Histórico
9 noviembre 2010Francisco Ortí

Hulk, un superhéroe de músculo y hueso

La crisis económica mundial ha afectado a todas las áreas imaginables. No sólo los empleados corrientes hacen cuentan para no les sobre demasiado mes al final del sueldo, otros gremios más independientes –por llamarlo de alguna manera- también se han visto perjudicados por la recesión. Me refiero los superhéroes de cómic. Spiderman no puede permitirse rasgar un traje en cada episodio. Superman se cambia en casa para no olvidarse más ropa en las cabinas de teléfono de Metropolis. El más damnificado de todos es Batman, a quien la falta de dinero le ha apartado del negocio. Las deudas le impiden maquillar su ausencia de poderes con inventos multimillonarios.

Por supuesto, Hulk no es una excepción. El incontenible problema de ira que padece le obliga a comprar ropa  nueva cada vez que pierde los nervios y se convierte en un gigante verde hipermusculado. No es un vicio barato, precisamente. Tanto es así, que ya puede costearlo únicamente con lo que quiera que hiciera pagar ganar dinero hasta ahora y se ha visto obligado a pluriemplearse. Recientemente se le ha podido observar desplegando su potencia física sobre los terrenos de juego, convertido en jugador de fútbol, en las filas del Oporto portugués.

Tras el sobrenombre artístico de Hulk no se oculta el científico Bruce Banner -como se piensa a nivel internacional- si no Givanildo Vieira de Sousa, delantero de origen brasileño y apenas 23 años de edad, y su poderío sobre los campos de fútbol está casi a la altura al que desplega en las páginas de los cómics. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana dio una exhibición en el clásico de Portugal. Hulk se bastó para destrozar al Benfica y liderar una goleada histórica (5-0) que tardará en olvidarse. El delantero brasileño firmó dos goles y regaló otro, para prolongar el excelente estado de forma con el que ha arrancado la temporada.

Hulk acapara elogios, portadas y premios. Ha ganado los premios a mejor jugador de septiembre y octubre en la Liga Sagres y suena con fuerza para las próximas convocatorias de la selección de Brasil, después de debutar con la Canarinha durante la época de Dunga como seleccionador. Es el hombre del momento en Brasil y Portugal. Vive un presente dorado y un futuro prometedor, aunque no olvida su humilde pasado, en el que se trabajó cada avance en su carrera. A los 16 años viajó de Brasil hasta Portugal para probar en varios equipos, pero fue rechazado por gordito. Triste por la negativa se marchó a buscar mejor suerte en Japón, y allí fue donde desarrolló los superpoderes que ahora le sitúan en la órbita de los grandes de Europa.

En las filas del Kawasaki Frontale, Consadole Sapporo y, sobre todo, en el Tokyo Verdy, creció como un goleador sin piedad que destrozaba las defensas rivales gracias a una potencia animal y un disparo demoledor. En la capital japonesa le encontró el equipo de ojeadores del Oporto, y Pinto da Costa, que no malgasta ni un euro, pagó 5,5 millones de euros por el 50% de la ficha del jugador. En Portugal esta operación fue recibida con sorna. Nadie entendía como el Oporto fichaba un delantero de la liga japonesa y que ya había rechazado por varios clubes portguesas. Hulk no tardó en convertir esas risas en elogios.

Con Lisandro como máxima estrella, Hulk tardó en ganarse un sitio en el once, pero Ferreira apreció el potencial que tendría una delantera formada por el argentino y el brasileño, y decidió variar el esquema para jugar con dos y hasta tres puntas. A estas alturas de campeonato, Hulk ha firmado 13 goles en 20 partidos, y ha dejado jugadas para el recuerdo, emulando a su ídolo Ronaldo y mostrando siempre la fortaleza física que le convierte en un ariete arrollador.

En el verano del 2009 el traspaso de Lisandro al Lyon le convirtió en la principal estrella del Oporto, aunque brilló menos de lo esperado. Problemas extradeportivos le mantuvieron alejados de los terrenos de juego durante demasiado tiempo y los Dragones lo pagaron caro. Sin embargo, esta temporada Hulk no conoce límites. El delantero brasileño aplasta a sus rivales jornada tras jornada y sus números asustan. Ha marcado 10 goles en nueve partidos disputados en liga, y otros cinco en sus cuatro apariciones en Europa League. En la que presumiblemente sea su última temporada en Do Dragao, Hulk ha explotado definitivamente y todos se pelean por él. Por cierto, se comenta que Hulk no es el único superhéroe pluriempleado. A Lobezno se le ha visto presentando galas en Estados Unidos…

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche