Histórico
28 octubre 2010Ariel Judas

MLS: Play-offs de costa a costa

La MLS embala por estas horas la mayor parte de su estructura competitiva. Con los dos partidos jugados el pasado domingo ha terminado la temporada regular de un año de expansión para la categoría más importante de Estados Unidos y Canadá. Un campeonato que estuvo cerca de no comenzar por la amenaza de huelga de sus futbolistas. Pero que, pese a la cuota de incertidumbre que marcó a las semanas previas al inicio del certamen, cierra su primera etapa de manera positiva. A la llegada de una nueva franquicia como Philadelphia Union (que ha tenido un desempeño superior al que uno podía prever antes del inicio del certamen) la Major League Soccer ha sumado estelaridad y capacidad de generar talento propio.

El toque V.I.P. en estos meses de expansión estuvo a cargo de contrataciones de figuras de gran renombre y alto retorno comercial en el mercado norteamericano, como Nery Castillo, Thierry Henry y Rafael Márquez. En el poco tiempo que este trío lleva en la liga, el de mejor rendimiento ha sido el ex central del Barcelona. A Castillo se le nota demasiado carente de fútbol de alta competición tras su prolongado exilio ucraniano. Y a Titi las lesiones no le han permitido mantener el buen nivel con el que debutó en la Gran Manzana tras el Mundial. La llegada de estrellas provenientes del fútbol europeo -vigentes o casi extintas- sigue siendo una parte importante de la ecuación deportiva y financiera del campeonato. De hecho, los rumores sobre las contrataciones de futbolistas reconocibles funciona en modo non-stop a este lado del Atlántico.

Pero no solo de los imports pretende vivir la MLS. La selección de Estados Unidos que jugó la Copa del Mundo en Sudáfrica probó que el trabajo que la federación comenzó muchos años atrás en su academia juvenil en Bradenton ha dado excelentes resultados. Y la Major League Soccer ha decidido copiar ese sistema, que funciona con éxito desde hace años. Los dieciocho equipos que disputarán la temporada 2011 (se sumarán las franquicias de Portland Timbers y Vancouver Whitecaps) están obligados por la liga a mantener sus propias canteras -youth academies, por estos lares-, una iniciativa que está ayudando a que el campeonato sea cada vez más local, y dependa cada vez menos de los jugadores que pueda generar el circuito universitario, la única cantera con la que el fútbol de Estados Unidos contaba formalmente hasta el nacimiento de la que hoy es considerada como su primera división. Programas como el Generation Adidas y las normas que favorecen la contratación de los juveniles formados por cada una de las franquicias -conocidos como home grown players- son vitales para que un torneo que toma como modelo a la Bundesliga y que pretende ser a corto plazo el más importante de su región tenga cada vez más acento local.

Con el actual sistema de competición ocho equipos son los que disputarán los play-offs de la Major League Soccer. Por un lado están los dos mejores equipos de las Conferencias Este y Oeste, y por el otro los cuatro equipos que -exceptuando a los líderes de cada zona- han obtenido la mayor cantidad de puntos en la clasificación general.

En el Oeste, Los Angeles Galaxy y Real Salt Lake (el campeón de la temporada 2009) han terminado en el primero y segundo lugar, respectivamente. New York Red Bulls y Columbus Crew (ambos con un importante margen de puntos sobre sus perseguidores) han conseguido lo mismo en el Este. Y los cuatro comodines con acceso a los partidos de la postemporada han quedado en manos de franquicias de la Conferencia occidental, como FC Dallas, Seattle Sounders, San Jose Earthquakes y Colorado Rapids. Todos representantes del Wild West, que dejan en ridículo a conjuntos clásicos de la liga en el Este, como Chicago Fire, New England Revolution y DC United, acostumbrados a disputar los play-offs.

En este tipo de definiciones la justicia y la lógica a veces salen perdiendo. Pero si hay dos cuadros que por lo hecho hasta ahora merecen estar en la final que se jugará el 21 de Noviembre en el BMO Field de Toronto son los Galácticos de Becks y Landon Donovan, y el cada vez más europeo equipo de la bebida energizante, que cuenta como mascarones de proa a Juan Pablo Ángel, Thierry Henry y Rafa Márquez. La maquinaria que rodea a la MLS, además, ansía ver un duelo final entre las ciudades de Los Angeles y New York, dos de los mercados más potentes para el soccer en América del Norte.

El camino hacia la MLS Cup comienza este jueves, con la disputa del partido de ida en el emparejamiento entre Colorado Rapids y Columbus Crew. El sábado será el turno para el partido entre FC Dallas y Real Salt Lake, y el choque de San Jose Earthquakes ante New York Red Bulls. La serie que en principio parece más interesante en este comienzo de la fase de definición llegará el domingo, y tendrá como protagonistas a Seattle Sounders y Los Angeles Galaxy.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche