Histórico
16 noviembre 2010Francisco Ortí

El UNO a UNO de Portugal-España

España ya dio buena cuenta de Portugal en el pasado Mundial de Sudáfrica 2010, pero el conjunto luso al que se enfrenten el próximo miércoles será muy diferente. Paulo Bento recoge el testigo de Queiroz y ha dado aires renovados a la Selecçao. Españoles y portugueses se enfrentarán este miércoles en Lisboa como medida promocional de la Candidatura Ibérica, pero también será la vendetta de los octavos de final. Los analizamos UNO a UNO del Portugal-España, según El Enganche.

Eduardo-Casillas: Agilidad y reflejos son las características que unen a los porteros titulares de Portugal y España bajo los palos. La gran diferencia entre ambos son las habilidades más allá de la portería. Mientras que Eduardo posee un currículum corto pese a sus 28 años y apenas ha vivido alegrías con la Selecçao, Casillas, con solo un año más, está acostumbrado a levantar títulos tanto con el Real Madrid como con la Roja. Es el capitán de la selección campeona del mundo y eso basta para describir a uno de los mejores porteros del mundo tanto bajo palos como en influencia sobre el terreno de juego.

Joao Pereira-Sergio Ramos: Tanto Sergio Ramos como Joao Pereira son dos laterales de marcada vocación ofensiva. Ambos generan peligro cuando se incorporan en ataque, mientras que sufren atrás. El defensa español ha aprendido a controlar su ansiedad con el paso de los años y el peso de los errores, para convertirse en un lateral fiable en ambas áreas. Pereira, por su parte, vive sus primeros días como jugador internacional. Gracias a Paulo Bento ha debutado con Portugal y peleará con Bosingwa por ser el titular de la Selecçao. Ambos tienen un punto más en común. Los dos están en la agenda del Milan.

Pepe-Piqué: El cara a cara de los centrales de Portugal y España es también un doble duelo Real Madrid-Barcelona. En primer lugar tenemos el enfrentamiento de Pepe y Piqué, el lado más joven de la zaga. Ambos abanderan una nueva generación de centrales con buen gusto cuando tienen el balón en los pies, especialmente en el caso del español, quien posee una calidad que envidiaría más de un extremo. Mientras que Piqué destaca por su habilidad para salir con el balón jugado desde atrás, Pepe es más poderoso y contundente al corte. En este duelo se invierten los papeles tradicionales. El Jogo Bonito español, contra la Furia de sangre brasileña.

Carvalho-Puyol: El doble duelo Real Madrid-Barcelona en la zaga lo completan Carvalho y Puyol. Los dos representan la experiencia en la línea defensiva. Curtidos en la batalla y de laga trayectoria en el fútbol de primer nivel, tanto Carvalho como Puyol apuran sus últimos partidos con sus respectivas selecciones. Los dos se caracterizan por ser centrales contundentes y expeditivos, con poderío en el juego aereo y que tienen facilidad para encontrar el marco rival en las acciones a balón parado. Tanto uno como otro han dado buena muestra de ello en los últimos meses.

Miguel Veloso-Capdevila: El puesto de lateral izquierdo es uno de los que más expectación ha levantado la selección portuguesa recientemente. Sin embargo, el culpable de ello no estará frente a España. Fabio Coentrao se perderá el choque ibérico, y es una incógnita quien cubrirá su puesto, aunque muchas quinielas apuntan a que Miguel Veloso se reconvertirá en lateral izquierdo como medida de urgencia. No es su posición natural, así que se espera que sufre frente a la habilidad española. En el flanco español ese puesto está monopolizado durante años por un incombustible Joan Capdevila. El defensa del Villarreal rinde siempre con la Roja y no desentona en un conjunto repleto de jugones. Sube cuando debe y es un peligro en las acciones a balón parado.

Moutinho-Busquets: Por un lado la promesa olvidada que regresa al primer plano. Por otro, el desconocido que se convirtió en campeón. Moutinho y Busquets han seguido caminos cruzados para convertirse en titulares de su selección. El portugués era una estrella en ciernes que Paulo Bento ha rescatado para su nuevo proyecto. Busquets, por su parte, saltó casi directamente de Tercera División a convertirse en campeón del mundo. Su comportamiento sobre el terreno de juego también les separa. Moutinho recorre kilómetros, se asocia con sus compañeros y busca llegar al área rival. Busquets realiza el trabajo sucio. Recupera, barre el centro del campo y le entrega el balón a los jugones para que empiece el ataque.

Martins-Xabi Alonso: Dos talentos naturales que viven en una baldosa. La magia de ambos reside en su cerebro y no en sus pulmones. En el fútbol actual donde se corre antes de pensar, Xabi Alonso y Martins representan la excepción. El portugués aparece es certero en el último pase, el español es capaz de poner el balón allá donde desee desde allá donde esté. Su pierna derecha no conoce límites y reparte el juego con pausa y precisión. A su amplio abanico de pases, Xabi Alonso añade un potentísimo disparo de media distancia que le permite sumar un buen número de goles a lo largo de la temporada.

Raúl Meireles-Xavi: Raúl Meireles es un llegador de raza. Rápido, institivo y de buen disparo, el portugués representa uno de los mayores peligros de la selección de Portugal. Xavi es más sútil, más paciente. El centrocampista del Barcelona es uno de los principales candidatos a levantar el Balón de Oro este año y da motivos para serlo cada vez que salta al rectángulo de juego. Mientras que Meireles busca el camino más corto, Xavi traza paredes con sus compañeros, inventa pases imposibles, y cuando nadie le espera está en el interior del área para culminar una jugada hilvanada al primer toque. Meireles es bueno, Xavi, un crack.

Nani-Iniesta: Los dos viven arrancan el encuentro pegados a la cal, pero mientras Nani lo utiliza como guía para su fútbol, para Iniesta es sólo un punto de partida. El portugués es un extremo al uso. Veloz, de regate fácil y aficionado a golpear desde fuera del área. Es la explosividad en estado puro. Iniesta, por su parte, es comedido, pero brillante. Posee una calidad técnica exquisita. Aparece entre líneas, aparece por la banda, y siempre con acierto. Ha sido un jugador clave para los éxitos de la Selección española en los últimos años y el autor de goles inolvidables para la Roja. Su tanto en la final del Mundial contra Holanda es imborrable en la historia del fútbol español.

Cristiano Ronaldo-Villa: Sólo un pensamiento ocupa sus mentes: el gol. Lo único que preocupa a Cristiano Ronaldo y David Villa es la portería rival. Ambos son capaces de abstraerse respecto a lo que ocurre en el partido y centrarse en una batalla personal contra el portero enemigo. El gol les une. Sus caminos hacia él les separan. Cristiano Ronaldo es potente, rápido y desequilibrante. Lucha por su cuenta. Villa es pequeño, pícaro y vive en el área. Mientras el portugués prefiere apoyarse en su calidad para fabricarse sus ocasiones, Villa confia en sus compañeros, con los que combina para que nazca una oportunidad de gol. Son dos modos de entender un mismo fin. Son dos de los mejores edel mundo.

Hugo Almeida-Fernando Torres: Ambos son el nueve de sus selecciones y también el foco de las críticas. Hugo Almeida es un delantero poderoso y limitado de recursos, que se mueve mejor de espaldas al marco rival que de cara a puerta. Los lusos le utilizan más como apoyo para su segunda línea que como finalizador de las jugadas. Fernando Torres, en cambio, es mucho más completo, pero está perseguido por su mala actuación en el Mundial. Poco a poco está recuperando un estado de forma óptimo que le vuelva a convertir en uno de los delanteros más letales del continente. Su cambio de ritmo es eléctrico, pero necesita estar al 100% para brillar. Pronto lo estará.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche