Histórico
15 noviembre 2010Jose David López

Afellay: Un ‘comodín’ oranje para Guardiola

Hace apenas unos meses, cuando el mercado de fichajes veraniegos aún estaba abierto y pronosticaba un par de refuerzos para los dos grandes del fútbol español, el protagonista fue Mesut Ozil. La estrella alemana llegaba de un Mundial 2010 espléndido y, al finalizar contrato un año más tarde, el Werder Bremen no pudo frenar su marcha. Pero a pesar de que ahora el germano defiende a gran nivel la elástica del Real Madrid, en su día estuvo muy cerca de vestirse de culé, solamente faltó la aprobación de Pep Guardiola. El entrenador azulgrana rechazó contratar al que había sido estrella de Alemania en Sudáfrica y prefirió confiar en los jugadores de su cantera para alimentar esa medular durante la ausencia de los intocables (Xavi, Iniesta y Busquets).

Meses más tarde, cuando la temporada ya ha dejado constancia de su dureza y cuando los problemas físicos post-Mundial se han acumulado en gran parte de los que allí estuvieron, al míster azulgrana le toca recular y dar un pasito atrás en el tiempo. Ya no puede solicitar a Ozil, pero ha comprobado que sus cuentas con la cantera son positivas a la vez que arriesgadas. No por la calidad, porque desde luego que Sergi Roberto, Rochina, Nolito, Romeu o el ya elogiadísimo Thiago Alcántara, han demostrado que se puede contar con ellos y que están capacitados para asumir el reto de defender a la primera plantilla. Sin embargo, Guardiola ha asumido que erró en verano no reforzando más esa zona medular que tantas molestias físicas está sumando, con lo que su reacción ha sido sopesada, inteligentemente estudiada y finalizada ya, pues la respuesta se llama Ibrahim Afellay.

El jugador, de 24 años y origen marroquí, no conoce otro fútbol que el holandés, otros ambientes futboleros que los de Eindhoven y otro entorno que el del PSV, donde nació, creció y explotó como jugador. Afellay nació en Utrecht, ciudad futbolera pero sin la capacidad de Eindhoven, por lo que tras apuntarse como escolar al modestísimo USV Elinkwijk de si ciudad natal, fue ojeado de inmediato por las garras del gigante holandés, que se lo llevó al Phillips Stadium con apenas 10 añitos, por lo que su rol es de canterano absoluto en la entidad Boeren. Con 17, después de haber generado una gran expectación en las categorías inferiores, debutó en un partido copero y, desde entonces, poco a poco, su crecimiento en el equipo fue acorde con la actitud y cualidades que siempre atesoró. En 2005 empezó a ser determinante y tres años después fue declarado por la afición como jugador estrella y clave de la plantilla, siendo elegido Mejor Jugador y entrando como hombre comodín en la medular de la selección holandesa.

Y es que la palabra que mejor define al aún joven centrocampista es, precisamente esa, la de comodín, alternativa, complemento. Afellay no es un mediapunta, tampoco es un extremo y no puede catalogarse su papel como el de organizador. El holandés es un ‘todo-campista’. No por su recorrido físico, pero sí porque es capaz de adaptarse a cualquier posición en la medular. Es un jugador parecido a Iniesta, que juega de interior pero que por llegada, capacidad de disparar desde media distancia, desequilibrios por calidad técnica y talento puro, asume cualquier situación dentro del césped, evitando eso sí tareas destructivas porque sí puede hacer de Xavi (por momentos), del citado Iniesta o de falso extremo. También es cierto que existen varias voces que no ven con buenos ojos su llegada porque ese rol actualmente pertenece a Thiago, quizás el jugador más talentoso de cuantos canteranos llegan desde abajo y podría poner en peligro su progresión.

Y es que en el esquema de Guardiola, en ese estable 4-3-3, el míster azulgrana sabe que cuenta con un complemento más de mucha calidad, experiencia y en pleno crecimiento pues para Afellay sí es un reto mayúsculo llegar al Camp Nou. Una decisión complicada porque deja atrás todo su pasado en el club de su vida y porque, no obstante, sabe que su rol en el Barcelona va a ser, al menos de inicio, complementario a un esquema y a un estilo muy definido. Él sí tiene la misma sintonía que despliega el Barcelona desde hace años y sí se define su juego como del mismo estilo que el del que será su nuevo club en unas semanas, por lo que desde esa posición, todo parece acertado. Más aún, desde luego, entendiendo la operación como un rotundo éxito económico pues al finalizar contrato en apenas unos meses, sólo costará 3 millones de euros cuando su cotización actual rondaría los 12-15 millones de euros. Un acierto en toda regla para un ‘actor secundario’ y no para una estrella en el esquema del Barcelona.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche