Histórico
25 noviembre 2010Francisco Ortí

Pudishev, fútbol tras los cincuenta

La psicología acota entre los 40 y los 50 años la llamada crisis de la mediana edad en la que el hombre se cuestiona a sí mismo y su modo de afrontar la transición del final de la etapa de juventud a la entrada a la vejez. Según algunos estudios académicos, las personas que experimentan tal crisis presentan tendencias como la búsqueda de un sueño indefinido, el remordimiento por metas no alcanzadas, o el deseo de recuperar la sensación de juventud.

Para paliar los efectos de la crisis, algunos hombres se refugian en el alcohol o en compras rejuvenecedoras como coches deportivos, motos, ropa juvenil o tatuajes. El bielorruso Yuri Pudishev no ha necesitado esconderse detrás de ninguna de estas terapias vigorizantes para superar la crisis de la mediana edad. Él ha descubierto su propio remedio gracias a un balón de fútbol. Concretamente, sobre un terreno de juego. Y es que este bielorruso ha vuelto al fútbol en activo a los 56 años.

Yuri Pudishev fue un futbolista de notable éxito en la década de los ochenta. En 1982 formó parte de la plantilla del Dynamo de Minsk que se proclamó campeona de la Unión Soviética, y también militó durante algunos años en un club de la capital rusa, el Dynamo de Moscú. También posee un extenso currículum en los banquillos como segundo entrenador o asistente. Aunque la fama le ha alcanzado a los 56 años, cuando se convirtió en el jugador más veterano que jamás ha disputado un partido en Bielorrusia.

El pasado domingo 24 de octubre, el Dynamo Brest visitaba al BATE Borisov, líder de la liga bielorrusa. Los locales pronto lograron adelantarse y subir un firme 2-0 al marcador. El técnico de los visitantes, Yuri Puntus buscó en el banquillo un revulsivo y decidió recurrir a su asistente. Aunque su intención no era pedirle consejo, si no hacerle saltar al terreno de juego para que intentara maquillar el marcador. Pudishev aceptó el reto y vestido de corto rememoró sus tiempos de futbolista profesional.

La sorprendente sustitución no tuvo efecto en el marcador. El 2-0 fue el resultado final, pero el rendimiento de Pudishev convenció a la Federación de Fútbol de Bielorrusia, que le entregó el premio de mejor jugador del partido. Tras el encuentro, Puntus defendió su decisión y negó que la osadía de hacer jugar a su ayudante fuese “una payasada”.  De hecho, no era la primera vez que Pudishev descolgaba las botas. Dos años antes, este asistente con tendencia a extralimitarse ya disputó un encuentro de la copa bielorrusa.

Según se extrae de las declaraciones de Puntus en las que apunta que “sería feliz si alguien ayuda a Pudishev a ingresar al libro Guinness” el objetivo del asistente es convertirse en el futbolista con más edad en jugar un partido profesional, aunque todavía está lejos de lograrlo. El récord actualmente lo ostenta el mexicano Salvador Reyes, quien disputó unos minutos del Chivas-Pumas a los 71 años. Así que, Pudishev tendrá que esperar, como mínimo, quince años más para batir el récord. Claro, que para entonces ya habrá superado la crisis de los cincuenta…

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche