Histórico
29 noviembre 2010El Enganche

El clásico de El Enganche

Faltan 24 horas para que el denominado partido del año (creo que jamás existieron tantos argumentos para merecer dicha etiqueta) arranque en el Camp Nou. La redacción de El Enganche lleva una semana de meditación y ahora, cada uno de nosotros expone sus opiniones sobre el Barcelona-Real Madrid de este lunes. Analizamos el favoritismo, la importancia de la localía, los jugadores estrella y, desde luego, el pronóstico. Así vemos desde El Enganche el clásico.

José David López: Viendo el fútbol mundial en la actualidad, estoy seguro que ningún partido tiene tanto glamour dentro y fueras del césped como esta edición del clásico. Los mejores jugadores y dos estilos diferentes aunque, hasta ahora, rentables por resultados e impresiones. Creo que un factor determinante, más que otras veces, será el empuje del Camp Nou porque esta vez existen motivos serios para que el Barcelona quiera derrotar a su rival. Están por detrás en la clasificación y, además, los dirige un enemigo público número uno en la Ciudad condal (Mourinho). Doy por sentado que el portugués será más contemporizador y que buscará contras porque tiene las armas ideales para explotar este estilo pero, desde luego, este año si veo un Madrid crecido y confiado en tener posibilidades reales, algo que había desaparecido en los últimos tiempos. Como hay que mojarse, creo que la estrella del partido será alguien que desequilibre por técnica (Iniesta u Ozil) y que quien marque la diferencia entre ellos, será clave para la victoria de su equipo. De lo contrario, me quedo con un 1-1 final.

Guillermo Uzquiano: Este Barça-Madrid agota los alicientes. Pocas veces un partido había despertado tal expectación en la jornada 13. Ambos llegan además en su mejor momento, siendo posiblemente los equipos más en forma del mundo. Con estilos muy distintos pero igualmente válidos. El factor campo y su mayor compenetración quizás otorgue un ligero favoritismo a los azulgrana pero el efecto anímico que insufla Mourinho puede igualar las fuerzas. Mi pronóstico es 1-1.

Sergio González: Temporada tras temporada nos venden la moto de que el Barcelona-Real Madrid (o viceversa) es el partido del siglo, la semana previa se hace interminable y el amarillismo se hace cada vez más latente. Pero parece que en esta ocasión va en serio. Con un Chelsea que camina con paso inseguro, con un Inter de Milán lleno de dudas desde la llegada de Rafa Benítez y con un Bayern de Münich duramente criticado (por citar algunos ejemplos), parece claro que, en estos momentos, Barça y Madrid son los equipos más en forma del continente. Reparto de derechos catódicos aparte, no hay ningún conjunto capaz de hacer sombra a los dos colosos de nuestro país y, precisamente por eso, los enfrentamientos directos se presumen definitivos para el devenir de la campaña. Hacer pronósticos en partidos de tal magnitud es harto complicado: ¿Messi o Cristiano Ronaldo? ¿Villa o Higuaín? ¿Iniesta u Özil? ¿Xavi o Xabi Alonso? ¿Guardiola o Mourinho? Demasiados factores enfrentados como para sacar algo en claro y, como no soy capaz de decidirme por uno u otro, creo que un empate con goles es algo factible: 2-2.

Martin Nuñez: Odio. O como mínimo, rencor, desagrado y desprecio. Para mi el partido del lunes representa todo lo que no me gusta del fútbol actual. Prepotencia (mas por parte de los medios afines que de los propios equipos), uso indiscriminado del dinero (y si, el Barça incluido, que con lo que costaron Ibrahimovich o chigrinski un equipo medio alto podría fichar una década), abuso de poder (léase nuevos contratos televisivos). Hoy se enfrentan dos megapotencias que aspiran a perpetuarse en la cima, mientras el resto de los conjuntos de la liga aguardan a sus pies para devorar las migajas. Supongo que  lo normal debería ser vivirlo con expectación. Por mi parte soy incapaz, de hecho casi deseo que sea un partido aburrido y decepcionante, es lo que se merecen quienes aplauden el que el resto del fútbol español se haya convertido en un desierto. En cuanto al pronóstico…pues me decanto por lo más fácil, victoria del Barcelona, ¿3-1?

Francisco Ortí: Por mucho de que todos los años me vendan que el Barcelona-Real Madrid es el partido del siglo y luego me decepcione, siempre acabo creyéndomelo una y otra vez. Este año vuelvo a estar convencido de que estamos ante un partidazo, y presiento que volveré a llevarme un chasco. Barcelona y Real Madrid son, hoy por hoy, los dos mejores equipos del planeta y cuentan también con los mejores jugadores del mismo. El partido supone un examen a la hegemonía instaurada durante los últimos años por los azulgrana y precisamente esa trascendencia provoca que se prime más el no perder que el ganar. Especialmente si sobre el escenario tenemos a José Mourinho, cuyos antecedentes en el Camp Nou rubrican esta teoría. Espero equivocarme, pero presiento que el Clásico importará las sensaciones que dejaron los Barça-Chelsea o Barça-Inter con el portugués en el banquillo. Mi pronóstico, un frustrante 0-0.

José Mendoza: Este Barcelona-Real Madrid tiene todos los ingredientes para honrar sus mejores precedentes. Parece un tópico, pero no por ellos deja de ser menos cierto: quien imponga su ritmo y su estilo se llevará la victoria. El Barcelona querrá imponer su juego pausado y tiene prohibido perder la posesión en zonas de peligro. Mientras, el Real Madrid, que salvo sorpresa cederá la iniciativa, está obligado a morder en campo propio y no dejarse llevar, sino proponer un ritmo alto.  Cualquier genialidad de cualquiera de los genios que pisarán el Camp Nou esta noche puede decidir y cambiar el rumbo de un partido, pero el que cuide mejor estos detalles y lleve el partido a su terreno se acabará llevando la victoria. Creo que será el Barça el que dominará. Pronostico un 3-2 a favor del equipo de casa.

Pablo Aro Geraldes: Así como el Boca-Independiente del Apertura 1996 quedará en la historia porque el Rojo de Menotti superó al Boca de Bilardo, este Barcelona-Real Madrid, más que ningún otro, está marcado por el antagonismo entre Guardiola y Mourinho. Una dualidad que va más allá de las personalidades de cada uno y encuentra en sus visiones futbolísticas paralelos con los técnicos que hicieron de Argentina bicampeón mundial. Y en España, como aquí, los pronósticos son para los meteorólogos; en todo caso expreso un deseo desde mi manera de querer el fútbol: que el Barça le propine al Madrid otra paliza inolvidable.

Ariel Judas: No creo para nada eso de que la liga española sea un exponente del “modelo escocés”. Este Barcelona y este Real Madrid son dos equipos de excepción. Trasladados en bloque y en simultáneo a cualquier campeonato top de Europa serían tan determinantes y excluyentes con respecto a sus competidores como lo son actualmente en España. Pero dejando este tema de lado, el clásico entre “culés” y “merengues” es en mi opinión el mejor de Europa. Tenía esta sensación antes de vivir en España, y la confirmé tras pasar una buena cantidad de años allí. Dentro del panorama continental no hay dos equipos que hoy signifiquen tanto -y de manera tan diferente, tal vez- dentro de un mismo campeonato. Guardiola y Mourinho son factores determinantes de esta situación. El talento que se calza los botines cada partido también. Desde hace tiempo preveo un empate en el partido de esta noche, no sé por qué. Un 2-2 final es mi apuesta.

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche