Histórico
28 noviembre 2010Francisco Ortí

El Barcelona-Real Madrid hace 50 años

Compartiendo frontera con la Estació de Sants, el Parc de L´Espanya Industrial es un oasis de tranquilidad que escapa de los incesantes traqueteos producidos por los trenes que visitan Barcelona. El parque es un remanso de paz que sólo se agita cada tarde cuando llega la hora de salida de los colegios y los niños pueblan el césped armados con un balón y las mochilas suficientes para construir una portería sin travesaño. Mañana y tarde son muy diferentes en el Parc. Sólo tienen un punto en común: Don Rafael.Don Rafael pasa tanto tiempo en el Parc que prácticamente se ha convertido en parte de él. Todos los mañana ocupa su banco, despliega su periódico, enciendo su radio y no se mueve en todo el día. Algunos apuestan que pasa también las noches allí sentado. Otros, en cambio, juran que una vez le vieron levantarse para marcharse a casa. Lo único seguro es que a Don Rafael le encanta estar allí, sobre todo cuando llega la hora de que los niños inventen un Mundial diario.

Esta semana, el tema favorito entre los niños es el de toda España: el Barcelona-Real Madrid. El Clásico también es el protagonista de los partidos del Parc. “Yo me pido Cristiano Ronaldo”, grita un niño. “Pues yo soy Messi”, se apresura a decir otro. Los metafóricos disfraces de estos pequeños futbolistas provocaron que la imaginación de Don Rafael le transportara cincuenta años atrás, cuando era él quien quería imitar a un jugador u otro, aunque él siempre elegía a los del Barcelona. “Aquellos sí que eran buenos jugadores y no los de ahora -recuerda Don Rafael- Eso era fútbol del bueno”.

Don Rafael siempre había sido un forofo del fútbol y seguidor del Barcelona. Cuando era niño acudía todos los domingos a sentarse junto a la radio para sintonizar Radio Nacional de España y que la voz de Matías Prats le narrara los partidos de su Barça. No se perdía ni un partido, sobre todo cuando jugaban contra el Real Madrid. “A mis 62 años todavía puedo decir sin fallo la alineación del día que eliminamos al Real Madrid de la Copa de Europa. Ramallets, Olivella, Garay, Gracia, Verges, Segarra, Kubala, Evaristo, Kocsis, Luisito Suárez, Villaverde”, presume.

“Kubala era buenísimo, pero a mí el que me gustaba era Luisito. ¡Qué bueno era Luisito! Es mismo año se llevó el Balón de Oro y luego nos los quitó el Inter. Dicen que Xavi se parece a él. Yo no me atrevería a decir tanto”, explica Don Rafael. Los Clásicos de 1960 tuvieron un sabor especial para los azulgrana. El Real Madrid era el caudillo de España y Europa, conquistando hasta cinco Copas de Europa consecutivas, pero en 1960 el Barcelona logró apearles de la competición con una eliminatoria a doble partido, y alcanzó su primera final de la Copa de Europa que perdió contra el Benfica.

En aquella época –al igual que en la actualidad- Real Madrid y Barcelona dominaban el escenario futbolístico en España. La década de los sesenta fue en la que los dos clubes se convirtieron en verdaderos gigantes, alejándose del resto de competidores nacionales. Los azulgrana contaban con un equipo sensacional, pero vivía sometido por el poderío blanco. Y es que los de Bernabéu eran intocables y cosechaban títulos al por mayor, mientras que los culés se tuvieron que conformar con dos Copas.

Hace cincuenta años las cosas no estaban tan igualadas como ahora –relata Don Rafael- El Barcelona tenía un gran equipo, pero lo del Real Madrid era de otra galaxia. Tenían a Gento, a Puskas, y a Di Stéfano. ¡Qué pena que se nos escapara! Es el mejor jugador que he visto en mi vida. Quien diga que Pelé o Maradona fueron los mejores es que nunca vieron jugar a Di Stéfano. Y te lo digo yo que soy del Barcelona de corazón”.

En cuanto a los escenarios de los duelos, eran los mismos que los de ahora. El Barcelona acababa de estrenar el Camp Nou en 1957. “El Camp de Les Corts se había quedado pequeño de tanta gente que quería ver a Kubala jugar. Ya nos había pasado antes cuando nos cambiamos de estadio por la expectación que levantaba Samitier. Ahora ya no hay esos problemas“, explica. El Real Madrid, por su parte, ya jugaba en el Santiago Bernabéu desde 1947 y en los sesenta era uno de los estadios más modernos del mundo después de varias remodelaciones.

El próximo lunes 29 de noviembre el Barcelona y el Real Madrid volverán a enfrentarse en otro Clásico. El Camp Nou será el escenario y se disputará bajo la atenta mirada de miles de cámaras, aunque para Don Rafael el escenario será el de siempre, el del Parc de L’ Espanya Industrial y no lo verá por la tele, si no que lo escuchará por su inseparable radio: “Lamentablemente ya no tenemos a Matías Prats entre nosotros, pero prefiero seguirlo como antes con la radio. Así es mi Clásico y siempre lo será, aunque pasen cincuenta años más“.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche