Sólo necesitamos echar un vistazo a la clasificación actual de la Bundesliga para dar validez a esa sentencia: el primer clasificado, el Borussia Dortmund, tiene como bandera (nacional) de su proyecto a Gotze y Großkreutz. El segundo en la tabla, el Maguncia, están Schurrle y Holtby. Y en el último equipo situado en el “podium”, el Leverkusen, está Sidney Sam.

Sam, nacido en Kiel, cerca de la Península de Jutlandia y del Mar Báltico, es un jugador de ascendencia nigeriana, un “mestizo” más para la inmejorable colección que posee Alemania en la actualidad. Comenzó su carrera futbolística en equipos menores de su ciudad de nacimiento hasta que, en el año 2004, en edad juvenil, el Hamburgo (situado aproximadamente a 90 kilómetros de Kiel) se prendó de su estilo de juego y lo incorporó de inmediato a su prolífico centro de formación. Allí pasó dos temporadas hasta que se incorporó definitivamente al filial del club hanseático, el Hamburgo II, con el que disputó 47 partidos anotando 8 goles hasta el invierno de 2007, cuando debutó con el primer equipo en un encuentro ante el Stuttgart sustituyendo a David Jarolim. A pesar de disputar su primer partido oficial son el conjunto, en el arranque de la temporada 2008-2009 fue cedido al histórico Kaiserslautern, por aquel entonces en la 2.Bundesliga.

En Renania, conscientes de que tenían una joya entre manos desde el primer momento en el que el de Kiel vistió esa mítica camiseta, decidieron prolongar su cesión una temporada más. Las aspiraciones del Kaiserstautern eran máximas y con Sidney Sam el asalto definitivo a la Bundesliga parecía más sencillo. Y así fue: junto a Erik Jendrisek (ahora en el Schalke 04) formó una de las parejas más decisivas de la categoría y la temporada finalizó con su equipo en la primera posición de la tabla y el ascenso bajo el brazo. Sam asistía y el eslovaco definía. Una y otra vez. Pero, tras dar carpetazo a la temporada, apareció el Bayer Leverkusen que, ante la incomprensible pasividad del Hamburgo, se hizo con sus servicios firmándolo por cinco temporadas.

Y llegó la campaña 2010-11, la que, por el momento, se ha convertido en la de su definitiva eclosión. Tirado en la banda del BayArena se ha ha ganado a pulso ser una de las revelaciones de la actual Bundesliga y poco deberá esperar para vestir por primera vez la camiseta de la Selección (ya ha sido internacional en categoría sub-19, sub-20 y sub-21). Pero, curiosamente, el destino le tenía guardado un regalo más: el 8 del recién cerrado noviembre el equipo donde despuntó, el Kaiserslautern, viajaba hasta Leverkusen para el partido correspondiente a la decimoprimera jornada de la Bundesliga. El choque comenzó con desventaja para los de Heynckes, peró apareció Sam: primero con el gol del empate en el minuto 38 y, finalmente, ya con el 2-1 a favor de los suyos, con uno de los tantos más espectaculares de la temporada, un gol que ha sido comparado con el que Zidane, de nuevo curiosamente, le endosó al Leverkusen en la final de la Champions League.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche