Histórico
21 noviembre 2010Ariel Judas

El fútbol mexicano y su “Fiesta Grande”

Ocho equipos han comenzado a disputar la Liguilla Final que coronará al ganador del Torneo Apertura de México, una de las ligas más importantes del continente americano. Tras la disputa de las diecisiete jornadas de temporada regular, llega el momento de la criba de los play-offs, que no siempre hacen justicia con el trabajo de los entrenadores y con la calidad de los planteles. Por el Grupo 1, Monterrey y Santos Laguna. En representación del Grupo 2, América y San Luis. Y desde el Grupo 3, Cruz Azul y Jaguares de Chiapas. A este sexteto se han unido el Pachuca y Pumas, como wild cards o comodines.

El pasado miércoles, el Cruz Azul se impuso por 1-2 a Pumas, en el clásico del Distrito Federal que dio inicio a la disputa de los cuartos de final. La Máquina Cementera, entrenada por Enrique Meza, ha sido el mejor en la temporada regular. No solo porque es el conjunto que mayor cantidad de puntos ha conseguido, sino porque -además- fue el que más goles ha marcado (con un total de 33 tantos). El cuadro de La Noria cuenta con la que probablemente sea la mejor delantera de América del Norte en la actualidad, integrada por Christian Giménez, Emanuel Villa y Javier Orozco. Pasando las cosas en limpio, el extranjero de mejor rendimiento en el fútbol mexicano en la última década (junto con Antonio Naelson Sinha), más un delantero que ha probado ser letal en la liga azteca (algunas sus cifras son de miedo), más el Chuletita -el jugador que parece destinado a ser la próxima gran exportación goleadora del balompié tricolor, tras los pasos de Javier Hernández-. La solidez del Cruz Azul está presente en cada una de sus líneas, donde resaltan el portero José de Jesús Corona (uno de los mejores de la primera división de México), y el aplomo en la mitad del terreno de juego del capitán Gerardo Torrado.

Más de una maldición persigue al equipo capitalino en su lucha por el título. La primera de ella es la que parece pesar sobre los líderes de la clasificación general, que en pocas ocasiones terminan con el campeonato bajo el brazo. En particular, a la Máquina no le ha ido nada bien en ese rubro. Pero lo que más tiene que doler en el núcleo del plantel es el mote de subcampeonísimo que sus máximos rivales le han colgado de un tiempo a esta parte.

Tras la salida del equipo de Ricardo Ferretti -contratado como nuevo entrenador de Tigres-, a los acostumbrados a sufrir Pumas les ha costado bastante entrar a la Liguilla, y todo parece indicar que poco podrán hacer para superar al rival más complicado que podía tocarles en suerte. Pese a todo, el trabajo del entrenador Guillermo Vázquez es para destacar. Pese a la salida de dos piezas claves como Pablo  Barrera y Efraín Juárez el equipo ha conseguido mantenerse entre los más competitivos de la liga. El equipo universitario cuenta con varios jugadores con mucho oficio, y probada calidad en el campeonato mexicano, como el portero Sergio Bernal, los internacionales paraguayos Darío Verón y Dante López, un interesantísimo lateral como Jehu Chiapas, los veteranos Leandro Augusto y Francisco Palencia, y el enganche argentino Martín Bravo.

El de los Rayados es otro de los planteles candidatos al título de manera clara. El jueves, sin poder usar su once ideal debido a las convocatorias de las selecciones que aprovecharon la jornada FIFA intersemanal, el conjunto entrenado por Víctor Manuel Vucetich sacó un empate 1-1 en su visita al Pachuca. El Monterrey también tiene una de esas delanteras que provocan envidia en cualquier punto del continente. Pocos equipos pueden jactarse de contar con jugadores como Humberto Suazo (me sigue resultando inexplicable que ningún equipo europeo haya hecho una apuesta en serio por él) y Walter Ayoví. De acuerdo con lo visto en los últimos meses, la definición de la serie en el Tecnológico -que se jugará el domingo- debería resultar favorable para el local, aunque con el Pachuca nunca se sabe. Los Tuzos tienen un gran grupo de jugadores, como Darío Cvitanich, Damián Manso, Paul Aguilar, Édgar Benítez, Braulio Luna, José Francisco Torres y Herculez Gomez. Pero las cosas no han funcionado en el 2010. Gran responsabilidad para el técnico Pablo Marini, quien no solo será juzgado por lo que su plantel pueda generar en la definición del Apertura, sino por lo que el Pachuca consiga hacer en el próximo Mundial de Clubes.

Otra de las series que se definirá esta tarde es el enfrentamiento entre el América y el San Luis. Con una gran actuación de su arquero Guillermo Ochoa, las Águilas mantuvieron a cero su portería y rescataron un empate en su visita a los Gladiadores del pasado miércoles. El partido del Azteca estará bajo la lupa del mundillo futbolístico mexicano. No solo porque del América se espera mucho más que lo que hasta ahora ha exhibido. Tampoco porque han sido más relevantes las promesas de su entrenador que lo que sus futbolistas han dejado sobre el terreno de juego. Sino también por la relación de consanguinidad que existe entre ambos equipos. San Luis, América y Necaxa -en contra de las disposiciones de la FIFA al respecto- son propiedad de Televisa, la mayor productora de contenido mediático en idioma español del planeta. La joya de la corona del pool mediático es el equipo de Coapa. ¿Dejará la televisora que casi controla a voluntad el fútbol mexicano que su mascarón de proa en el departamento deportivo se quede en el camino por una de sus marcas blancas? Desde la lógica empresarial, parece imposible. Pero el fútbol poco sabe de esos asuntos. ¿O no? En cualquier caso, el San Luis tiene algunos argumentos interesantes como para frustrar los planes de su hermano mayor, como es el atacante peruano Wilmer Aguirre, que -cuando quiere- puede ser un fuera de serie.

El vencedor de la serie entre el América y el San Luis deberá jugar en semifinales frente al ganador del choque entre el Santos Laguna y Jaguares de Chiapas. A la sombra de la convocatoria de las selecciones, el conjunto cervecero no pudo pasar del empate en su visita a los de la Selva. En principio, el conjunto entrenado por Rubén Omar Romano parte como favorito para definir a su favor la eliminatoria en el Nuevo Estadio Corona. El fútbol mexicano, más apegado a los planteos ofensivos que a los defensivos, vuelve a presentar en el Santos Laguna otro ataque de excepción, en el que hay que resaltar el trabajo de Cristian Benítez (el máximo goleador del certamen de momento), quien juega en compañía de Daniel Ludueña y Carlos Darwin Quintero. Con un presupuesto menor, con una base de aficionados más modesta, en un mercado más difícil para el fútbol de primera división, los Jaguares también presentan dos delanteros muy explosivos, como el brasileño Danilinho y el colombiano Jackson Martínez. Con estabilidad, un leve incremento de presupuesto y un par de transferencias, el cuadro chiapaneco podría dar mucho que hablar en la próxima temporada.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche