Histórico
8 noviembre 2010Francisco Ortí

Cinco apuntes del Real Madrid-Atlético

El gafe del Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu continúa con vida. Y lo peor para los rojiblancos es que son ellos mismos quienes lo mantienen con vida. En el derbi de este domingo (2-0) el Real Madrid no necesitó recurrir a su artillería pesada para sentenciar por la vía rápida. En 20 minutos el encuentro estaba resuelto y el Atlético de Madrid se condenó a protagonizar una batalla lunática en la que era imposible creer.  Repasamos los cinco nombres clave en la nueva victoria del Real Madrid en el derbi de la capital.

Ricardo Carvalho: Nacido Amarante, al norte de Portugal, Ricardo Carvalho se ha acostumbrado a vivir entre la niebla y esa es su principal seña de identidad cuando se anima a descolgarse en zonas ofensivas. Cómo sucede con otros defensas, el portugués no se agarra a las jugadas a balón parado para arañar algún tanto, si no que sorprende emergiendo de las sombras cuando nadie le espera. Lo hizo contra Osasuna y lo repitió en el derbi, definiendo con la frialdad de un goleador. Carvalho encarriló la victoria para los blancos con su gol y volvió a ocultarse en la zaga para completar un pulcro encuentro en defensa frenando al Kun Agüero.

Özil: Si sobrevivía el estigma de que a los jugadores alemanes del cuesta adaptarse a ligas extranjeras Mesut Özil se ha encargarlo de derribarlo. El germano ha encajado a la perfección en el fútbol español y más todavía en el Santiago Bernabéu, que ha convertido en su habitat natural. Özil pierde brillo lejos de Chamartín, pero cuando pisa el Bernabéu destapa toda su magia. En el derbi volvió a enamorar a su afición con su pierna izquierda e incluso estampó su nombre en el marcador botando una falta lanzada con veneno. De esas que nacen como un centro malintencionado que si un defensa la toca es gol, y si no también.

Forlán: Que si está en baja forma, que si ha perdido la motivación, que si está pensando cambiar de aires. Un delantero tiene que escuchar muchas tonterías cuando está reñido con el gol y esa es la situación que está viviendo un candidato a Balón de Oro. Es cierto que Forlán no se encuentra al nivel del tramo final de la pasada temporada, puede que el Mundial le esté pasando factura, pero aún así es el jugador más peligroso del Atlético de Madrid. En el derbi volvió a marcharse sin marcar, pero desplegó sobre el césped todo su arsenal de disparos y esfuerzo. El palo derecho de la portería de Casillas puede dar buena cuenta de ello.

Filipe: Algo sucede con Filipe. El hombre que sobrevivió a su peroné era un lateral izquierdo alegre en ataque, generoso doblando a sus compañeros de banda, y sutil cuando visitaba el área rival. Así lo era en el Deportivo de la Coruña, y lo fue en su debut con el Atlético de Madrid ante el Zaragoza, pero a partir de ahí comenzó a perder brillo. En el derbi, el brasileño estuvo gris, anclado en posiciones defensivos y en contadas ocasiones cruzó la línea divisoria. En la banda contraria, Valera, quien también posee una clara vocación ofensiva, imitó el comportamiento de Filipe y no abandonó la cueva.

De Gea y Casillas: Alumno contra maestro. Uno elogiado por su futuro, el otro comparado con sus mejores épocas tras sus errores en San Siro. Grandes porteros ambos, pero todavía muy lejos el uno del otro. La extensa carrera de Iker Casillas le regala una tranquilidad inhumana para las grandes citas. Para él el derbi era una noche más en el Bernabéu. Para De Gea, en cambio, era uno de los partidos de la temporada y se le vio nervioso, algo muy raro en él. Del portero rojiblanco apenas hubo noticias. Casillas, en cambio, recuperó su aura celestial, para frenar las acometidas colchoneras.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche